985 331 381 · 620 062 376 ···
Flat design (Diseño web plano) y semi-plano: qué es y cómo se usa

Flat design es un concepto sumamente importante en el desarrollo web. Consiste en una forma contundente y cuidada de llevar a cabo y poner en alto nuestra marca. En este artículo te hablaremos un poco de él y te daremos algunos consejos para que puedas implementarlo en tu sitio. A través de este tipo de diseño podrás adaptar tu sitio a la era digital y conseguir que tus usuarios obtengan una buena experiencia al visitarte.

¿Qué es el diseño plano?

El diseño flat también denominado en español como diseño plano, es un tipo de estética que se viene utilizando mucho desde hace una década en el desarrollo web. ¿Por qué es tan popular? Porque consiste en un planteamiento web minimalista, que tiene excelentes resultados llegando a los usuarios.

Se trata de una forma de implementar el diseño de las páginas web, apostando por el minimalismo. En este tipo de trabajos se caracteriza el uso de fuentes claras, la elección de pocos colores y la implementación de botones y modos de interacción que sean intuitivos y les faciliten la navegación a los usuarios. Aquí cabe señalar que el objetivo principal del flat design web es que los usuarios entiendan enseguida de qué forma navegar en nuestro sitio web para que encuentren rápidamente lo que han venido a buscar.

Desde la creación de Internet hasta hace pocos años el diseño web apostaba por el realismo, conocido con el término Skeumorfismo, que se caracteriza por contar con diseños en 3D, mucho sombreado y colores de todo tipo (poder mostrar muchos colores fue importante en algún momento, ¿lo recuerdas?). Con el avance de las nuevas tecnologías, y el exceso de posibilidades, se volvió imprescindible revolucionar el diseño desde otro lugar. Y allí estaba aguardando el flat design.

La revolución del diseño plano fue llevar el diseño a lo abstracto, huir del realismo para hacer de la iconografía el gran planteamiento del desarrollo web. Por esta razón al visitar un sitio que ha sido diseñado con esta metodología, en seguida notamos que su lectura es clara y que las diversas acciones que podemos realizar en la web se encuentran señalizadas de forma contundente: iconos sencillos y limpios.

En el siguiente bloque te contamos cómo ha sido la evolución del flat design.

Qué es el flat design

Descríbenos qué necesitas y te enviaremos un presupuesto en 48 horas.

He leído y acepto a política de privacidad

La historia del diseño flat

La historia del diseño flat comienza en la escuela Bauhaus, pasa por el Estilo Suizo y se concretiza con el sistema operativo de Microsoft, Windows.

Cuando Walter Gropius fundó la Escuela de Bauhaus cambió la historia del diseño para siempre. Bajo el lema «La forma sigue a la función» se propuso un cambio rotundo en el pensamiento que implicaba el desapego de toda ornamentación por la búsqueda de la concreción, la ergonomía y la practicidad.

Cuando en el 2006 Microsoft lanzó su mp3 Zune que presentaba una interfaz novedosa y un aspecto sencillo, cambió el diseño digital para siempre. Aunque este dispositivo fue un fracaso, ya que nunca pudo superar ni igualar el éxito de Apple con su iPod, su existencia sirvió para cambiar todo el diseño de los productos Microsoft.

El lanzamiento de la interfaz Metro para su sistema operativo, que contaba con una serie de azulejos sencillos, con colores impactantes y minimalistas, tuvo tanto éxito que la compañía decidió implementarlo en su sistema operativo. Y todo esto más tarde influirá de forma contundente sobre el diseño web en general.

Así que, el flat design tiene ya una tradición, una razón de ser, y unas ventajas por sobre el diseño realista, lo que nos hace pensar que no se va a ir pronto. Por esta razón, no deberías dejar de contemplarlo para el desarrollo de tu sitio web.

Diseño web plano en la era digital

En gran parte este tipo de diseño es coherente con el tiempo en que vivimos. Hoy en día no tenemos tiempo para pasarnos mucho rato dentro de un sitio tratando de encontrar algo, como sí ocurría antes, necesitamos navegar con inmediatez y el flat design nos permite hacerlo.

Teniendo en cuenta esto, es evidente que contar con una web de navegación sencilla puede ser fundamental para el éxito de nuestra marca. Asimismo, en lo que respecta al flat design colors, contamos con tonalidades color pastel y colores impactantes: combinaciones que atraigan la atención de los usuarios. Se usa también la combinación con el blanco y el negro para otorgar contraste a las imágenes del sitio.

El flat design web evoluciona a un diseño semi-plano

Cuando en los noventa el 3D revolucionó el diseño, la mayoría de las propuestas de diseño contaban con fabulosos diseños en tres dimensiones. Pero ha pasado el tiempo desde aquellos gloriosos años y como ocurre con todas las tendencias, en el diseño también se ha intentado volver a las raíces. El flat design apuesta por eso eliminando toda decoración, reduciendo los elementos y reduciendo los colores al máximo con el objetivo de facilitar la funcionalidad.

Contamos entonces con sitios donde se han eliminado las texturas, los degradados y los biselados, y todo aquello que no aporte valor adicional al mensaje que se quiere transmitir al usuario. El uso de cuadrículas, bordes finos, colores brillantes y una tipografía sans seriff es lo que destaca en el flat disign. En pocas palabras, se simplifica el arte y se lo pone al servicio de la funcionalidad.

Dentro del flat design asimismo, hay una tendencia que procura no eliminar totalmente los valores extras que otorgan profundidad al diseño. El long shadow design es una subcategoría dentro del diseño plano, que añade sombras alargadas a los iconos, pero que no llegan a ser como las sombras de un diseño realista, puesto que no responde a las normas de la luz sino que busca un impacto distinto. Una sombra que llama nuestra atención y nos obliga a mirar el icono que la está proyectando.

Cuándo usar el diseño plano

El diseño plano es muy útil si deseamos que nuestra web se ajuste tanto a un teléfono como a un ordenador. El flat design es ideal para el diseño adaptable (“responsive design“), que tiene que ver con esto justamente: con que la misma web pueda visualizarse en un dispositivo móvil o un ordenador sin perder su estilo y su fuerza. Si tenemos estéticas diferentes en ambos formatos, no daremos una imagen consistente de nuestra empresa, ¡de ahí la importancia de la homogeneidad en el diseño!

También es interesante decantarse por el flat design si queremos dar un mensaje claro. Al ser un estilo donde todo lo que se ve tiene sentido y aporta valor adicional al mensaje que se desea, la interacción de los usuarios será eficiente tanto en una dirección como en la otra. Ten en cuenta que si le facilitas la vida al usuario también la vuelves más cómoda para ti, porque no tendrás que responder preguntas acerca del manejo de la web y conseguirás que tus clientes vuelvan con confianza a tu web porque encuentran lo que buscan y saben moverse en este mundo lleno de señales y de formas que comprenden.

También es fundamental decantarse por el diseño plano si nuestra marca apuesta por lo último en tecnología. Dar la imagen de que estamos al día con las herramientas existentes para el diseño y el desarrollo puede sumar valor y prestigio a nuestra marca, porque demostramos que nos preocupamos por crecer y por contar con todo lo que se necesita para ser una empresa puntera en estos tiempos digitales.

Cuándo no se utiliza el diseño plano

Al día de hoy casi todos los sitios se desarrollan siguiendo esta estética; porque, como ya te hemos contado, aporta sencillez y funcionalidad. No obstante, existen algunos casos en los que podría resultarte útil decantarte por el diseño realista (skeumorfismo).

Si tienes una marca muy involucrada con el realismo y quieres ofrecer una visión bien contundente de tus productos o servicios, es posible que te convenga decantarte por el skeumorfismo. Es un diseño que se sigue utilizando mucho en cubiertas de libros, diseño industrial de camisetas o para presentar servicios o actividades donde los detalles son importantes y quieren contarse a través de las imágenes. Con este tipo de diseño podemos llegar a nuestros clientes de una forma más limpia y podremos obtener mejores resultados del intercambio.

En el skeumorfismo se busca una emulación digital de los objetos y texturas, esto consigue que el usuario cree un vínculo entre lo que vi y su propia experiencia en el mundo real; lo que puede ser muy importante en ciertos tipos de interacción, para determinado contenido.

También puede ser conveniente el skeumorfismo si deseas crear un sitio que se distinga. Para ir contra la tendencia, el flat design, y conseguir llamar la atención con una estética que tire de la tradición y que consiga llegar a los usuarios de una forma novedosa.

Sea como sea, debes saber que en la actualidad muy pocas empresas se decantan por el realismo, porque el flat design no sólo resulta más práctico y funcional sino que, además, requiere de un tipo de desarrollo más sencillo e implica menos desafíos a la hora del planteo del diseño web.

Consigue un diseño plano con estos pasos

Si quieres trabajar para que tu sitio esté a la altura de los tiempos que vivimos, y necesitas ponerte al día con un diseño plano, estos consejos podrán serte de ayuda. Intenta plantear por adelantado todo lo que vayas a querer realizar y trata de obtener un diseño que distinga a tu marca.

No confundas lo plano con lo aburrido

Este punto es significativo. El diseño minimalista no tiene por qué ser aburrido ni soso. Ahí reside el gran desafío para el diseñador: conseguir crear un diseño impactante con pocas líneas y jugando con un par de colores. ¡Imaginación y oficio!

El color, el contexto y el contraste son tus amigos

El truco para un diseño flat impactante es encontrar el justo equilibrio entre color y contraste. Y conseguir escogerlos en función del contexto (mensaje e imagen) es fundamental para triunfar.

Dale vida a tu diseño plano con animación

La animación es otra de las grandes aleadas del diseño flat. Otorgarles movimiento a tus diseños puede ser fundamental para dotarlos de personalidad. Esto puede ser muy útil también para mejorar la interacción de los usuarios, tendiendo puentes que le indiquen cómo moverse en tu sitio.

Escoge una fuente tipográfica “amigable” con el flat design

La elección de una fuente clara es otro de los puntos fundamentales del diseño flat. Se recomiendan las tipografías Sans Serif sin serifa, de modo que tengamos letras claras, bonitas y con carácter. Sin duda saber elegir la fuente web y el tamaño son dos puntos importantes del desarrollo de una página.

Conclusiones sobre el diseño web plano

Como habrás notado, si queremos triunfar en esta era de diseño minimalista, lo ideal es buscar un buen diseño flat. No obstante, antes de dibujar la primera línea debemos tener claro lo que deseamos conseguir. Para ello, nada mejor que consultar con un buen equipo de trabajo que pueda guiarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones respecto al diseño, para que tu marca se convierta en la envidia de tu competencia. ¿Te animas a intentarlo?

Fuentes : Techinfographics.com, Simple Biz Support, SMA Marketing, Red Stapler, DesignCourse, Thrive Themes

 

¿TE GUSTA EL ARTÍCULO?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
0 Votos - Promedio: 0,00 de 5
Cargando...