985 331 381 · 620 062 376 ···

En el siguiente artículo vamos a analizar algunas de las diferencias más importantes entre las cámaras de película convencional o analógica y las cámaras digitales así como estas capturan las imágenes. Para empezar, las cámaras digitales en vez de película fotográfica usan un dispositivo llamado sensor de captura de imagen, normalmente un dispositivo de carga acoplada ó CCD (charge-couple device, CCD). En la superficie de cada uno de estos chips de silicio existe una rejilla que contiene centenares de miles o millones de diodos fotosensibles llamados fotositios, foto elementos, o píxeles. Cada uno de estos fotositios captura un único píxel de la futura imagen.

Una cámara digital de vídeo se caracteriza por componer una imagen basándose en los siguientes parámetros:

Exposición
Cuando se abre el obturador de una de estas cámaras, una célula es la encargada de medir la cantidad de luz que atraviesa la lente determinándose la apertura y la velocidad de obturación para obtener un exposición correcta. En el momento del disparo, cada uno de los pixeles en el sensor, registrar el brillo de la luz que recoge almacenándose una determinada carga eléctrica. Si el sensor recoge mucha luz, la carga será muy alta mientras que si la luz obtenida es baja, la carga será menor.

Tras cerrarse el obturador al terminarse la exposición, cada carga de cada uno de los pixeles del sensor es medida y convertida a un número digital. El conjunto de número digitales obtenidos formará la imagen de conjunto final ajustándose al mismo tiempo el color y el brillo.

Colores
El dispositivo CCD sólo puede capturar el brillo y no el color de cada uno de los pixeles. Sólo es posible registrar una escala de 254 tono de grises de ahí que para poder obtener el color final, se tenga que obtener por la intersección de un filtro de colores rojo, verde y azul. Por lo tanto, cada uno de los pixeles del CCD, puede registrar únicamente el brillo de luz correspondiente a su filtraje tras pasar a través de este.

Los controles
Al ser las cámaras digitales muy parecidas a las de 35 milímetros y contener un objetivo y un un diafragma, la lente en ambos casos lleva la luz de la imagen a capturar hasta la distancia de enfoque de la cámara para que esta pueda crear la imagen y almacenarla.

Gracias a una mayor o menor apertura del obturador podemos controlar la cantidad de luz que entra en la cámara. La apertura del obturador puede combinarse con diferentes velocidades de exposición controlándose con ello también el tiempo en que la luz entra a la cámara. De ahí que existan dos posibilidades a la hora de obtener una imagen, una mediante un control automático y otra mediante control manual.

Exposición automática y manual
La exposición o cantidad de luz que recibe el sensor CCD, determinará como de clara u oscura será la imagen. En el momento en que el obturador se abre, la luz (reflejada desde el objeto y enfocada por la lente) es proyectada sobre el sensor de captura de imagen dentro de la cámara. Si llega al sensor demasiada luz, se obtendría una fotografía muy clara. En el efecto contrario, con poca luz recibida por el sensor, el resultado será de una imagen oscura y con falta de detalles y nitidez.

Resumiendo, mediante la exposición automática, la cámara dispone uno o dos ajustes, el control de la apertura de diafragma y la velocidad de obturación o tiempo de apertura del diafragma.

Por otro lado, tenemos la exposición manual que nos permitirá establecer una serie de factores adicionales además de la apertura de diafragma y la velocidad de obturación. Por ejemplo la prioridad de apertura permite seleccionar la apertura diafragma (controlar la profundidad de campo). A continuación la cámara selecciona la más optima velocidad de obturador para obtener una buena exposición.  Con la prioridad de obturación se nos permite seleccionar la velocidad del obturador, controlando de esta forma el movimiento y seleccionándose la mejor apertura para la exposición.

Existe un tipo de cámaras para fotografía profesional que permiten seleccionar una determinada área de la imagen a capturar y medirla usando directamente un medidor de iluminación puntual. De esta forma, sólo la parte de la escena del centro del visor es medida para su capturar, el resto es descartado.

¿TE GUSTA EL ARTÍCULO?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
0 Votos - Promedio: 0,00 de 5
Cargando…
Facebook 0
Google+ 0
Twitter
LinkedIn 0