985 331 381 · 620 062 376 ···
Conceptos básicos de la imagen en fotografia. Parte II

Continuamos en esta segunda parte con las diferencias y principales características entre cámaras analógicas y digitales dentro de este artículo sobre fotografía profesional. En el anterior capitulo nos detuvimos a analizar algunas de las principales características que definen ambos tipos de aparatos dependiendo de cual sea su forma de operar, digital o analógicamente.

Ahora nos vamos a centrar en otras características, no menos importantes aunque si relacionadas en cómo gestionan estas la luz que llega hasta el foco. Muchas de las cámaras del mercado ofrecen únicamente exposición automática mientras que las mejores permiten el control de una gran variedad de variables.

Compensación de la exposición
Otro factor a tener en cuenta es la compensación de la exposición que permite ajustar escenas donde la exposición automática es confusa, como en la captura de imágenes procedentes de contraluces o en parajes nevados o playas. Mediante los sistemas de exposición automática, se tiende a establecer las imágenes claras como demasiado oscuras y viceversa para con las escenas muy iluminadas. Gracias a la compensación de la exposición, es posible poder aclarar u oscurecer la imagen a voluntad.

El control de la exposición
Este control se consigue pasando del modo automático establecido por defecto al modo manual el cual, como se ha dicho anteriormente, permitirá seleccionar la velocidad del obturador y apertura de diagragma. Con ellos nos aseguramos poder controlar el movimiento y la profundidad de campo de la imagen.

Velocidad del obtutrador
Con el control de la velocidad de obturación obtendremos de objetos en movimiento, imágenes nítidas o más difusas. Con una velocidad de obturación alta para objetos que se mueven rápidamente, la imagen que se obtiene resulta mucho más nítida que de forma contraria. Los trípodes facilitan el obtener imágenes más nítidas cuando la apertura del diafragma va a ser más prolongada.

Control de aperturas
Gracias al control de apertura podremos modificar la profundidad de campo, obteniendo imágenes con el fondo desenfocado o imágenes con el fondo y el primer plano enfocados. Aperturas menores proporcionan mayor profundidad mientras que aperturas mayores dejaran fuera de enfoque el fondo.

Tipos de enfoques
El concepto de profundidad de campo visto anteriormente, esta vinculado al enfoque. Cuando enfocamos con la cámara, solo podemos obtener un plano de la forma más nítida posible (plano de enfoque). Todo lo que exista por delante ó por detrás del plano de enfoque se verá cada vez menos nítido o más definidos.

“El área por delante y por detrás del plano de enfoque crítico donde las cosas aparecen aceptablemente nítidas se llama “profundidad de campo”.

Las cámaras digitales suelen presentar tres tipos de enfoque: fijo, automático, o manual.

Enfoque fijo
El enfoque fijo permite obtener objetos nítidos dentro de una distancia específica sin posibilidad alguna de modificar dicho enfoque.

Autofoco
El autofocus o enfoque automático se basa en utilizar una pequeña zona en el centro exacto de la imagen para enfocar la lente de la cámara automáticamente.

Enfoque manual
Por último, el manual nos permitirá seleccionar la parte de la escena que se presentará de forma más nítida al resto de la imagen.

Equilibrio de blanco
La luz y los colores que esta presenta bajo determinadas circunstancias puede afectar a los colores de la misma imagen a obtener. Para ello cada película fotográfica convencional posee unas características determinadas para cada tipo de iluminación particular ya sea artificial o luz convencional.

En ocasiones es necesario colocar filtros en las cámaras convencionales para ajustar los colores que se obtendrán y evitar tonalidades dominantes sobre el tipo de luz que se fotografía. En las cámaras digitales no se utilizan filtros sino un dispositivo, denominado “balance de blancos”, que permite controlar el brillo relativo de los componentes rojos, verdes y azules, asegurándose de esta forma una mayor precisión para con los colores obtenidos

Como en el caso del enfoque, la mayoría de las cámaras ajustan el “balance de blancos” mientras que otras permiten ajustes manuales o tienen predefinidos una serie de ajustes dependiendo del lugar y las condiciones meteorológicas más frecuentes.

¿TE GUSTA EL ARTÍCULO?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
0 Votos - Promedio: 0,00 de 5
Cargando…
Facebook 0
Google+ 0
Twitter
LinkedIn 0