Cloud computing: Qué es, tipos y ventajas

Cloud computing: Qué es, tipos y ventajas

Tabla de Contenidos

Aunque no pensemos mucho en ello, constantemente estamos realizando operaciones remotas, utilizando para ello las nuevas tecnologías. Nuestros correos y nuestras cuentas bancarias y de datos, son tan sólo dos ejemplos de las muchas formas que existen de utilizar la nube. Si te has encontrado con el término cloud computing y quieres saber qué es, estás en el sitio correcto. Trataremos de explicarte de qué se trata y para qué puede servirte.

¿Qué es cloud computing y para qué sirve?

En los últimos años el concepto de «trabajo en la nube» se ha vuelto totalmente común. Ahora bien, ¿qué es la nube? Se trata de un entorno de tecnología de información (TI), en el que un ordenador externo almacena los datos que se le envían de forma remota. Para poder funcionar es imprescindible que exista una conexión a internet que una los dos extremos de la comunicación, y acceso a un servicio que nos provea este tipo de almacenamiento.

Ahora bien, ya hemos definido lo que es la nube, pero ¿qué es cloud computing? Se llama así a las acciones que podemos realizar en un ordenador externo (en la nube). Podría decirse que en la nube se ejecutan aplicaciones y que la computación en la nube es un modelo de servicios tecnológicos.

¿Quieres saber más en detalle que comprende el concepto de cloud computing? Sigue leyendo, porque en este artículo te lo vamos a explicar de una forma sencillísima.

En verdad, utilizamos a diario numerosos servicios que funcionan de esta forma, pero no solemos cuestionarlos mucho. No obstante, en un entorno laboral y empresarial conocer las diferencias entre los diversos servicios de cloud computing que existen puede sernos de gran ayuda, para organizar nuestro trabajo de forma eficiente.

La computación en la nube es un modelo de servicios tecnológicos que se ofrecen bajo demanda y permiten a los usuarios la realización de una gran variedad de acciones de forma remota. En otras palabras, consiste en la virtualización de recursos: poner a disposición de los usuarios herramientas versátiles y dinámicas para la realización de diversas tareas informáticas.

Es importante señalar que se apoya en estructuras tecnológicas dinámicas. Esto significa que las aplicaciones que el usuario ejecuta pueden actualizarse y mejorar con el tiempo sin que él tenga que descargarse nada. Porque las herramientas se utilizan de forma virtual.

Para ser más claros, podríamos intentar simplificar el concepto de la siguiente forma. Hay una computadora que tiene un programa de diseño que se ofrece bajo demanda. Un usuario accede a ese plan y se conecta desde su ordenador a ese entorno remoto. Para utilizar el programa no necesita descargárselo ni instalarse nada, porque todas las operaciones se realizan en el ordenador del proveedor del servicio. Solamente se usará la memoria RAM del usuario para almacenar datos de forma temporal, mientras esté conectado a la nube. Estos datos, como ocurre siempre con la información que gestiona la memoria RAM, se borrarán en cuanto apague el equipo.

Tipos de cloud computing

Aclarado el significado del concepto pasemos a detallar sus clasificaciones. Existen varios tipos de cloud computing, dependiendo de las prestaciones de las que disponga el usuario.

    • Nube pública.
      La nube pública es el servicio de cloud computing más utilizado, de forma privada y empresarial.El proveedor del servicio (que puede ser gratuito o de pago) ofrece sus recursos a cualquier usuario y se encarga del mantenimiento y administración de todo el sistema.
    • Nube privada.El proveedor ofrece sus recursos a usuarios que lo soliciten. Puede tratarse de un servicio que se ofrece a través de Internet o de una red privada.Como todo, se trata de un tipo de nube que ofrece ventajas y desventajas. Una de las cosas positivas es que al tener un acceso mucho más restringido, es un entorno de trabajo más seguro. Pero, dependiendo del tipo de trabajo y de la cantidad de personas que colaboren, los gastos de mantenimiento pueden ser muy altos.
    • Nube híbrida.Es un tipo de entorno híbrido, donde se combina el uso de la nube pública y la privada. Generalmente se gestionan las acciones según el grado de seguridad que necesitemos en cada caso. De esta manera se realizan en el servicio de la nube privada aquellas acciones más comprometidas e importantes para la empresa, salvaguardando su seguridad, y en el entorno público las acciones más sencillas y que no pueden comprometer la seguridad de la compañía.

Ventajas del cloud computing

Una de las principales ventajas de la computación en la nube es la posibilidad de desarrollar operaciones complejas desde cualquier dispositivo. Podemos trabajar incluso desde un ordenador sin almacenamiento interno, porque todos los programas funcionan desde el servidor. Esto nos permite tener una gran capacidad de procesamiento y almacenamiento, sin tener que preocuparnos por contar con dispositivos potentes.

Otra ventaja es el ahorro que supone en mantenimiento. Porque, sobre todo si se utiliza una nube pública, no habrá que invertir en el mantenimiento del sistema, sin por ello prescindir de las herramientas computacionales más modernas. En el caso de las empresas, el ahorro depende del tipo de servicio que se utilice y la cantidad de programas que requiere el trabajo que se desempeña.

Por último, cabe señalar que este tipo de servicios se caracteriza por ofrecernos un fácil acceso y gestión de nuestra información a bajo costo. Y, algo muy importante: con herramientas dinámicas, que mejoran con el tiempo y siempre se encuentran disponibles y actualizadas para el usuario.

Ejemplos de cloud computing

Los servicios de cloud computing, asimismo, ofrecen diferentes tipos de procesamiento, dependiendo del nivel en el que se opere. De este modo, podemos encontrar tres claros ejemplos de cloud computing.

SAAS (Software como servicio). Son aquellos servicios en la nube que dan acceso directo a cliente, pero no se les permite tener conocimiento sobre la plataforma en la que se opera dicho servicio. Un ejemplo muy común son los servicios de correo electrónico gratuito.

PAAS (Plataforma como servicio). Los servicios de cloud computing PAAS, de plataforma como servicio son aquéllos en los que el proveedor ofrece la instalación y configuración de los recursos, pero la empresa que solicita el servicio se encarga de desarrollar las aplicaciones que van a ser utilizadas y almacenadas en la nube.

IAAS (Infraestructura como servicio). En este tercer ejemplo de cloud computing tenemos un proveedor que pone la infraestructura que será utilizada por la empresa para el desarrollo de sus aplicaciones de forma virtual. La diferencia entre éste tipo y el servicio PAAS, es que en este caso el usuario tendrá el control absoluto de todos los servicios.

La desventaja de este tipo de servicio es que la empresa deberá contar con un eficiente equipo al mando del desarrollo de su tecnología, para poder aprovechar correctamente la nube. Un ejemplo de este tipo de cloud computing es Amazon Web Services.

cloud hosting tipos

Los mejores proveedores de cloud computing

Son muchas las empresas que ofrecen el servicio de cloud computing para ayudarnos a gestionar nuestras acciones. Por lo que, antes de decantarnos por uno tenemos que definir qué es lo que necesitamos y buscar al proveedor que nos lo ofrezca al mejor precio.

Google Apps. Es el servicio de cloud computing más popular. Lo ofrece Google con prestaciones gratuitas y de pago y consiste en el uso de aplicaciones como correo electrónico (Gmail), herramientas de organización (Google Calendar), entorno para trabajar con archivos de diversas extensiones (Google Drive) y otros servicios de comunicación (Google Talk).

Amazon Web Services. Un conjunto de servicios que van desde cloud hosting o almacenamiento en la nube hasta trabajos específicos con herramientas de desarrollo interno. Promete una gran capacidad de cómputo y poca latencia. Los servicios que puedes obtener son: Amazon EC (para desarrollar e implementar aplicaciones sin limitaciones), Amazon S3 (un programa de código abierto para automatizar acciones y procesos) y SimpleDB (una base de datos almacenada en un espacio eficiente), entre otros.

Azure de Microsoft. Este servicio que ofrece la compañía Microsoft comprende el uso del sistema operativo de la casa con algunas de las aplicaciones ofimáticas que lo complementan. Asimismo puedes tener acceso a alojamiento y sistema de desarrollo.

Rackspace. Aunque en sus comienzos era una empresa que ofrecía alojamiento web, ha evolucionado hasta la creación de «Mosso», un servicio de alojamiento a gran escala que nos permite alojar nuestros proyectos y escalarlo según nuestras necesidades, sin tener que migrar de servidores. Un servicio que está marcando tendencia y del que todos están hablando.

proveedores cloud

Costes de migrar a un cloud computing

Migrar a un servicio de cloud computing, como te decíamos, tiene sus ventajas, pero no podemos negar que puede ser algo costoso para la empresa. Antes de decidirnos a migrar debemos hacer un cálculo de qué inversión deberemos hacer.

En la mayoría de estos servicios se pone a tu disposición una calculadora para que añades las características de lo que necesitas y se calcula el precio de forma automática.

Pero algunas compañías no ponen sus precios a disposición del cliente. Entonces, tendrás que contactar con ellos para solicitar esa información, y poder hacer el cálculo tú mismo.

Ahora bien, la pregunta que debes hacerte es ¿cuándo? Muchas empresas invierten una buena cantidad de dinero en la gestión y el mantenimiento de software, porque su trabajo requiere el uso de una gran cantidad de programas, que debe mantener actualizados y funcionando.

Si es tu caso, piensa que contratar un servicio de cloud computing será una inversión pero te ahorrarás esos gastos de mantenimiento, sin perder la oportunidad de trabajar constantemente con las últimas versiones de los programas que necesitas.

Tener en cuenta todas estas cosas puede serte de gran ayuda para entender cuánto te costaría migrar a este entorno, para conocer por experiencia propia las ventajas del cloud computing.

Conclusión

¿Y, qué tal? En este artículo hemos intentado contarte qué es cloud computing y para qué sirve. Como verás, realizar nuestras actividades aprovechando el cloud computing es una excelente alternativa para tener a nuestra disposición los programas más adecuados para nuestra empresa y un acceso a la información constante y fluido. Evidentemente, antes de migrar es importante, teniendo en cuenta el tipo de actividad que realizamos y los programas que requiere nuestro trabajo, analizar cuáles de los proveedores de servicios cloud computing son los adecuados para nuestro emprendimiento. ¿Te animas a intentarlo.

Si te ha quedado alguna duda, déjanos un comentario y trataremos de ampliar la información.

Fuentes : ServidoresSeguros, Nebula, imelgrat.me

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *