985 331 381 · 620 062 376 ···
¿Qué es un pingback y trackback en WordPress, debo deshabilitarlos?

Pingbacks y trackbacks en la picota. Es muy probable que hayas oído hablar del tema. También es posible que te hayan comentado que no merece la pena su uso, o quizás que sí son positivos para tu web y para tu negocio. Nosotros creemos que es mejor deshabilitarlos. ¿Por qué? Lee con atención este texto y descubre los motivos por los que podrían estar perjudicando tu proyecto.

Introducción a los pingbacks y trackbacks de WordPress

Un blog tiene éxito si logra establecer conexiones potentes. Sin duda, es un factor clave. Sin embargo, en un mundo tan competido como el internet actual, llegar a destacar en este sentido a veces es casi una utopía.

Aumentar el alcance de un blog, además de la creación de contenido de calidad, requiere de otros elementos, como establecer relaciones positivas que permitan colaborar con otros blogueros, webs y socios.

Sin embargo, muchos usuarios optan por el uso de pingbacks y trackbacks que, en principio, son útiles para establecer las ya citadas conexiones entre blogs. Es decir, se utilizan para enlazar entradas de tu blog en los comentarios para redirigir a otras bitácoras aportando información y opiniones y viceversa.

La diferencia es que el pingback crea esta conexión de forma automática, mientras que el trackback requiere de empleo manual. Sea como fuere, sobre el papel, y así explicado, parece muy positivo, ¿verdad? Se amplía la información, se ofrecen datos adicionales y se crea una red ideal para que todos ganemos. Tanto tú como receptor, como el usuario que los crea. Ahora bien, ¿todo son ventajas tal y como dice la teoría? Por desgracia no. La realidad es bien distinta.

¿Qué son los trackbacks?

Veamos el trackback, qué es y cómo se implementa este elemento. Lo mejor será que pongamos un ejemplo para que quede perfectamente explicado. Supongamos que tienes un blog creado en la plataforma WordPress. Entonces, el sistema te notifica que tienes un comentario pendiente de moderación. Accedes a este elemento y observas que alguien ajeno a tu site ha escrito una dirección web que puede ir acompañada o no de algún tipo de texto, tal vez en referencia a la entrada que has publicado, quizás haciendo publicidad de su ecommerce o negocio, etc. Es decir, otra persona te está enviando un mensaje y te está diciendo algo así como: oye, lee esto y publícalo en tu blog porque te interesa. Esta acción, como es lógico, afecta directamente a tu web. En breve veremos cómo. De momento, ahí lo dejamos.

¿Qué son los pingbacks?

Mientras que los trackbacks son manuales, los pingbacks, por su parte, son automáticos. Para explicarlo, ponemos un ejemplo sencillo: supongamos que accedes a un blog que no es tuyo. Entras en uno de los contenidos y decides dejar un mensaje que incluye un enlace a tu web. El propietario de dicho blog va a recibir una notificación automática avisándole de la acción que tú has realizado. Dicha notificación automática es la que conocemos como pingback.

    Descríbenos qué necesitas y te enviaremos un presupuesto en 48 horas.

    He leído y acepto a política de privacidad

    Resumiendo, para que queda claro qué es un pingback y qué es un trackback:

    • Pingback: qué es. La notificación automática que recibes cuando alguien deja un mensaje como comentario en tu blog.
    • Trackback: qué es. El mensaje que se deja como comentario en un blog que se realiza de forma manual.

    Si trabajas la plataforma mayoritaria en la que se crean las webs hoy en día, verás que el pingback de WordPress y el trackback de WordPress son elementos que aparecen continuamente en los blogs. Sepamos más sobre el tema.

    Pros y contras de usar pingbacks y trackbacks de WordPress en tu web

    El uso de trackbacks y pingbacks en WordPress, como todo en la vida, tiene sus pros y sus contras. Por eso, antes de entrar en materia sabiendo cuáles son las ventajas y cuáles las desventajas, queremos que tengas claras ciertas recomendaciones si te estás pensando el utilizar estos recursos en tu web. Toma nota:

    • No mejoran el SEO a corto plazo, así que no pienses que es un sistema fiable 100% en poco tiempo, y tampoco suele arrojar resultandos interesantes a medio y largo plazo.
    • Cuando lanzas un trackbacks, no es seguro que el propietario de la web tenga los pingbacks activados o, si los tiene, lo vaya a publicar. No hay garantía de éxito.
    • No todos los blogs se crean sobre tecnología WordPress, así que no en todos los sites funcionan igual.
    • Muchos propietarios no son partidarios del uso de pingbacks y trackbacks, por lo que podrían ir directamente a la carpeta de SPAM.
    • Podría ser interesante llegar a un acuerdo con otros blogs para el uso de pingbacks y trackbacks. Contacta primero vía redes sociales o email, por ejemplo. Es algo que Google y otros motores de búsqueda sí suelen premiar.
    • Enlaza artículos si vas a hacer un trackback o pingback, no subas la dirección de tu página de inicio. Ofrece material interesante al posible usuario que clique.
    • Si no publicas los pingbacks que te notifica WordPress, anulas los posibles beneficios de SEO.
    • Gestiona los pingbacks que recibes de forma manual. No publiques todos a lo loco, pues podrías estar añadiendo enlaces tóxicos a tu web que tal vez perjudiquen tu imagen y, sobre todo, tu posicionamiento web.
    • Si vas a publicar pingbacks en WordPress, existen plugins adecuados para una correcta gestión.
    • También existe un plugin para gestionar pingbacks internos de WordPress que enlazarán con otros contenidos de tu web.

    Pros

    No todo es intrínsecamente malo o intrínsecamente bueno. En el caso del pingback y trackback, sucede lo mismo, que tiene sus pros. Veamos algunos de los más interesantes de los que te podrías beneficiar:

    • Puede incrementar el tráfico que llega a tu web, en especial, si logras que un site muy popular y visitado realice un pingback en tu sitio online.
    • Permite que conectes con otras webs y que establezcas relaciones con otros blogs y sites que os permitirán crecer juntos. Es una forma positiva de dar a conocer dos plataformas de manera conjunta, por poner el ejemplo más común.
    • Si obviamos los enlaces tóxicos, en un mundo ideal como el que buscan grandes proyectos como WordPress o Google, tanto los pingbacks como los trackbacks son buenos para el SEO, ya que tu web y la del enlace que se añade a tu site crecen unidos. Ahora bien, ambos elementos se usan en muchos casos de forma poco honorable, buscando crear enlaces tóxicos o de baja calidad en tu web, lo que se llama SEO blackhat o greyhat. De hecho, un gran número de ellos son directamente SPAM que no te aportarán nada, te restarán y poco o nada tendrán que ver con la temática de tu site.

    Contras

    Por desgracia, hoy en día pingback y trackback tienen más de negativo que de positivo. Así pues, como decíamos al final del apartada anterior, la mayor parte de la veces se utilizan de forma… digamos que poco moral y ética:

    • Existen demasiados factores que influencian la correcta llegada de un pingback a tu web para que la mención sea adecuada, y pocas veces se cumplen todos.
    • Como hemos comentado, casi todos los pingbacks externos que llegarán a tu web son puro SPAM, basura que no te servirá de nada y que, de hecho, será negativa para tu proyecto.
    • Si tu web es popular, recibirás decenas de trackbacks y pingbacks a diario, por lo que moderarlos correctamente será un trabajo arduo y pesado. Aun así, no te quedará más remedio si lo quieres hacer bien.
    • Si automatizas los procesos para que te resulten más cómodos, por ejemplo, que los trackbacks se aprueben de forma automática, corres el riesgo de permitir que entre demasiado SPAM y enlace tóxico a tu web, por lo que el SEO del site se verá gravemente dañado.
    • Algunos pingbacks que envíes pueden llegar directamente a la carpeta de SPAM del receptor, donde se perderán para siempre sin remisión y no servirán de nada. O sea, trabajo perdido.
    • De hecho, el punto anterior puede ser peor, ya que es posible que el receptor directamente ni tenga activados los pingbacks en su web, por lo que no le llegará nada ni sabrá de tu existencia. Más trabajo perdido.

    Por qué deberías deshabilitar los pingbacks y trackbacks de WordPress (y cómo hacerlo)

    En definitiva, aunque tiene su punto positivo, la función pingback y trackback en WordPress u otras webs acaba por ser más costosa que beneficiosa, por eso muchos webmasters y propietarios directamente la desactivan. Por nuestra experiencia, no merece la pena, pues te quita mucho tiempo, es difícil encontrar la aguja en el pajar porque la mayoría de enlaces que llega son SPAM o directamente tóxicos y, si los envías a otros blogs, seguramente no se publiquen nunca.

    Así que, cuando recibes un trackback, puedes publicarlo y que dejar que aparezca con un comentario en tu artículo, marcarlo como SPAM, que es lo más común, o eliminarlo directamente, que será lo siguiente más común igualmente. Por eso recomendamos que, si trabajas en WordPress, directamente desactives la función. Para hacerlo, la mecánica es muy sencilla. Sigue estos pasos:

    1. Lo primero que harás será buscar en el menú de WordPress la opción de Ajustes.
    2. Acto seguido, iremos a la sección de Comentarios.
    3. En esta última sesión nos aseguraremos de que no está activada la casilla de “Permitir avisos de enlaces desde otros sitios (pingbacks y trackbacks) en los artículos nuevos“.

    Si no activas esta casilla, WordPress no te avisará mediante una notificación de que has recibido un comentario en forma de pingback que directamente no entrará, por lo que no te tendrás que preocupar de esto y de que alguien pueda incluir enlaces malintencionados y contenido SPAM.

    Conclusiones

    Llegados a este punto, toca ir concluyendo. ¿Qué sacamos en claro del uso de pingbacks y trackbacks? Aquí tienes varias conclusiones válidas:

    • Es una herramienta desfasada y poco útil.
    • En relación a los resultados que se obtienen, el tiempo invertido no suele merece la pena.
    • Se ha convertido en una fuente de SPAM poco productiva.
    • A no ser que se tenga un objetivo muy específico, no es recomendable su uso bajo ningún concepto.

    Así que, si tienes un diseño web en WordPress o cualquier otra plataforma, te recomendamos que eches la llave al cajón en el que guardarás los pingbacks y trackbacks y la esconderás en un lugar escondido de tu site. Si no lo tienes claro y no has planteado una estrategia útil alrededor de estos elementos, es mejor olvidarlos para evitar dolores de cabeza y malos usos.

    Fuentes : WebTrainingWheels, Yo Androide, BM Tech Tips

    ¿TE GUSTA EL ARTÍCULO?
    1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
    0 Votos - Promedio: 0,00 de 5
    Cargando...