985 331 381 · 620 062 376 ···
Small Data vs Big Data: ¿Qué son y en qué se diferencian?

Frente al conocido y muy deseado Big Data, cada día gana más terreno el Small Data. Ahora bien, ¿sabemos a qué nos referimos cuando hablamos de ambos términos? Pues tranquilos, porque aquí lo vamos a desvelar todo sin dejar secreto alguno en el tintero.

Big Data es un concepto utilizado por muchas empresas hoy en día. Este término es comúnmente mal entendido y tiene diferentes interpretaciones de marketer a marketer. Por una parte, la última tecnología de base de datos es uno de los significados adjudicados al Big Data y, por otro lado, este término se refiere a un gran y complejo conjunto de datos. Sea como sea, el Big Data va a proveer de importantes recursos y prestaciones a diversos ámbitos del propio diseño web como del posicionamiento y marketing online.

En general, algunos CEOs creen que el Big Data va a resolver sus problemas de negocio como aumentar las ventas o rentabilidad. Sin embargo, esto no suele ser así. En realidad, usar una gran cantidad de datos está creando una enorme confusión en muchas empresas en lugar de añadir claridad. Esto se debe a que con una excesiva cantidad de información no es posible conocer datos más detallados y útiles sobre los usuarios.

En este sentido, Big Data puede ser útil para algunas compañías, especialmente grandes empresas, sin embargo, los líderes de negocios necesitan una visión más realista sobre cómo las estadísticas pueden ayudarles. Por tanto, un Small Data podría mejorar los esfuerzos de marketing en los negocios en lugar del Big Data.

Big Data vs. Small Data – ¿Cuál es la diferencia?

¿Cuál es la diferencia sustancial entre el Small Data y el Big Data? Sin duda, la más importante es el uso. Mientras que el primero es más asequible para la empresa, el segundo es más complejo de implementar, ya que requiere de gran tecnología de análisis.

Para ser competitiva, una empresa ha de aprovechar el conocimiento que se obtiene del análisis del comportamiento del usuario, de su actividad y de su forma de actuar en el mundo digital.

Además, es necesario que el Big Data, para resultar manejable, se transforme en Small Data, ya que facilita la capacidad de interacción y manejo por parte de los profesionales especializados.

Descríbenos qué necesitas y te enviaremos un presupuesto en 48 horas.

He leído y acepto a política de privacidad

Qué es el Small Data

Hoy en día, ha surgido un movimiento en relación a la idea de Small Data, lo cual ofrece aplicaciones y herramientas simples y útiles, especialmente dirigidas para aquellas personas que no tienen conocimientos o experiencia en el manejo de bases de datos.

El enfoque del Small Data puede ayudar a las empresas a tener un mejor control sobre sus datos. Esto se debe a las siguientes razones:

  • En primer lugar, hay que tener en cuenta que el Big Data no es para todos los negocios. Manejar un Big Data supone mucho tiempo y dinero que muchas empresas no poseen. Por esta vía es posible perpetuar un modelo centralizado con grandes servidores, procesadores y presupuestos. Sin embargo, con un Small Data es posible romper con este ciclo.
  • En segundo lugar, el valor de los datos es lo último que se considera, tomándose en cuenta el volumen, la velocidad y variedad. Un Small Data facilitará a las empresas conocer el valor de los datos obtenidos más que un gran conjunto de datos.
  • En tercer lugar, la innovación impulsa la capacidad de respuesta. Tanto las empresas como los consumidores se benefician entre sí si los usuarios poseen una visión más clara y rápida del negocio. En este sentido, con el uso del Small Data es posible tener acceso a datos por medio de la segmentación de la audiencia o la ubicación. Por tanto, ahora no sólo es posible conocer los productos que hay en demanda sino también cuándo se realizan las campañas y dónde segmentarlas.

Y: ¿Qué es el Big Data?

Por su parte, el Big Data o los macro-datos se refieren a la recopilación de datos masivos a gran escala. Dichos conjuntos son complejos y requieren de la adaptación de apps informáticas y softwares muy especializados en el procesado para que puedan ser tratados y adecuados a las necesidades de una empresa previo interpretación de especialistas en la materia. Es decir, tiene un coste muy elevado.

Las 3 Vs: Volumen, Variedad y Velocidad

Para trabajar el Small Data hemos de compararlo con el Big Data para saber que en la referencia a este segundo, se trabajan con las conocidas 3Vs. Estas se refieren, en primer lugar, al volumen de datos; en segundo lugar, a la variedad de los tipos de datos obtenidos; en tercer lugar, a la velocidad a la que se procesan dichos datos.

En el mundo del Big Data, todos estos datos se miden en petabytes y exabytes que pueden estar o pueden no estar estructurados.

¿Qué es lo que diferencia al Big Data del Small Data? Que este último se compone de porciones más utilizables y manejables. Por eso, mientras el primero busca patrones ocultos en cantidades ingentes de datos, lo que requiere de mucho trabajo y especialización, es decir, que puede resultar excesivo. Por eso usamos el segundo, que arroja resultados procesables sin complejos sistemas de análisis que requieren de gran cantidad de energía y esfuerzo e inversión.

Si bien el resultado es igualmente positivo, añade el beneficio del uso de los recursos de una empresa de forma eficiente sin un gasto excesivo en tecnología.

Haz clic en la imagen para ampliarla.

Por qué debería tener cuidado con el Small Data

Hasta la fecha, las empresas más grandes contaban con ficheros de pocos millones de clientes como mucho. Dado el número de interacciones, no tenían que trabajar con cientos de millones de registros, por lo que con sus bases de datos relacionales tenían más que suficiente para el procesado.

Las técnicas se extendieron a otros sectores y ámbitos de actuación, por lo que se incrementó la actividad digital de la sociedad y creció la variedad y complejidad de los datos obtenidos y las herramientas con que se debían de trabajar.

El tiempo de respuesta de los softwares usados en empresas aumentó, de ahí que tuvieran que desarrollar herramientas más potentes capaces de analizar gran cantidad de información.

Así fue como se acuñó el Big Data. El resto de la información obtenida es Small Data. Si solo te quedas con el uso de esta última, tal vez estés perdiendo oportunidades de mercado que se escapan, ya que la información con que se trabaja es más limitada que la que arroja el Big Data.

Qué beneficios nos puede dar el Small data vs. Big data

Ahora Google ofrece a las empresas Small Data para búsquedas a nivel local. En este sentido, los comerciantes o dueños de negocios pueden tener acceso a datos específicos sobre cómo las personas en un vecindario en particular buscan sus productos o servicios.

Por ejemplo, si tu negocio es una pizzería, los usuarios podrán encontrarte a través de Google, específicamente en Google Maps, donde podrá aparecer la dirección del local enlazada a tu sitio web.

De este modo, los usuarios pueden acceder al mismo de manera rápida y fácil y contactar contigo. A su vez, también puedes ingresar información de tu negocio a través del servicio Local Business Center. Así, por medio de este servicio, Google podrá verificar diversos datos como la dirección de tu negocio y el número de contacto.

En general, la idea del Small Data en Google es ofrecer a los negocios métricas o estadísticas que puedan ayudarles a tomar decisiones empresariales como crear publicidad en zonas específicas, ofrecer entregas en otras áreas o información sobre qué es lo que las personas están buscando en una pizzería local.

En este sentido, con Small Data no se busca sustituir los grandes datos. Lo que busca realmente es crear compradores y vendedores más educados y más conectados entre sí. Y para lograrlo, es necesario hacer análisis más accesibles y accionables.

Beneficios del uso del Small Data

Conocido el Small Data y sus diferencias con el Big Data, ¿qué beneficios encuentras respecto al otro y por qué es interesante implementarlo? Veamos:

  • Es de manejo sencillo. Mientras que el Big Data requiere del control de gran número de datos, esta tecnología es más sencilla, ya que maneja volúmenes pequeños y relevantes con modelos matemáticos a través de algoritmos.
  • Mejora el conocimiento del consumidor. Es decir, se enfoca en mostrar al emprendedor que quiere el consumidor para que se le pueda ofrecer personalizando campañas.
  • Es eficiente en el sector consumo. Es decir, si tu negocio va hacia el consumidor final, aprenderás sobre el día a día de tu audiencia optimizando la experiencia de usuario en sus dispositivos inteligentes, en sus compras y en su actividad rutinaria.
  • Es un análisis simple. Se debe a que analiza lo que sucede en el entorno de tu negocio. Por eso se obtienen datos de redes sociales, búsquedas, publicaciones, etc. O sea, estudia la huella digital del usuario para la obtención de información personalizada.
  • Mejora la interacción con el cliente. Es decir, ofrece datos útiles para personalizar la campaña de marketing y conocer mejor al buyer persona.
  • Mejora el ROI. Con toda esta información, el retorno de la inversión está prácticamente garantizado.

Además, destacan estos beneficios extra:

  1. Informar a nuestra audiencia – Los compradores prestarán atención a tus servicios y productos si estás diciendo algo útil o único y que llegue a ellos cuando están pensando en lo que estás diciendo. Esto significa aprovechar el poder de la narración y rich media. A su vez, debes aprovechar lo que sabes de tu mercado a partir de datos pequeños transaccionales (historial de compras, inventarios, entre otros), para adaptar las campañas y acortar el proceso de compra.
  2. Conecta a tus clientes con la marca del negocio (y entre sí) – Escuchar lo que quieren tus usuarios y conocer sus puntos de vista forma parte del Small Data y puede enriquecer el crecimiento de tu negocio. Esta información puede ser increíblemente valiosa para la búsqueda y el aprovechamiento de las conexiones y relaciones con tus clientes. Además, los comentarios, las opiniones y los testimonios de los usuarios pueden ser herramientas útiles y poderosas para amplificar su mensaje y conseguir usuarios listos para comprar tus productos o contratar tus servicios.
  3. Motivar a tu target o público objetivo – Como vendedor tu objetivo será impulsar la acción. Sin acción, no hay retorno de la inversión (ROI) y sin ROI, no hay presupuesto de redes sociales, diseño web ni de marketing. La data correcta en forma de recomendaciones, ofertas o mensajes dirigidos a tu público objetivo puede aumentar las conversiones y obtener un fuerte retorno de la inversión. Ser un buen motivador también significa anticipar lo que necesita tu audiencia. Hay que destacar que lo más recomendable es enfocarse y aprovechar los pequeños datos ambientales como la ubicación y la información del dispositivo.

Beneficios del uso del Big Data

Por su parte, si se apuesta por el uso del Big Data, también se pueden obtener beneficios interesantes sumados a los ya observados en el Small Data. Por ejemplo:

  • Mejora de la toma de decisiones: tenemos un enorme volumen de datos estructurados sobre los que trabajar.
  • Feedback inmediato: se obtiene una respuesta en tiempo real gracias al procesado de grandes volúmenes de datos.
  • Conocimiento del mercado: resulta básico para lanzar un producto conociendo bien el mercado en el instante del lanzamiento. Se obtienen excelentes oportunidades.
  • Tecnología de presente, pero también de futuro: es un elemento diferenciador que usan las empresas que tienen verdadero éxito en la actualidad. De hecho, apunta a que jugará un papel preponderante en unos años.

Haz clic en la imagen para ampliarla.

Combina el Small Data y el Big Data con las herramientas adecuadas

Sin duda, la mejor opción en todo caso es una sabia combinación de Small Data y Big Data para obtener la información correcta del rastro que deja cada usuario en su navegación por una página web.

En primer lugar, guardamos ese rastro y lo analizamos a través de técnicas Big Data. Una vez lo tenemos, lo transformamos en Small Data según las necesidades de nuestro proyecto y utilizamos la información obtenida a discreción.

Conclusiones

En realidad, podemos afirmar que el debate entre Small Data y Big Data es más bien artificial. Sí que debemos considerar uno más importante que el otro según nuestros intereses, pero la oportunidad real se obtiene cuando se combinan ambos de forma sabia y eficiente.

Por un lado, tenemos una gran cantidad de datos que analizar. El Big Data. Por otro, los podemos desgranar en pequeñas piezas y extraer las interesantes según la naturaleza de un proyecto. El Small Data.

Una revolución en la forma de obtener información de valor que pueda ser usada posteriormente para empoderar un negocio y hacerlo crecer según los modelos más fiables de análisis de datos del momento.

¿TE GUSTA EL ARTÍCULO?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1 Votos - Promedio: 5,00 de 5
Cargando...