¿Cuál es la diferencia entre hosting y dominio? 2021

¿Cuál es la diferencia entre hosting y dominio? 2021

Tabla de Contenidos

Al momento de crear una página web son muchos los aspectos a tomar en consideración, y algunos de los que más revuelo causa son el hosting y el dominio. ¡Sí! Elementos básicos que tienden a confundirse con mucha asiduidad; y es precisamente por esa razón que hoy nos hemos dado a la tarea de traer un sustancioso post con una amplia y muy completa definición de ambos, tratando de orientar todo a la gran cuestión que es : ¿Cuál es la diferencia entre hosting y dominio? Te invitamos a resolverla.

Ahora bien, cuando se quiere emprender o incursionar en un negocio online o simplemente llevar una marca a fronteras digitales, es importante contar con un buen plan de hosting para que la misma se encuentre siempre accesible y un buen dominio que le permita una mayor visibilidad. ¡Suena fácil! Sin embargo pocos  logran realizar esto correctamente, ya que no tienen muy claro lo que significa cada uno de estos servicios. A continuación vamos por la respuesta.

Antes de ver la diferencia entre hosting y dominio, veamos qué son

En torno a la diferencia entre un dominio y un hosting, lo primero que debes tener súper claro, es que se trata de conceptos y/o servicios totalmente diferentes.

Como decíamos anteriormente, es muy importante saber que se trata de elementos independientes, con funciones muy desiguales. Continúa leyendo y mira a detalle en qué consisten cada uno y así, de una vez por todas, puedas aclarar todos los malentendidos sobre sus significados. Del mismo modo, teniendo todo más claro, podrás realizar una mejor inversión al momento de concretar estos servicios. ¡Vamos por ello!

Diferencias hosting y dominio

 ¿Qué es un dominio?

Entonces, el dominio, también conocido como nombre de dominio, simplemente es el nombre que se le asigna a un sitio web, es decir, es el nombre que decides ponerle a tu proyecto digital. Entre algunos ejemplos de dominios tenemos: google.com, instagram.com, etc.

En otro contexto, el dominio hace la misma función que la dirección de tu hogar de indicarles a las personas en donde vives; en este caso, ayuda a los usuarios a que se dirijan directamente a tu sitio web. En otras palabras, guía a los navegadores web a encontrar y acceder a todo el contenido de tu página web.

Ahora bien, un dominio es un nombre único que identificará a tu web en internet. No habrá dos dominios iguales.

Por otro lado, un dominio está constituido por un nombre y una extensión. Por ejemplo, con google.com, el nombre es “google” y la extensión es “.com”. En algunos casos, puede que el nombre sea muy similar o igual al de otra web, pero el punto de distinción será la extensión.

En este sentido, uno de los aspectos más importantes en relación a este imprescindible elemento, es elegir un buen nombre de dominio. Lo más recomendable es que sea atractivo, fácil de recordar y que haga referencia directa sobre la temática de tu proyecto. Aunque este último parámetro, dependerá del rubro y si simplemente quieres asentar una marca. Estos simples tips harán que tu sitio web se destaque entre los demás.

Ahora, lo que pocos saben es que el propósito de un nombre de dominio es identificar y traducir las direcciones IP (Protocolo de Internet) de cada servidor en la red, y que estas sean más fáciles de memorizar y encontrar.

¿Qué es el hosting o alojamiento web? 

Llegó el turno de otro de los elementos más importantes al momento de crear un sitio, el hosting o como muchos lo conocen, el alojamiento web. Este, básicamente hace referencia al lugar donde se guardan los archivos que dan forma a un sitio web, como documentos HTML, hojas de estilo CSS, JavaScript, imágenes, etc. y tambien permite que los mismos estén siempre disponibles. 

El hosting es el espacio de almacenamiento que ocupan todos los datos de tu página web dentro de un ordenador (servidor) conectado a internet.

En este sentido, los proveedores de este servicio ofrecen una amplia variedad de planes que se adaptan a las necesidades o requerimientos de cada proyecto digital, donde los principales aspectos a considerar van desde el espacio de almacenamiento hasta la rapidez y el tiempo de actividad. 

Específicamente, los elementos de un plan de hosting que varían son los siguientes:

Almacenamiento: el espacio en disco para guardar todos los datos del sitio web.

Cantidad de sitios a alojar: los proveedores ofrecen planes que permiten alojar desde un sitio web hasta un número ilimitado asociados a una misma cuenta.

Ancho de banda: indica la cantidad de datos disponibles al mes que puede usar la página web.

Seguridad: los planes de hosting incluyen procesos que resguardan los datos del sitio web. 

Ahora bien, los ordenadores donde se almacenan todos los datos de una web, conocidos como servidores web, son un tipo de ordenadores sumamente potentes que guardan y trasmiten toda la información a través de Internet. 

Por otro lado, existen varios tipos de hosting que se acomodan a las necesidades de cada página web. Por ejemplo, un blog personal no requerirá los mismos recursos que una tienda online, de modo que, para satisfacer las necesidades de cada tipo de proyecto, los proveedores ofrecen una variedad de tipos de hosting.

Algunos de los tipos de hosting comunes tenemos: hosting compartido (el servicio más básico, donde se comparten los recursos); hosting elástico (alojamiento que ofrece diversos niveles de potencia y rendimiento); hosting reseller (plan que permite crear y vender planes de hosting); hosting VPS (servidor web físico dividido en diversas máquinas virtuales independientes entre sí, donde los recursos son exclusivos para cada sitio web); hosting dedicado ( un plan avanzado, donde los recursos están destinados a un único cliente).

Ahora bien, teniendo bien claro ambos conceptos, es importante mencionar, que para que un hosting pueda utilizar las funciones de acceso web en tu navegador y para que el servicio de correo funcionen, debe tener asociado a un dominio.

Qué es un hosting

Diferencias entre hosting y dominio

¡Entremos de lleno a lo que nos concierne! A estas alturas ya tienes claro que es un dominio y que es un hosting, pero ¿Tienes claro cuál es la diferencia entre ambos?

Bueno, a través una analogía la explicaremos. En el mundo físico o real,  una empresa o proyecto necesita un lugar o espacio para poder funcionar, bien sea un local o una oficina. Pero además, necesita que se dé a conocer la ubicación de la misma para que los futuros clientes la encuentren fácilmente.

Lo mismo sucede con un sitio web, por tanto el hosting viene siendo como el local o la oficina, y el dominio la dirección para que los usuarios lo visiten.

 ¿Cómo se relacionan el dominio y el hosting?

A pesar tener un poco más claro cuál es la diferencia entre hosting y dominio, luego de nuestras completas definiciones, no hay manera que una web pueda funcionar solo con uno de estos elementos.

Entonces, para dar respuesta a la disyuntiva anterior, es importante dejar bien en claro que tanto los dominios como el hosting se necesitan mutuamente para que un sitio web pueda estar en el sistema de redes y a la mano de todos los posibles usuarios de la red. En otras palabras, sin hosting y dominio tu sitio web no puede existir en internet, ya que todo dominio debe contener un hosting que le permita visibilidad en internet.

¿Qué necesito para construir un sitio web? ¿Dominio o hosting?

Recuerda, frente a un emprendimiento online necesitarás de ambos para estar presente en Internet y hacer que el mismo sea reconocido.

Sin embargo, lo primero que necesitas para construir tu sitio web es conseguir tu nombre de dominio. Y como te lo recomendamos anteriormente, asegúrate que sea original y fácil de recordar.

Ahora bien, para obtenerlo debes pagar una cuota anual a un proveedor de dominios, así ganas el derecho exclusivo para usar ese nombre. En el mercado existen una infinidad de empresas dedicadas a esto, donde muchas ofrecen no solo el registro del dominio sino también el alojamiento web.

Seguidamente, encárgate de contratar un buen plan de hosting que se adapte a las necesidades de tu proyecto online. ¿Cuál es la mejor solución para ti? Considera estos tres parámetros:

  •         El tráfico que esperas para tu sitio web.
  •         Tus posibilidades económicas, tanto personales como profesionales.
  •         Y el tamaño de tu sitio web.

¿Tengo que comprarlos juntos? ¿O puedo comprarlos por separado? 

Puedes comprarlos juntos y también por separado. Sin embargo, nuestra recomendación es que adquieras ambos servicios con empresas diferentes.

Al contratar el dominio con un registrador y el hosting con otro proveedor totalmente distinto, simplemente tendrás un dominio apuntando a un hosting que se encuentra en una empresa diferente. Esto proporciona que tengas más control sobre el dominio y que la decisión de cambiar de hosting sea más sencilla de llevar a cabo.

Ahora bien, muchos difieren con respecto a esta recomendación, ya que afirman que adquiriendo el dominio y el hosting en una misma empresa todo será más práctico y se podrán solventar posibles problemas más fácilmente.

Otra ventaja que sale a relucir, es que el precio es más económico. En muchos casos por contratar un hosting te dan un descuento para el dominio o lo ofrecen de manera gratuita durante todo un año.

 ¿Puedo trasladar mi nombre de dominio a una empresa diferente?

En concordancia con el apartado anterior, sabiendo que se puede contratar ambos servicios por separado, surge la pregunta de que si se puede trasladar un nombre de dominio a una empresa diferente, y la respuesta es que sí.

Los operadores de registro de dominios, también conocidos como centros de información de red (NIC), son los encargados de llevar a cabo la transferencia de dominios, teniendo la capacidad de gestionar uno o varios.

Por tanto, el primer paso que debes llevar a cabo es ponerte en contacto con el agente registrador, quien será el encargado de remitir la solicitud de transferencia al responsable para que continúe con el proceso. No obstante, dicha transferencia también se puede gestionar de manera directa, sin necesidad de acudir a intermediarios.

¿Puedo trasladar mi sitio web a otra empresa de alojamiento web sin cambiar de dominio?

Por último, planteamos unas de las preguntas que más llegan a nuestro haber. Y como sucedió con las preguntas anteriores, la respuesta es que si se puede trasladar un sitio web a otra empresa de hosting sin cambiar de dominio.

Sin embargo, cambiar de proveedor de hosting sin perder el dominio requiere de conocimientos técnicos y de tiempo. Nuestra recomendación es que realices lo siguiente:

Libera tu dominio: solicita a tu proveedor de hosting actual que te facilite la clave de liberación de tu dominio. Ya teniéndola en tus manos, dásela a tu nuevo proveedor para que este transfiera con éxito tu dominio.

Modifica el DNS: dile a tu proveedor de dominio el nuevo sitio donde vas a alojar tu sitio web. Teniendo acceso a tu dominio, tendrás que colocar el DNS de tu nuevo proveedor. De esta manera, el dominio ya apuntará a la nueva web.

Para realizar este procedimiento, es recomendable que tengas cerca un soporte técnico si no manejas muy bien el tema.

Factores para elegir hosting

Conclusiones

Como has podido ver, hemos resuelto la disyuntiva sobre cuál es la diferencia entre hosting y dominio. Y queda súper claro que a pesar de que son servicios completamente diferentes, deben trabajar de manera conjunta si se quiere contar con un sitio web activo y disponible en internet el mayor tiempo posible.

De allí, que el hosting sea el espacio o almacenamiento que requerimos para guardar todos los datos de nuestro sitio web, mientras que el dominio es simplemente la dirección del mismo en internet. 

Esperamos haber sido de ayuda. ¡Nos leemos en una próxima entrega!

Fuentes : HostGator Español, Rosana Rosas, YoSEO, ValorTop

_ ¿Necesitas realizar un proyecto? _

Presupuesto diseño web​ Contacta y pide presupuesto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.