985 331 381 · 620 062 376 ···
Cómo elegir el hosting ideal para tu web

Saber escoger el mejor hosting para tu proyecto es fundamental si quieres que funcione. Existen muchas cosas, sin embargo que debes analizar previamente para decantarte por el servicio que mejor se ajuste a tus necesidades.

  • ¿Sabes a qué prestaciones debes darles prioridad?
  • ¿Puedes distinguir entre las mejores empresas de hosting de España?
  • ¿Te has decidido ya por el tipo de hosting que te conviene?
  • ¿Sabes de qué estamos hablando cuando hablamos de terminal anfitrión?

Sean cuales sean tus respuestas a estas inquietudes, estamos seguros de que este artículo puede interesarte. Te lo contamos todo acerca del hosting, su funcionamiento y te damos algunos enlaces de referencia para que puedas reconocer los mejores hosting de España.

¿Qué es un hosting o alojamiento web?

Aunque todo esto puede intimidarte un poco, trataremos de explicártelo de la forma más sencilla posible, porque en verdad, con un poco de ganas se comprende. Y antes de contratar tu servicio de hosting te convendría saber discernir entre los muchos tipos de alojamiento que existen y las prestaciones más importantes (como el mantenimiento web) que debes considerar antes de contratar un servicio de este tipo.

Qué es un servidor hosting o alojamiento web

Vamos a empezar por el principio. ¿Qué es el hosting? En el ámbito de la informática el término hosting se utiliza para referirse a un terminal anfitrión, es decir, un ordenador que ofrece diversos servicios a otros ordenadores más pequeños o menos poderosos. Dicho terminal posee una infraestructura con un sistema de seguridad avanzado; para protegerse y proteger a los ordenadores al que se halla conectado contra ataques tanto a los componentes físicos (hardware) como a la infraestructura lógica (software).

Asimismo, posee una conexión a Internet mucho más rápida y estable que la que podamos tener nosotros en casa, que le permite enviar información a muchos usuarios simultáneamente sin que la comunicación se ralentice. Los terminales anfitriones, además, cuentan con un servicio técnico disponible las 24 horas del día, para atender las dudas de los clientes y ofrecerles soluciones.

Cuando nos embarcamos en el diseño de una página web necesitamos un “edificio” donde depositarla, es decir un ordenador donde alojarla. Esto significa, un sitio al que se dirijan nuestros usuarios cada vez que deseen visitarla. Para ello se necesita de una sólida infraestructura, muy superior a cualquier cosa que podamos montar en casa. Por eso contratamos un terminal anfitrión o hosting.

Porque para funcionar correctamente, un sitio web debe estar guardado en un ordenador que se encuentre encendido y conectado a Internet siempre, y a la vez, que ofrezca una velocidad de conexión y bando de ancha potente, para que puedan entrar muchas personas a la vez sin que se vean afectados los tiempos de carga. Por eso utilizamos un servidor, es decir un ordenador muy potente capaz de ofrecernos esto que no podemos conseguir con nuestro ordenador de casa.

Descríbenos qué necesitas y te enviaremos un presupuesto en 48 horas.

He leído y acepto a política de privacidad

Qué es un hosting

¿Cómo funciona un hosting?

Esta segunda pregunta también es importante, porque si la comprendes podrás valorar mejor el servicio más conveniente para tu sitio. Vamos a contarte cómo viaja el flujo de información entre tu ordenador y el servidor donde se halla alojado tu sitio para que puedas hacerte una idea de lo que sucede cuando alguien quiere entrar en tu página web.

Como te decíamos, al servidor donde se encuentra alojado tu sitio puede acceder cualquier persona, desde cualquier lugar del mundo, con acceso a Internet. Y el proceso, una vez que montas tu web es fácil de entender, aunque los ordenadores involucrados deban realizar muchísimas operaciones por segundo, que sí serían difíciles de explicar y no merece la pena hacerlo en este artículo.

Cuando alguien escribe la url de tu sitio en el campo de búsqueda de su navegador, introduce de alguna forma una llave que le permite “entrar” (y lo ponemos entre comillas porque esto no es literal, pero creemos que es una forma fácil de entenderlo) en el servidor donde tu sitio se halla alojado, en tu empresa hosting.

Luego de esperar unos pocos segundos el usuario verá en su pantalla una copia de la página que ha solicitado. ¿Qué ha ocurrido entre medio? Cuando se ejecuta la url, la solicitud llega hasta el servidor donde se encuentra el sitio alojado que la analiza y descubre cuál de todas las páginas que él almacena es la que desea ver el usuario. Una vez que la identifica, envía una copia idéntica al ordenador en el que fue ordenado el pedido.

Esto es lo que ocurre cada vez que usas Internet, los 365 días del año, en cada uno de los ordenadores de todo el mundo. De fondo siempre siempre hay servidores esperando órdenes y devolviendo lo que se les solicita. ¿Podría alguien afirmar que los servidores no son importantes en la vida moderna, que quizá no son uno de los ejes sustanciales del funcionamiento del mundo actual?

Qué es y como elegir un hosting

¿Quiénes son los proveedores de hosting?

En pocas palabras, un servicio de hosting hace referencia a una empresa que te ofrece un ordenador para que guardes en él tu sitio; que no es otra cosa que una gran carpeta con muchas subcarpetas que se encuentran vinculadas a través del uso de un lenguaje de programación (el código).

Es importante aclarar que a simple vista un servidor no tiene mucha ciencia. Tú podrías tener todo tu sitio en tu propio ordenador y ser tu propio servidor; pero se te presentarían dos problemas difíciles de sortear. El primero sería que si mucha gente quisiera acceder a la vez, tu velocidad de Internet sería deficiente y los usuarios comenzarían a experimentar lentitud en la navegación.

El segundo problema, pero no menos importante, es que tendrías más problemas de seguridad si no hubieras tomado las debidas precauciones contra hackers y virus informáticos. En caso de sufrir un ataque, las consecuencias podrían ser terribles porque podría verse afectada la información que no estuviera relacionada con el sitio: todos los archivos y carpetas de ese ordenador.

Por estas dos razones, resulta una decisión un poco tonta decidir montar tu página en tu propio servidor. Si a esto le sumamos que los precios de hosting suelen ser bastante asequibles, contar con un servidor externo es la decisión más sencilla y segura que puedas tomar en torno al desarrollo de tu portal.

Un proveedor de hosting, entonces, te ofrece un determinado espacio en el disco duro de su ordenador (que es el servidor, por si han quedado dudas llegados a este punto) para que tú puedas crear tu página web allí (crear carpetas y subcarpetas que relacionadas entre sí den forma a tu sitio web), y también te dará ciertas garantías de seguridad y flexibilidad a la hora de trabajar en tu portal. Dependiendo del tipo de hosting que hayas adquirido, las garantías y prestaciones pueden variar.

Tipos de hostings

Tipos de hosting que existen

Y pasemos ahora a la siguiente pregunta: ¿Qué proveedores de hosting existen? Es ésta una pregunta importante. Porque no todos los proveedores de hosting son iguales, y no todos serán idóneos para ti. Si quieres montar un blog o un portal sencillo, un plan de hosting básico será suficiente; pero si deseas diseñar una tienda online o una web corporativa, necesitarás un servicio de alojamiento profesional, a fin de poder sostenerla cuando despegue sin dificultades en la navegación para tus clientes y con las ventajas y prestaciones que te hacen falta.

Si no sabes qué servicio de hosting es el adecuado para ti, no te preocupes. Intentaremos ayudarte a tomar la mejor decisión. Y lo haremos detallándote los tipos de proveedores de hosting que existen y las diversas cualidades que debes exigirle a un buen hosting.

Servidor virtual VPS

Es uno de los servicios de hosting más baratos. Se trata de un tipo de hosting que funciona de la siguiente manera: un servidor virtual (en la nube) que usa los componentes de ordenadores independientes (ubicados en distintos puntos de planeta).

Se forma así un servidor bastante potente debido a esta forma de compartir recursos, lo que hace que las garantías y los recursos puedan ser ilimitados. No obstante, su punto negativo es que como se depende de varias conexiones simultáneas, en el caso de que el plan de hosting adquirido no sea del todo bueno, pueden ocurrir problemas en la navegación.

Hosting compartido

Es un tipo de alojamiento que tiene la peculiaridad de ser un gran ordenador que se comparte entre muchos usuarios. Dependiendo del plan podrás alojar varias webs en el mismo servidor e incluso con tráfico ilimitado; de modo que si en algún momento tienes un elevado número de visitas, no tendrás de qué preocuparte. Suele ser el recomendado para páginas web sencillas o blogs de contenido personal o orientado a un número de visitas normalito. Suele ser también uno de los más asequibles.

Servidor dedicado

Si estás montando una web específica con mucho tráfico necesitarás este tipo de hosting. La ventaja de contar con un servidor dedicado es que dispones para ti y tu sitio una máquina entera; de este modo, tendrás libertad y flexibilidad en el aprovechamiento de los recursos. De todas formas, no siempre es conveniente, porque estos servicios suelen ser bastante más costosos.

Por todo esto, te recomendamos que si sabes que no vas a hacer un uso intensivo de los rendimientos del servidor, no te decantes por esta opción, porque te puedes arreglar perfectamente con un hosting compartido. Para poder aprovechar todas las cualidades que te ofrece un servidor dedicado tendrías que montar una potente tienda online o un portal con una gran cantidad de visitas.

Hosting de WordPress

Si optas por un diseño web en WordPress, ya sea un blog o un sitio web estático, y además capta muchas visitas, ésta es seguramente la opción más recomendable. El hosting de WordPress consiste en un servidor optimizado para este sistema de gestión de contenidos que te permitirá gestionar tu espacio de forma sencilla. Dependiendo del servicio que contrates podrás acceder a prestaciones como discos en estado sólido (te contamos debajo su diferencia con los discos duros de toda la vida), backups automáticos y otras configuraciones específicas.

Hosting profesional

Este tipo de hosting reúne las peculiaridades de todos los demás, es algo así como la versión dorada del alojamiento. El hosting profesional se caracteriza por ofrecer un buen ancho de banda, memoria RAM y procesador dedicados, con libertad en el aprovechamiento de todos los recursos. Además, combinan estas ventajas con un cPanel integrado, que te permitirá utilizar el servicio de forma sencilla. Es importante que sepas que este alojamiento es el más caro y que a veces no merece la pena gastar tanto, sobre todo si recién estás comenzando.

El hosting profesional se recomienda en casos en los que sepamos que vamos a hacer un uso intensivo de información y recursos. Si estás por montar una tienda online, por ejemplo, quizá sí sea el hosting idóneo; porque la cantidad de información que deberá transmitirse al instante y las barreras de seguridad que deberán sortearse requieren de un procesamiento más sofisticado y por tanto de una infraestructura sólida. Cabe destacar que estos servidores, vienen preparados con la última tecnología en protección de datos y seguridad, y es por esta razón que te lo recomendamos para un caso así.

Tipos de hosting

¿Cómo saber qué hosting estás usando?

Ya tengo un hosting pero no sé cuál es. ¿Cómo saber qué hosting estoy usando? Si te estás haciendo esta pregunta y te sientes un poco verde, no te preocupes; todos hemos estado en esa situación. Algunos aspectos del desarrollo web son complejos y difíciles de entender, pero aquí estamos nosotros, para ayudarte a desvelar esas dudas que tienes. Continúa leyendo.

En Internet existen muchísimas herramientas que nos permiten comprobar qué hosting utiliza una determinada web. Te contamos cómo funcionan.

Al ingresar en la aplicación encontramos un campo de búsqueda en el que debemos tipear la url de nuestra web (o del sitio que estemos buscando) y nos salen los resultados técnicos de la misma; debes saber que esta información es pública, es decir que cualquier persona utilizando la url de nuestro sitio puede obtener esa información. Entre los resultados tendremos el nombre del servidor que hemos contratado.

En este punto es importante hacer una aclaración. Algunas empresas que ofrecen servicio de hosting no son las dueñas de los servidores. Por eso, muchas veces, cuando buscamos nuestro sitio a través de estas aplicaciones el primer nombre que nos sale no es el de la empresa con la que hemos contratado el servicio sino el de la dueña del hosting. Pero si lees un poco más, podrás encontrar este último dato, que es el que nos interesa. En el campo que pone “dns del dominio” aparecerá el nombre de nuestro proveedor de hosting.

Como ya te podrás imaginar, existen muchas herramientas que prometen y aseguran ser las mejores pero que encubren un engaño, si no quieres caer en este tipo de incomodidades a la hora de buscar tu servidor, intenta utilizar siempre las herramientas más fiables. Para evitarte dolores de cabeza, te vamos a recomendar dos aplicaciones que puedes utilizar para rastrear los datos de tu web y saber cuál es el hosting que estás utilizando de una forma sencilla.

Hostadvice

Es una herramienta absolutamente gratuita con una tasa de aciertos elevadísima. Se opera desde tu navegador y en pocos segundos tendrás todos los datos que necesitas. Te pedirá, como te hemos explicado más arriba, que completes el campo de búsqueda con la url de tu sitio, y te ofrecerá el nombre del hosting que utiliza tu sitio.

Whoishostingthis

Es una de las herramientas más populares y fiables. Realiza un chequeo de todo tu dominio (debes indicar la url, evidentemente ) y te proporciona los datos referentes al hosting que estás utilizando. No sólo te permite conocer el nombre del alojamiento sino que te proporciona datos respecto a la visibilidad y otros aspectos significativos de tu portal.

Antes de pasar al siguiente apartado queremos aclararte que estas herramientas no sólo son útiles si desconoces el hosting que estás utilizando con tu web, sino también para descubrir nuevos servicios de alojamiento que puedan interesarte. ¿Cómo? Muy sencillo. Si envidias la velocidad y la facilidad con la que se navega en alguno de tus sitios de referencia, puedes usar estas herramientas colocando la url de esos portales para saber qué hosting utilizan. Ésta puede ser una buena estrategia si estás teniendo problemas de velocidad o con cualquier otro aspecto del alojamiento, porque te permitirá conocer otras opciones y valorarlas para mejorar tu servicio.

Qué datos debo tener en cuenta a la hora de elegir un buen hosting: [Guía completa]

Si estás pensando en contratar un buen servicio de alojamiento, seguramente te preguntarás cuál es el mejor hosting. Bien. No existe un número uno absoluto, todo depende de nuestras necesidades. Sí, evidentemente, en el mundo de los ordenadores ocurre igualito que en la vida, las cosas son relativas. Así que antes de valorar las opciones que existen en el mercado debes tener claro cuáles son tus necesidades. Después, partiendo de tus exigencias puedes ponerte a buscar el servicio que te ofrezca las mejores prestaciones. En este artículo, no obstante, te hablaremos de algunos de los mejores hosting que existen, es decir, aquellos que reúnen todas las prestaciones, para puedas elegir correctamente.

Pero no queremos adelantarnos. Vamos a ayudarte a reconocer tus necesidades. Hay ocho cosas que no deben faltar en un servicio de alojamiento. Así que, aquí están los 8 criterios que debes seguir a la hora de contratar el hosting para tu página web.

Velocidad de carga

Es lo principal que le debes exigir a un servidor. La velocidad web a la hora de cargar las páginas de tu sitio, será un elemento fundamental para el funcionamiento eficiente de tu espacio. Aquellos portales que presentan problemas en la carga de su contenido, se van apartando solos de la visibilidad, porque los usuarios se cansan de esperar y dejan de visitarlos y porque Google penaliza nuestra lentitud dándonos menos importancia en los resultados de sus búsquedas. Así que, ¡vaya si no es un elemento importante!

Según un estudio, la mayoría de los usuarios no pueden permanecer esperando más de dos segundo; por lo que, como podrás notar, la velocidad de carga es vital para que tu sitio funcione, así que al elegir un buen hosting debes tenerlo en cuenta.

Soporte de bases de datos

Este detalle puede parecerte absurdo porque ¿qué alojamiento puede no soportar bases de datos MySQL? Al día de hoy la mayoría de las páginas están desarrolladas en PHP y trabajan con este tipo de archivos, bases de datos en MySQL. Sin embargo, algunos hosting que se desarrollan con fines específicos, y suelen ser los más baratos, no incluyen la opción de bases de datos y sólo soportan páginas web en HTML. Así que, no viene mal tener presente este dato.

Atención al cliente

Los mejores servicios de hosting ofrecen soporte técnico las 24 hs, de modo que ante cualquier eventualidad podamos ponernos en contacto con ellos para que nos ayuden a resolverlo. De hecho, es otra exigencia que no te conviene olvidar. Debes tener en cuenta que en estas empresas trabaja gente con muchísima experiencia que podría ayudarte a resolver en segundos problemas que a ti te tomarían horas y días, y muchos dolores de cabeza. Averigua si el servicio que te ofrecen tiene chat online o soporte vía telefónica y sobre todo, pregunta el tiempo que tardan en responder a las inquietudes de los clientes. Este última detalle es importante porque un servicio de atención al cliente eficiente puede ahorrarte muchísimo malestar en caso de emergencia.

Espacio libre en disco

Este es un criterio bastante sobrevalorado en el mundo del hosting. Muchos usuarios piensan que es lo más importante a la hora de contratar un servicio de éstos; sin embargo, es un error. Si tienes en cuenta de que para un blog moderado y optimizado el tamaño que se usa gira en torno al medio gigabyte, no tienes de qué preocuparte, porque ningún servicio te ofrecerá menos. Es más, con un servicio que te brinde espacio de 10 gigabytes (GB), tendrás asegurado almacenaje por muchos años. Así que no deberías preocuparte demasiado por esto. Los proveedores de hosting lo saben y por eso ofrecen servicios con frases como “espacio ilimitado”, porque en el fondo las empresas saben que no usarás mucho más que el que te ofrecen en su versión básica, pero de alguna forma tienen que justificar la diferencia en el precio de sus planes.

Por otro lado, respecto al espacio, si aprendes a optimizar las imágenes (como te lo hemos explicado aquí) y trabajas ordenadamente, seguramente sabrás gestionar de forma idónea el espacio que te de tu proveedor. No obstante, es importante saber cuánto te ofrecen para poder conocer las especificaciones de tu servicio.

Y como te lo hemos anunciado, vamos a hacer también aquí una aclaración importante respecto al espacio de almacenamiento y el tipo de disco utilizado por los servidores.

Un servicio de alojamiento puede ser hosting HDD (almacenamiento en disco duro) o hosting SSD (almacenamiento en disco en estado sólido). La diferencia entre ambos es muy fácil de entender.

El primero (HDD) es un disco que tiene una aguja muy pequeñita que debe recorrer toda la superficie del disco para analizar su contenido (como si fuese un viejo tocadiscos en miniatura) para devolverle al procesador la información requerida.

El segundo (SDD) funciona por impulsos eléctricos; es decir, a través de un rayito de energía que recorre los nanocaminitos que forman el componente, a una velocidad que no podemos imaginar y que le permite disponer del resultado al instante.

Entre ambos no sólo existe una gran diferencia en el tiempo que tardan en efectuar sus tareas, sino que también hay una disparidad en la seguridad que ofrecen. Los discos duros al funcionar con un sistema mecánico formado por piezas muy pequeñitas y delicadas pueden romperse con facilidad y corromper el contenido que se almacena en ellos. Los discos en estado sólido, suelen durar mucho más tiempo porque tienen un funcionamiento electrónico que les permite ser sumamente resistentes y duraderos.

No obstante, a la hora de contratar un servidor, las diferencias en el precio son abismales y no siempre podemos darnos el lujo de contratar almacenamiento en SDD. No te preocupes; venimos utilizando hosting HDD desde hace muchos años y no ha pasado nada, así que es importante tener en cuenta estas diferencias, nos referimos, a conocer las ventajas entre uno y otro, pero tampoco debemos obsesionarnos.

Eso sí, te recomendamos que tomes la precaución de hacer copias de seguridad en tu propio ordenador constantemente. Y éste es un acto de cautela que te servirá en cualquiera de los dos casos, porque aunque con un hosting SDD parece innecesaria, siempre es recomendable tener todo el contenido por duplicado por si llegara a surgir cualquier imprevisto; de este modo te aseguras que tu trabajo esté a salvo.

Soporte para tu sistema de gestión de contenidos

Esta característica te puede servir para poner en marcha con facilidad tu sitio por eso te recomendamos que lo tengas en cuenta al elegir hosting para tu sitio. Si el servicio para la gestión de contenidos (CMS) es Prestashop, Joomla o WordPress, te vendrá bien un servicio de hosting que además te ofrezca soporte técnico para tu plantilla de trabajo favorita.

Contar con ayuda para entender a fondo el funcionamiento del servicio para la gestión de contenidos puede ser sumamente útil porque, como bien te lo podrás imaginar, cuando emprendes un nuevo proyecto siempre surgen dificultades, y por mucha experiencia que uno tenga en algo, contar con el apoyo de profesionales, capaces de resolver problemas de cualquier tipo con nuestro hosting puede otorgarte mucha tranquilidad y dejarte tiempo para centrarte en lo importante.

Seguridad

Si bien cuando empezamos no le prestamos mucha atención a este detalle, porque pensamos que con lo modesto que será nuestro proyecto nadie va a querer invadirnos, a medida que vamos creciendo comienza a hacernos ruido la duda. Y si tenemos nuestro sitio alojado en un servicio que no ofrezca cierta protección, puede ser un problema. Por eso la seguridad será un elemento importante a valorar para saber cuál es el mejor hosting para tu sitio.

El tema de la seguridad en los sitios da para un artículo completo, bien detallado, y con ejemplos; pero para no desviarnos vamos a contarte (simplemente mencionándotelos) cuáles son los aspectos más importantes que debes tener presentes al contratar tu hosting.

Las tres cosas que debes priorizar respecto a la seguridad, que debes procurar que tu servicio de hosting te ofrezca son: medidas anti-hackeo, protección contra ataques de denegación de servicio y que realice copias de seguridad automáticas cada cierto tiempo. Con todo esto te armas de un gran escudo contra los ataques y, en caso de que alguno consiga sobrepasar la pared protectora, tendrás el salvoconducto de la copia de seguridad para evitar quedarte en blanco (pudiendo recuperar el estado de tu sitio tal cual estaba). Estos detalles permiten distinguir a los mejores servidores de aquellos que ofrecen un servicio flojo.

Transferencia

Este es otro tema al que prestarle atención, pero sin obsesionarse. El ancho de banda que ofrece un servidor tiene que ver con la cantidad de información que puede circular por él en una determinada cantidad de tiempo. Al día de hoy la mayoría de los servicios ofrecen muchísimo ancho de banda, porque se trata de un recurso muy barato. Pero debes tener en cuanto otras cosas para saber qué hosting elegir.

En este punto deberíamos aclarar que el peso recomendado para una página es de 1 megabyte (y en tu capacidad para optimizar tu contenido podrás gestionar mucho mejor también el ancho de banda). Por tanto, basándonos en esa cifra, con un plan de 50GB (que suele ser lo que ofrecen los servicios básicos de hosting) podrías llegar a recibir 50.000 visitas mensuales sin que se ralentice el servicio. No obstante, este valor puede duplicarse, debido a la información que se almacenará en el caché de los usuarios (a partir de la segunda vez que entren en la página, muchas cosas no deberán enviarse desde el servidor porque ya se encontrarán “almacenadas” en el PC del usuario).

Un detalle: cuando hablamos de página no nos referimos al sitio completo (este es un error que incluso expertos del sector cometen) sino a cada una de sus partes. Una página es la portada, también cada uno de los artículos. En una definición más exacta: un documento que porta información electrónica que puede consistir en texto, imágenes estáticas o en movimiento, sonido, enlaces y otro tipo de elementos). Analizar esta prestación puede ayudarte a distinguir entre los mejores servidores.

Versatilidad en la administración

Es una de las prestaciones que muchas personas no tienen en cuenta al elegir hosting pero que resulta fundamental. Una buena herramienta de administración para tu sitio puede serte de gran ayuda para gestionarlo correctamente.

La versatilidad, el uso de las mismas herramientas a las que ya estás acostumbrado y la posibilidad de gestionar con fluidez tu contenido son algunas de las cosas fundamentales a tener en cuenta a la hora de pensar en montar un sitio web. La mejor herramienta para este tipo de gestiones es cPanel, que es el estándar que se está utilizando hoy. Poder trabajar con esta herramienta en tu servicio de hosting será de gran ayuda para gestionar tu sitio.

¿No sabes qué es cPanel? Te recomendamos ver este vídeo explicativo, donde se explica ligeramente de qué se trata y a través del cual podrás echarle un vistazo. De todas formas, para que no te agobies, te contamos en una simple frase para qué sirve. cPanel, como su nombre lo indica, es un panel de control o interfaz diseñado para realizar las diversas gestiones pertinentes a las cuentas de un dominio. Al adquirir tu espacio en el servidor recibirás acceso a este panel para poder hacer todo lo que necesites en tu sitio.

Prestaciones a tener en cuenta en hostings

¿Cuáles son los mejores hosting de España?

Existen varias empresas que proveen espacio de alojamiento para sitios web en España. Algunas de ellas destacan más que otras, evidentemente. A la hora de contratar tu hosting debes recordar lo que decíamos antes, cuáles son tus necesidades, es decir, qué esperas del servicio. En general la mayoría de estos servicios se ofrecen en inglés, y resulta difícil dar con uno que tenga soporte en nuestro idioma. No obstante, dado el gran auge que en nuestro país han cobrado las webs en los últimos años, las cosas están cambiando.

Debes saber, sin embargo, que generalmente, incluso aquellos que aseguran poder gestionarse en español, requerirán de ti algún tipo de conocimiento tanto del inglés, porque ciertas palabras o conceptos del mundo de la informática se hallan en este idioma. También vas a necesitar conocimientos básicos de programación, para poder desarrollar algunos de los procedimientos que necesitas. Pero no te preocupes, que si necesitas cualquier tipo de ayuda seguramente sabrán ofrecértela. Generalmente el servicio de atención al cliente suele ser eficiente y por supuesto, si es una empresa española se realiza en nuestro idioma. Así que seguramente no tendrás problemas.

Dicho esto, pasemos aquí te mostramos cuáles son los servicios de hosting en español, que nos resultan más eficientes teniendo en cuenta la relación precio y calidad.

Webempresa

Es una de las empresas más populares en nuestro país, goza de un alto prestigio y ofrece un servicio de calidad con muchísimas recomendaciones en los sitios de informática de referencia en España. Webempresa ofrece servicio técnico en español y tiene un plan de atención al cliente impecable; generalmente responden en el mismo día y atienden las sugerencias de sus clientes. Además, es una compañía cuyos planes cumplen con las ocho condiciones que le pedimos a un servicio de alojamiento.

En lo que respecta al precio, podrás encontrar opciones variadas, que van desde los 5 € al mes, en adelante. Puedes optar por un plan semestral o anual y probar el servicio durante un tiempo limitado sin ningún tipo de permanencia, para en caso de que no te guste puedas cambiarlo por otro que te ofrezca lo que estás buscando.

Te dejamos este enlace donde puedes echarle un vistazo a otros aspectos más detallados del servicio de Webempresa.

Raiola Networks

Raiola Networks es otra empresa que puede ofrecerte el servicio de hosting que estás buscando. En los últimos años esta empresa ha escalado mucho porque ofrece un servicio de alojamiento en discos en estado sólido (SSD), esto significa que la velocidad a la que se almacenará la información será mucho mayor y tienes menos posibilidades de que se corrompa tu contenido. También ofrece la mayoría de las prestaciones que te hemos citado, aunque en lo que respecta al soporte para WordPress sólo se encuentra disponible en los planes superiores. El costo por mes es inferior a los 5 €.

Aquí puedes encontrar más información acerca de los planes de Raiola Networks.

SiteGround

Llama la atención porque ofrece un espacio en disco de 10 gigabytes (GB), a diferencia de la mayoría de los otros servicios y transferencias ilimitadas en sus planes superiores. Es el más barato de los tres, ya que puede contratarse su servicio básico por 3.95 e, con contrataciones mensuales, semestrales y anuales. No dejes de echarle un vistazo a las prestaciones y planes que ofrece.

Conclusión. ¿Qué hosting elijo para mi web?

Ya hemos llegado al final. Como verás, escoger un servicio de alojamiento no es una tarea sencilla por eso es importante documentarse bien. De todas maneras, como ya lo sabes, al igual que ocurre con todo en la vida, podemos equivocarnos. Si pruebas con un servicio y no funciona como esperas, no desesperes, siempre hay alternativas para migrar y mejorar.

Sobre todo recuerda que el que no arriesga no gana, así que en lugar de dejarte aturdir por tus miedos y dudas, déjate llevar por tu intuición y utiliza todo lo aprendido en este artículo para analizar las ofertas disponibles y te decantes por la que más confianza despierte en ti. Seguramente te encontrarás con muchísimas ofertas de hosting, algunas más tentadoras y edulcoradas que otras; lo importante es que recuerdes que dado que no existe el servicio de hosting recomendado sino que siempre depende de las características o de las necesidades del sitio que deseemos alojar, es fundamental tener claro lo que deseamos para poder encontrar aquel hosting que se adapte a nuestras necesidades reales.

Fuentes : Yiminshun, Hosting facts, Elastichosts, CualHost, Diadem, Dmarketer, Juan Merodio

¿TE GUSTA EL ARTÍCULO?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1 Votos - Promedio: 5,00 de 5
Cargando...