985 331 381 · 620 062 376 ···
Seguridad en Internet: Principales riesgos y formas básicas

La seguridad de los equipos informáticos conectados a Internet ha cambiado por completo la forma de pensar tanto de los usuarios como de las empresas. La toma de conciencia de ambos grupos todavía no es todo lo deseable que debiera de ser mientras que sistemas operativos como Windows son un coladero continuo de nuevos fallos y problemas para mantener el anonimato de sus usuarios. A continuación, expondremos una serie de técnicas y recomendaciones básicas para los usuarios de Windows que podrán ser fácilmente aplicadas por estos.

Vamos a dividir este artículo en seis partes. En cada uno de ellos abordaremos diferentes tipos de técnicas orientadas no sólo a mejorar la seguridad física sino también a mejorar la forma de actuar del usuario que se conecta y navega por Internet haciéndola más responsable y cuidadosa.

Antes de empezar es necesario dejar de pensar y utilizar Internet y nuestro PC conectado a la red como de un pasatiempo o lugar más donde obtener recursos. Si llegar a la paranoia, no hay que subestimar la capacidad de otras personas para hacerse con ciertos datos privados y con otro tipo de información aún más sensible. Y ya que los sistemas Windows dejan bastante, mucho que desear en lo que ha seguridad informática se refiere, será mejor que no le demos el trabajo ya hecho a otros.

En la primera parte trataremos sobre como aún muchos usuarios siguen entendiendo que solo corren peligro si abren un archivo con virus. Lo cierto es que incluso navegando por Internet nos podemos encontrar con sitios que utilizando tecnología Java, Javascript, ActiveX, Cookies etc pueden utilizarla scripts para que ese ejecuten en nuestro PC con fines simplemente maliciosos o con otros objetivos, como la obtención de datos sobre los hábitos de navegación del usuario, datos personales etc. Para evitar la ejecución de código maliciosos de sitios web que contengan algunas de estas tecnologías podemos configurar nuestro navegador para evitar que ejecute estos scripts o que simplemente nos avise. Así, en uno de los mejores navegadores actuales, Mozilla Firefox, bastaría con ir a Herramientas – Opciones – Contenido y desacctivar la ejecución de estas tecnologías en aquellos sitios que dudemos de su intgridad.

Parte 2. Otro ámbito destacado a tomarse muy en serio son los mensajes de correo electrónico que nos llegan ofreciéndonos algún tipo de servicio, regalo o invitación atractiva. Normalmente o forman parte de algún tipo de ingeniería social (engaño que consiste en contar una historia al usuario para que este cumpla aquello que se le pide.) o contienen archivos adjuntos para que los ejecute el usuario, instalándose con ello algún tipo de virus o troyano. Si tenemos aprecio a nuestros archivos y los datos que contienen (entre otras cosas) deberíamos evitar abrir todos los mensajes cuyo destinatario no conozcamos o no pertenezca a una fuente fiable.

Parte 3. Las compras por Internet se han hecho tremendamente accesibles y han crecido enormemente. Paralelamente a estos aumentos en los niveles de compras han crecido preocupantemente las estafas derivadas por las compras en sitios no fiables o simplemente sitios que emulaban ser quienes en realidad no eran. Para realizar compras en Internet, deberemos entender que cualquier vendedor fiable, jamás nos pedirá datos confidenciales sin ofrecernos ninguna clase de protección como por ejemplo una conexión segura bajo el protocolo de seguridad HTTPS. Bajo una conexión con el protocolo HTTPS, el usuario que envía sus datos codificados de forma que, en teoría, sólo el receptor de la conexión podría decodificarlos puesto que sólo el conoce la clave o método que permitiría llevar a cabo la decodificación.

Parte 4. Antivirus/Firewall. Es una de las piezas fundamentales de cualquier equipo que se conecte a Internet, a otros PCs o que reciba archivos de fuentes externas sin analizar. Cualquier archivo que nos descarguemos de la web, de algún P2P, .. deberá ser analizado antes de ser abierto. Gracias a este sencillo paso, nos evitaremos ser infectados por virus o peor aún, por troyanos, programas que permiten a usuarios externos tomar control total o parcial de nuestra máquina y utilizarla para con objetivos poco recomendables. Un buen antivirus con su firewall bien configurado serán una de las piezas fundamentales. Evitaremos conceder acceso al exterior a cualquier programa que tengamos instalados que no sea realmente necesario. Para ello nuestro firewall deberá estar configurado en un nivel de seguridad por el cual nos avise cada vez que alguno de estos programas intente conectarse con el exterior.

No hay que engañarse. Cualquier archivo de cualquier tipo de extensión que no conozcamos su fuente deberá de ser analizado. No sólo los clásicos ejecutables .exe sino incluso los propios archivos de imagen. Algunos troyanos y virus pueden ser incrustados en este tipo de archivos, infectando a los equipos que los abren. Esto se puede conseguir gracias otros programas que hacen uso de la estenografía, que consiste en ocultar o incrustar en imágenes el archivo ó software malicioso.

Parte 5. Cada vez que navegamos por Internet, el navegador guardar archivos y datos temporales de la navegación que deberemos eliminar periódicamente. El navegador Firefox, posee una opción sencilla y rápida que eliminar los datos más sensibles de nuestras visitas a diferentes páginas web. (Herramientas – Limpiar información privada). Si no se borran estos archivos, estos contenidos de sitios web que ha visitado y de datos quel es ha proporcionado podrán estar accesibles a potenciales programas que rastreen y reenvien este tipo de información.

Parte. 6. La última recomendación, es una de las que considero más importantes. Atañe a nuestros archivos, sobre todo a aquellos que tras meses y años hemos guardado y clasificado en nuestro PC. Para mejorar la seguridad de nuestros datos frente a posibles fallos del sistema o contra infecciones de virus, es de gran importancia realizar particiones de nuestro disco duro. Para el sistema operativo dedicaríamos una y luego dependiendo de nuestros archivos y organización una o varias donde guardaremos nuestros datos (nunca en la misma partición donde se instale Windows). Con ello evitaremos que si nuestro Windows falla o es infectado, sólo tengamos que reinstalar (ó restaurar con Ghost o similares) el sistema operativo en sobre la propia partición del sistema.

Por último y para evitar sorpresas tremendamente desagradables, deberíamos realizar copias de seguridad periódicas de estos y guardar (al menos en los sistemas Windows), aquellos archivos que contengan información personal sensible (números de cuenta, contraseñas, pines, …) en algún tipo de fuente externa, disco duro, memoria usb, …

Estas han sido sólo, algunas de las recomendaciones más básicas sobre la seguridad a nivel de usuario. Un experto, podría rellenar hojas y hojas sobre la seguridad en Internet para “sistemas operativos” como Windows. Sin embargo, creo que estaríamos de acuerdo en afirmar que de las muchas técnicas que podemos y debemos implementar, la mas importante esta en nuestra forma de actuar, dejando de pensar que Internet es un medio inofensivo.  Anticiparse y mantener una actitud cuidadosa y responsable será probablemente la mejor medida de seguridad que podemos aplicarnos.

¿TE GUSTA EL ARTÍCULO?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
0 Votos - Promedio: 0,00 de 5
Cargando…
Facebook 0
Google+ 0
Twitter
LinkedIn 0