985 331 381 · 620 062 376 ···
Empresas de diseño web vs Diseñadores Freelance

Hoy tocamos uno de los debates más antiguos dentro del sector del diseño, y para el que aún a día de hoy, no hay una respuesta única.  Como diría la canción: “depende, ¿de qué depende? De según como se mire…”.

Con este artículo no queremos darte una respuesta definitiva ya que eso es imposible. Nuestro objetivo es enseñarte los pros y los contras de cada opción, para que así tomes una decisión teniendo claro lo que debes valorar.

Vamos a por ello.

¿Cómo encontrar lo que necesito?

Antes de entrar a analizar las ventajas de cada parte, nos gustaría partir de una idea. De inicio, tienes que tener claro que no hay una opción mejor que otra, sino diferentes puntos de vista que se adecuan de manera diferente a las características del proyecto o perfil de la persona contratante.

¿Cómo saber entonces qué es lo que más te conviene?

Elegir entre una agencia o un freelance solo va a depender de una cuestión: tus necesidades.

Trabajar con diseñadores web freelance puede ser una experiencia tan positiva como trabajar con una agencia. El punto de enfoque hay que ponerlo en una serie de cuestiones que planteamos a continuación:

  • Tipo de trabajo
  • Tiempos de entrega
  • Asesoramiento global
  • Presupuesto que manejas

A lo largo del artículo te vamos a detallar los aspectos fuertes y las debilidades de cada uno, para que según sea tu caso puedas decidir que te interesa más.

Ventajas de trabajar con un freelance

Una de las grandes bazas de dejar tu diseño en manos de un profesional independiente (freelance), y que todos conocemos, es su implicación. Los freelances no suelen abarcar varios proyectos a la vez, por lo que cuando se ponga con el tuyo, toda su atención y energía estarán focalizadas en él.

El contrapunto de trabajar con una agencia estaría en que, a pesar de que la implicación pueda ser máxima, tu proyecto no tiene porqué ser precisamente el más prioritario.Veamos el resto de ventajas:

1. Comunicación

Al tratar solo con una persona la comunicación te resultará más ágil.

No tendrás que esperar a que te pasen de un departamento a otro y podrás revisar o guiar el trabajo de una forma más directa.

2. Portfolio más real

El portfolio de trabajos web de un freelance suele reflejar de forma más fiel el estilo y creatividad de la persona que se va a encargar de tu proyecto. Mientras que el de una agencia no determina como trabajará la persona o equipo de personas que te sean asignados. Un freelance solo puede mostrar lo que él ha hecho. En cambio, una agencia tiene múltiples diseñadores a bordo. Algunos, incluso pueden ya no estar trabajando allí.

3. Presupuesto

Y sí, el trabajo de diseño de un freelance es más barato que con un agencia, ya que tiene que ajustar al máximo para poder competir en su sector. Pero cuidado, porque su gran ventaja es a la vez su principal debilidad.

El precio de una agencia es mayor, entre otras cosas porque una agencia nunca se va a arriesgar a estimar mal el presupuesto, se van a asegurar de que les salga rentable y puedan pagar a sus trabajadores. Pero a cambio te ofrece más recursos y garantías, con un equipo de personas trabajando para ti. En cambio, con un freelance solo dispones de la fuerza de trabajo de una persona, que suele encontrarse con problemas para abarcar todas las facetas del proyecto.

Ventajas de trabajar con agencias

El principal argumento para contratar a un freelance en vez de a un estudio de diseño web suele ser el precio. Sin embargo, no es bueno que bases tu opinión solo en este aspecto. No olvides que a veces lo barato puede salir caro, y el diseñador autónomo no puede ofrecerte las mismas garantías como decimos. Veamos los grandes beneficios de trabajar con una agencia:

1.Recursos

Una agencia tiene a todo un equipo multidisciplinar de personal creativo y técnico detrás. Cualquier petición o necesidad que tú tengas, ellos te la pueden solucionar. Pueden darte un trabajo más profesional e incluso desarrollos a medida.

Y esto implica otra gran ventaja: solo tienes que realizar una gestión.

En una agencia tienes especialistas de todos los campos. En cambio, si trabajas con freelances, tendrás que contratar a distintas personas para cada tarea. Al final te puede acabar saliendo más caro.

2. Tiempos de entrega

Uno de los aspectos fuertes a la hora de trabajar con una agencia es su rapidez. Al tener más recursos pueden gestionar todos los procesos simultáneamente, de una forma más eficiente.

Tanto en la elaboración como si hay una urgencia posterior, la velocidad te la garantiza la agencia.

3. Versatilidad

Pero si hay una ventaja que destaca a la hora de trabajar con una agencia frente a un freelance, es la versatilidad.

Crear una web no solo implica elaborar un diseño, también hay que tener en cuenta aspectos como el SEO, diseño web responsive, la arquitectura o la accesibilidad.

¿Puede un freelance conocer todo este tipo cuestiones?

Desde luego, pero no estará especializado ya que es imposible que una única persona domine a la perfección 3 ó 4 materias muy distintas. Sin embargo, en una agencia disponen de varios expertos por cada tipo de trabajo.

¿Ya se ha inclinado la balanza?

A modo de resumen, nuestro consejo sería que si solo necesitas un trabajo más puntual te pongas en contacto con un freelance. Pero si lo que necesitas es el desarrollo de tu proyecto web por completo, lo mejor es que contrates una agencia de diseño web.

¿TE GUSTA EL ARTÍCULO?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
0 Votos - Promedio: 0,00 de 5
Cargando…
Facebook 0
Google+ 0
Twitter
LinkedIn 0