985 331 381 · 620 062 376 ···
Shopify: Qué es, cómo funciona y por qué NO deberías usarlo para crear  tu tienda online

Si has llegado hasta aquí es porque o bien quieres conocer no solo la innumerable cantidad de elogios que desde numerosas webs se hace a Shopify, si no sus inconvenientes, que no suelen ser tan señalados por éstas como tal vez deberían, o tal vez estés buscando un tutorial con el que entender el funcionamiento básico de esta plataforma ecommerce.

Sin embargo, y a pesar de que hay un sinfín de páginas que hablan sobre ella, nosotros lanzamos esta pregunta al aire: ¿deberíamos crear nuestra tienda online con Shopify? A lo largo de este artículo dilucidaremos la respuesta, además de conocer sus principales funcionalidades, virtudes y defectos o carencias.

¿Qué es shopify?

Se trata de una plataforma de comercio electrónico prediseñada, mediante la que podemos vender nuestros productos online, sin tener que preocuparnos lo más mínimo por las actualizaciones de plugins, versiones, alojamiento en un  servidor, (hosting), y pudiendo evitar a priori los contratiempos que puede suponernos la creación y programación de una página web desde cero. Este tipo de servicios online son los llamados SaaS, (Software as a Services).

Lo cierto es que muchos vendedores se decantan por Shopify como medio para la creación de su tienda online precisamente por ese motivo, porque en un inicio aparenta ser una página fácil de configurar, y lo es, pero a la larga puede acabarnos pareciendo una herramienta ciertamente incompleta en muchos aspectos.

Escoger shopify para crear nuestra tienda online tiene una serie de inconvenientes que vamos a exponer a continuación, a fin de que sepamos a qué atenernos si finalmente nos decidiéramos a probarla.

Que es Shopify

Principales desventajas de crear tu tienda online con Shopify

Pese a que en la mayoría de páginas en las que se habla de que Shopify se dice que ésta es una plataforma amigable, y que procura un buen posicionamiento SEO a los ecommerce, la realidad es que casi todas obvian algo.

Ese algo es que a la hora de la verdad, vemos que en las URLs de cada una de las páginas nos aparecerá añadida la palabra ‘producto’ o ‘etiqueta’ por ejemplo, según a cuál de estas categorías pertenezca la dirección a la cual  dicha URL haga referencia, afectando en cierta medida al posicionamiento SEO.

Descríbenos qué necesitas y te enviaremos un presupuesto en 48 horas.

He leído y acepto a política de privacidad

Si bien es verdad que en lo que respecta a la indexación del contenido de la página por parte de los motores de búsqueda puede suponer cierta ayuda, con el uso de vocablos con una connotación tan amplia como lo son éstos, y teniendo en cuenta que el usuario no va a escribir esas palabras cuando pretenda realizar la búsqueda lo que nosotros podemos brindarle, puede hacernos incluso tirar por la borda todo el trabajo de posicionamiento que hayamos realizado previamente, sobre todo si no somos per se una marca ya conocida, ya que ésto afectará a nuestro posicionamiento SEO en lo que respecta a nuestros puestos en los resultados de los navegadores.

Además, la posibilidad de integración con muchos de los CRM más utilizados es prácticamente nula, algo que en este aspecto, y dado que en ninguno de los planes de Shopify contaremos ni con las herramientas ni con la opción de realizar el tipo de gestiones que estos softwares nos ofrecen a través de la plataforma, deberíamos tener muy en cuenta a la hora de decantarnos o no por la creación de una tienda por medio de esta plataforma, pues un CRM es una herramienta que muy probablemente acabaremos necesitando a largo plazo para facilitar la gestión de nuestro ecommerce.

Veamos qué otros inconvenientes nos vamos a encontrar si nos estamos planteando utilizar Shopify como plataforma en la que situar nuestra tienda online, ya que éstos no son los únicos:

  • Tiene un coste

Esta plataforma dista mucho de ser gratuita o barata. Crear una tienda online en Shopify nos va conllevar un coste que según la percepción de muchas personas puede resultar demasiado elevado, opinión, como veremos más adelante en detalle en este mismo artículo, bien fundamentada. Además, hay que destacar que las transacciones de compra de cada producto se llevan una comisión del 2,9%, más 0,30$ US, si la compra se realiza a través de la propia plataforma (Shopify Payments), cuando elegimos el plan básico, si nos decantamos por una pasarela externa de pagos se nos sumará un coste de un 2% más, factores que juega nen su contra a la hora de que nos podamos decantar o no por ella.

Y por si fuera poco, algunas de las apps que Shopify pone a nuestra disposición, como complementos y herramientas adicionales, son de pago también, y el dominio de la página no está incluido en ninguno de los planes, solo lo están el hosting y el Certificado de Seguridad, por lo que, a la larga nos puede salir caro el uso de Shopify para nuestra tienda online incluso en su plan básico.

  • Poco personalizable

A pesar de que existen varias opciones de personalización y numerosas plantillas para el diseño de la tienda online, cabe señalar que muchas de ellas son de pago y nada baratas, por encima de los 100$ US, nos encontraremos con bastantes limitaciones a la hora de tratar de cambiar la apariencia de las mismas, ya que la personalización de una plantilla ya existente requiere de conocimientos de codificación html, cosa que, sería extraño ver en conjunción con esta plataforma, es decir, que un usuario que domine el lenguaje de programación termine creando una tienda online en Shopify, donde la mayoría de las funciones se realizan a través de ‘arrastrar’ y ‘soltar’, y además no es de código abierto, podría incluso considerarse plenamente como un contrasentido.

  • Problemas con el blog

Lo interesante de tener un blog es poder realizar marketing de contenidos. Ésto es, entre otras cosas, lo que más nos va a ayudar a posicionar la web, a conseguir hacerla más visible, y en definitiva a atraer a más clientes. Sin embargo, con esta plataforma un blog, a pesar de las modificaciones que se han hecho, no funciona tal y como cabría esperar. En lo que a la selección de plantillas y modificación de la apariencia respecta, sucede lo mismo que con la página de la tienda, tiene, a la hora de la verdad, pocas posibilidades de ser realmente personalizada.

  • Complicaciones con los idiomas

Si tenemos una tienda con productos y los queremos vender a nivel internacional, lo interesante es que alguien de Estados Unidos, de Francia o de Portugal pueda acceder a ella, comprender su contenido y comprar, sin que el idioma sea un inconveniente. Pero con Shopify nos toparemos con bastantes problemas a la hora de poder realizar una traducción de nuestro ecommerce, ya que solo se puede llevar a cabo mediante una app, que tiene un coste adicional. Además de que, según la experiencia y opinión de muchos de sus usuarios, en Shopify parece no funcionar como debería hacerlo pese a ser de pago.

Ventajas y desventajas de Shopify

¿Shopify Plus, Lite o POS?

Decantarse por una u otra opción dependerá del modo en el que pretendemos realizar nuestras ventas, de si somos una pequeña empresa, pretendemos hacerlo a título personal, o por el contrario, somos una macroempresa, además del hecho de si tenemos una página web previamente.

  • Shopify Plus es el plan más avanzado y completo que nos ofrece la plataforma, pero solo es recomendable, dada su poca rentabilidad en relación a los precios que ostenta, (por encima de los 2.000$ US si le añadimos a la tarifa las tasas que nos cobrarán por la tarjeta de crédito, amén de obligarnos a permanecer durante 12 meses en ella), para grandes empresas. En este plan nuestra página será, entre otras cosas, capaz de soportar en teoría hasta 10.000 transacciones por minuto, (digo en teoría porque, aunque pocas, en nuestra investigación hemos encontrado alguna queja al respecto el el foro de la comunidad de Shopify), podremos acceder al editor de scripts, y obtendremos un número ilimitado de cuentas.
  • Shopify Lite por el contrario, es recomendable para un uso más personal, si solo queremos servirnos de este apartado de la plataforma porque ya tenemos nuestra tienda alojada en otro sitio, o para los comienzos de una aventura empresarial si acaso. Sus pociones son muy limitadas, solo es posible tener una cuenta asociada a este tipo de tiendas, cuyas opciones son además muy limitadas en relación a las posibilidades que ofrece la plataforma en los otros planes, y un ejemplo claro de ello es que no tendremos nuestro propio carrito de compra. La peculiaridad de esta modalidad es la posibilidad de vender productos a través de Facebook u otras redes, mediante un botón, enlace directo de compra del producto, que también podremos copiar y pegar en nuestro sitio web directamente.
  • Shopify POS (punto de venta por sus siglas en inglés) es una app para la realización de ventas físicas en nuestra tienda, por lo que solo es recomendable para quienes la tengan. Es necesaria la creación de una tienda online en shopify a la par, no obstante, no es necesario tener los mismos productos en ambas, y el contenido de los productos que aceptemos subir a shopify POS desde la página de la tienda ecommerce lo podremos cambiar en cualquier momento.

¿Cuánto cuesta crear mi tienda online en shopify?

Como ya hemos señalado anteriormente, los precios son bastante elevados en prácticamente todos los planes, a parte de que para obtener algunas de las apps adicionales, habrá que realizar un pago extra, al que tendremos que sumar los cargos adicionales por cada transacción de venta realizada, tanto si elegimos Shopify Payments, como si apostamos por otras pasarelas para la realización de los pagos de nuestros clientes, con un coste de transacción adicional.

Veamos cuáles son todos y cada uno de los planes que ofrece shopify, y cuáles son los precios de cada uno de ellos:

  • Shopify Lite: Tiene un coste de 9$ mensuales, pero como hemos visto, sus opciones son muy limitadas.
  • Plan básico de shopify: Tiene un coste de 29$ mensuales. Esta modalidad tiene algunas limitaciones, la más destacada es que el número de cuentas disponibles son 2 únicamente.
  • Shopify: Con un co les pareceste de 79$ mensuales, dispondremos de todas las opciones del plan básico, un límite de 5 cuentas.
  • Advanced shopify: Este plan nos constaría 299$ e incluye la realización de informes avanzados. El límite de cuentas es de 15 en este plan.
  • Y por último, shopify Plus, que incluye todas las opciones del plan avanzado, además de no tener límite de cuentas. El precio es de 2.000$, como hemos visto anteriormente.

¿Qué puedes vender en shopify?

Las posibilidades en este aspecto son numerosas, pues podemos vender desde un producto físico, como por ejemplo ropa, gafas, electrónica, alimentos, cursos y consultas en línea, descargas digitales, hasta la renta de pisos de alquiler, furgonetas, etc. Como vemos, podemos vender a través de Shopify prácticamente cualquier cosa; tanto productos tangibles como intangibles.

Ventajas Shopify

¿Cómo hacer crecer tu tienda en shopify?

Podríamos realizar un post entero hablando de este tema, pero vamos a tratar de ceñirnos a los puntos que podríamos considerar más importantes.

Podemos decir que algo primordial, que nos va a hacer aumentar las ventas en Shopify es el darnos a conocer, y ésto tendremos que enfocarlo desde varias perspectivas si queremos sacarle el máximo provecho a nuestro ecommerce:

Hablaremos primero del dropshipping, ya que en Shopify nos ofrecen la posibilidad de llevarlo a cabo a través de la propia plataforma, y que podremos realizar a través de marketplaces como el gigante Amazon, que si bien no es la forma definitiva de hacer crecer una tienda, sí es, a fin de cuentas, un lugar más en el que darnos a conocer mediante sitios con gran afluencia de tráfico de usuarios, no olvidemos que con una alta predisposición a realizar una compra, dado que ya conocen el fin de la plataforma, y si entran en ella es porque ésa su potencial intención.

Las redes sociales juegan un papel importante, ya que hay millones de usuarios conectados a ellas, que, “accidentalmente” o no, se acabarán topando con nuestro anuncio, publicación, o información de un producto. La publicidad y participación activa en redes sociales como Facebook e Instagram puede resultar efectiva para atraer a nuevos clientes potenciales.

No obstante, acciones como ofrecer sorteos para aquellas personas que le den un ‘me gusta’ a nuestra página y que compartan una publicación, por ejemplo, puede resultar efectiva como campaña a corto y medio plazo.

Respecto a los códigos de descuento, además de podérselos ofrecer a quienes se suscriban a nuestra lista de correo, se registren en nuestra página, etc., podemos introducirlos en sitios como RetailMeNot o RedFlagDeals, lugares en los que muchos usuarios los buscarán antes de decantarse por un sitio u otro a la hora de realizar una compra determinada.

En cuanto a la apuesta por el crecimiento de nuestra tienda a largo plazo, tendremos que enfocar gran parte de nuestros esfuerzos en alcanzar un buen posicionamiento SEO y relativa autoridad por lo menos, si no queremos quedarnos por detrás de nuestros competidores.

La apuesta por la creación de marketing de contenidos es esencial, ofrecerle al usuario la solución que a través de nuestros productos vamos a aportarle a sus potenciales problemas, también. Pero para que nos conozcan nos tienen que encontrar, y aquí es donde el posicionamiento, más allá de nuestra presencia en las distintas redes sociales, cobra no poca importancia; el uso correcto de las palabras clave, la creación de contenido de valor para nuestro target, llamadas a la acción claras, o el uso de distintos medios para darnos a conocer, como puede ser, por ejemplo, la realización y posterior subida a plataformas como YouTube de vídeos explicativos,  nos ayudarán a ganar autoridad, y por ende un buen posicionamiento en los buscadores.

Algo que nos puede ayudar inicialmente también a escalar puestos en el navegador es la inversión en publicidad. Herramientas como Google AdWords puede sernos de gran ayuda a la hora de dirigir tráfico de forma estratégica hacia nuestra tienda.

Dropshopping en Shopify

Shopify: ¿cómo funciona? [Tutorial]

Si lo que queremos es comprobar por nosotros mismos cómo es y cómo funciona Shopify, podemos aprovechar los 14 días de prueba, (actualmente, debido a la crisis causada por el coronavirus se ha ampliado a 90 días).  Y para poder aprovechar esos días de prueba gratuitos, veamos antes de nada las funciones básicas mediante las que podremos configurar y personalizar la apariencia y el contenido de nuestra tienda shopify.

¿Cómo crear menús desplegables?

Con la creación de menús desplegables podremos ofrecer al usuario un contenido de nuestra tienda ordenado de acuerdo a las categorías y subcategorías de nuestros distintos productos. Veamos cómo hacerlo paso a paso:

Desde el panel de control de Shopify, iremos a ‘tienda online‘, clicaremos en ‘navegación‘, y en el nombre del menú principal. O bien seleccionamos una de las opciones del menú como encabezado de nuestro menú desplegable, o agregamos una nueva opción de menú como encabezado, haciendo clic en ‘agregar opción de menú‘ e introducimos el nombre del mismo.

Después agregaremos opciones de menú para incluir en el nuevo menú desplegable, haremos clic en la opción de menú, e introduciremos o seleccionaremos un destino para el enlace. Luego daremos clic y arrastraremos las opciones de menú para anidarlas bajo el elemento del encabezado, y por último guardaremos la configuración.

¿Qué es un tema en Shopify?

Cuando hablamos de temas en Shopify, a lo que nos estamos refiriendo es a las plantillas que van a otorgarle la apariencia a la página y al blog, pues así es como desde la plataforma las van a designar.

¿Qués es una colección?

En Shopify se conoce por colecciones a lo que comúnmente llamamos categorías del producto, es decir, a la manera que tenemos de agrupar los productos para que a nuestros clientes les pueda resultar más fácil encontrar lo que buscan, y a nosotros llevar a cabo la gestión de los mismos.

¿Cómo crear colecciones manuales?

Para crear colecciones manuales, nos dirigiremos a ‘productos‘, clicaremos en ‘colecciones‘, y posteriormente en ‘crear colección‘. Introduciremos el nombre y una descripción para ésta, y en la sección ‘tipo de colección‘ daremos clic a ‘manual‘. Por último, haremos clic en ‘guardar‘, y ya tendremos lista la colección.

No es posible cambiar una colección automática a una colección manual, por lo que tendremos que crearlas y agregarle los productos que consideremos. No obstante, las colecciones automáticas corresponderán a una clasificación en base a las etiquetas que vayamos asignando a los distintos productos y tramitaciones.

¿Cómo agregar tipos y etiquetas de productos?

Los tipos de etiquetas se dividen según sean para productos, transferencias, clientes, pedidos (confirmados y preliminares) y artículos del blog, y a partir de ellos podremos ir creando las distintas etiquetas para asociarlos o agruparlos; para categorizarlos.

Los clientes no pueden ver las etiquetas, pero la búsqueda en nuestra tienda online se servirá de ellas para clasificar los productos y organizar los resultados de búsqueda para los usuarios, por lo que cumplirán una función importante en nuestro ecommerce, y, al igual que sucede con las keywords, la utilización de acentuaciones y otros símbolos puede excluirnos de los resultados de búsqueda.

Podremos agregar etiquetas cuando estemos creando o editando la información de productos, pedidos, transferencias, a artículos del blog, de nuestros clientes y de los estados del pedido realizado, de la siguiente forma:

Vamos a la página de detalles específicos del producto, transferencia, pedido, pedido preliminar, cliente o artículo de blog, y en la sección ‘etiquetas’, o bien introducimos el nombre de la nueva etiqueta, (que una vez guardada pasará a estar incluida dentro del listado de las mismas), o lo seleccionamos dentro de la lista de etiquetas ya existentes. Haremos clic en ‘guardar’ y ya tendremos la etiqueta lista.

Un uso muy interesante a la par que fundamental de las etiquetas es la posibilidad de agrupar productos relacionados entre sí de una forma completamente personalizada, para que podamos encontrarlos, hacerles cambios o eliminarlos de forma más rápida. Además, como hemos señalado en el punto anterior, podremos crear también una colección automatizada sirviéndonos de las etiquetas creadas.

Podemos usar las etiquetas para agrupar artículos relacionados entre sí para poder verlos todos a la vez; pedidos con un método de envío en particular, clientes que acepten email marketing, productos de un fabricante en concreto, o categorías de etiquetas personalizadas, que en un momento determinado consideremos darle prioridad dentro de la página, o por el contrario, ocultarlas dentro de la web en ese momento.

Para realizar una búsqueda por etiquetas que hayamos agregado a algún ‘tipo’, bastará con introducir el nombre de la etiqueta en la barra de búsqueda, y veremos los resultados que coincidan con dicha etiqueta.

También podremos filtrar la búsqueda de nuestros productos, entrando en la página ‘inventario’, clicando en ‘filtrar tus pedidos’, ‘etiquetado con’, e introducimos el nombre de la/s etiqueta/s que queremos encontrar. Después le daremos a ‘agregar filtro’, y nos aparecerá un listado con todos los productos que coincidan con ellas.

Tutorial Shopify

Shopify vs Woocommerce

Como cabe imaginar, Shopify no es la única plataforma mediante la cual podremos crear nuestra tienda online, por lo que antes de decantarnos por una plataforma u otra, hemos de valorar las distintas posibilidades que encontraremos al respecto.

Vamos a hacer pues, una comparación entre el ecommerce que nos puede aportar WordPress respecto al que nos ofrece Shopify.

La creación de nuestra tienda online con WordPress la realizaríamos a través de un plugin gratuito; mediante Woocommerce. Es muy popular porque es bastante amigable y fácil de configurar, y de hecho la mejor opción si ya disponíamos previamente de un sitio web en WordPress y sabíamos cómo utilizarlo, porque no necesitaríamos de un programador y podríamos configurar la tienda aprovechando todos los plugins adicionales y beneficios de este CMS (Sistema de Gestión de Contenidos, por sus siglas en inglés).

Si bien no es necesario tener conocimientos de programación para realizar una configuración básica de Woocomerce, sí es recomendable de cara a otorgarle a la página una verdadera personalización. No obstante, si hacemos una comparativa con Shopify, nos encontramos con  que el coste que pueda suponernos la contratación de un programador nos sale más rentable a la larga que el pago constante y de elevado precio que nos supondría crear nuestro ecommerce con esta plataforma.

Tendremos además a nuestra disposición el plugin de Yoast SEO para agregar meta descripciones que ayudarán a nuestros clientes potenciales a encontrarnos más rápido. Éso nos va a ayudar a conseguir posicionar nuestra tienda online en los motores de búsqueda. Suele funcionar bastante bien en términos generales en comparación a cómo lo hace Shopify en ese aspecto, que tiene ciertas limitaciones, como hemos visto anteriormente.

WooCommerce es una plataforma en principio gratuita, sin embargo tenemos que tener en cuenta los gastos no incluidos como el de hosting, dominio, certificado de SSL, los plugins adicionales que podamos necesitar y que no sean gratuitos, y de extensiones como las de los procesadores de pagos.

Una diferencia que puede resultar esencial a medio y largo plazo es el hecho de que en Shopify el control de la página en último término no será nuestro, en cambio el de WooCommerce sí.

Shopify vs Prestashop

Pretashop es una plataforma ecommerce que nos ofrecerá más de 500 funciones y herramientas, prácticamente sin coste alguno, que además nos permitirá configurar una tienda online en cuestión de no mucho tiempo, y sin necesidad de conocimientos avanzados para poder llevar a cabo la administración de nuestra tienda online, pues es bastante intuitiva y amigable en ese sentido.

No obstante, es muy interesante saber que, al igual que WooCommerce, también es de código abierto, por lo que podremos realizar cualquier tipo de personalización de nuestra tienda online, difiriendo, al igual que lo hace el plugin de WordPress, con Shopify en este aspecto.

A la larga es recomendable que nos sirvamos de este tipo de ventajas que nos ofrecen las plataformas de código abierto aunque tengamos que realizar una inversión en la programación a fondo de nuestro ecommerce, ya que elementos como por ejemplo las plantillas gratuitas sin ir más lejos que nos suelen ofrecer este tipo de plataformas, no tienen tendencia a estar a la altura en lo que a calidad respecta.

Crear una tienda online con Prestashop nos ofrece también la posibilidad de integrar en la tienda un traductor propio, lo que es una enorme ventaja frente a Shopify, que presentaba varios problemas en lo que a traducción eficiente de nuestra página se refiere, aún siendo, recordemos, traducida mediante una app de pago.

Se pueden exportar listas de productos a otras plataformas de Marketplace como Amazon o Ebay por ejemplo, mediante el sistema de dropshipping, al igual que sucedía con Shopify.

Una compra que nos veremos obligados a realizar sí o sí es el del alojamiento de la página, del hosting, y tendremos que adquirir además el certificado de SSL. Ésta podría ser considerada una de las pocas ventajas que tiene Shopify respecto a Prestashop o WooCommerce, aunque si echamos números, es posible que la inversión sea en comparación más costosa en cuanto al tiempo que requiere organizar estas compras, más que en lo que a inversión total pueda respectar.

Algo que nos puede llamar bastante la atención de Prestashop es el hecho de que para poder tener un servicio de no más de tres horas de atención al cliente por parte de la plataforma tendríamos que pagar como mínimo 249$ US al mes, lo que puede llevarnos al extremo de pensar inicialmente en ésta como un lugar en el que alojar nuestro ecommerce, a no tenerlo en cuenta en absoluto solo por este hecho.

Comparativa Shopify Woocommerce Prestashop

Opiniones desfavorables sobre shopify

Hemos visto algunas de las desventajas de esta plataforma y las diferencias que tiene con otras opciones como Woocommerce o Prestashop. Pero ¿qué opiniones nos podemos encontrar en internet de los usuarios que ya la han utilizado? 

  • No es posible realizar migraciones desde la tienda: nuestro ecommerce se quedará en shopify sin posibilidad de ser trasladado a ninguna otra plataforma.
  • Las aplicaciones no son todas gratuitas: a pesar del coste de cada uno de los planes, algunos bastante caros, como ya hemos visto, no todas las apps son gratuitas. Muchas son de pago y, lo peor, es que su precio es muy elevado.
  • El sistema de gestión de contenidos es bastante limitado: ésto sucede cuando la tienda es bastante grande y hay bastantes productos en el catálogo.
  • Da algunos problemas con el SEO : como hemos visto, en las URLs aparecen palabras por defecto, que si bien pueden ser útiles de cara a la realización de una indexación de la página por parte de Google, no lo son tanto de cara a la intención de búsqueda, que no es menos importante. Este fallo lo podemos ver reportado en numerosas ocasiones por parte de los usuarios de la comunidad de Shopify.
  • Los problemas en cuanto a la eficacia de la app a la hora de traducir nuestro ecommerce a otros idiomas puede ser un gran inconveniente si tenemos en nuestra mente la perspectiva de realizar ventas a nivel internacional.

Sin duda alguna, existen muchas más plataformas con las que podremos crear nuestra tienda online. Si tenemos una página web creada con WordPress, desde luego que a priori será para nosotros la mejor opción, pues es fácil de usar, barato y bastante flexible en comparación a Shopify.

Shopify, a la larga, nos supondrá un coste de dinero quizás demasiado elevado, además de una serie de limitaciones y desventajas inesperadas que a la larga pueden hacer que deseemos migrar nuestra tienda a otra plataforma, (algo que, como ya sabemos, con esta plataforma no vamos a poder llevar a cabo).

A pesar de todo esto, y si aún así queremos conocer Shopify y saber de primera mano cómo funciona, recordemos que podemos probar esta plataforma de forma gratuita durante un período  de 14 días de prueba, ampliada ahora a 90 días debido a la crisis provocada por el coronavirus.

Así, podremos familiarizarnos con ella, ver lo que nos ofrece, fijarnos bien en los distintos planes, las aplicaciones gratis y de pago que contiene, así como si el funcionamiento del blog y la flexibilidad que nos encontraremos en Shopify realmente nos interesa. Ésto nos permitirá probar para, después, tomar la mejor decisión para que podamos crear y poner en marcha lo antes posible nuestra tienda online.

Fuentes : Cart2Cart, Comologia, Ecommerce One Stop, Technoscore, Lemosys

¿TE GUSTA EL ARTÍCULO?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
3 Votos - Promedio: 4,67 de 5
Cargando...