985 331 381 · 620 062 376 ···
Arquitectura web: Aprende a jerarquizar tu web y beneficia tu SEO

Quizás el concepto de “arquitectura web” no te suene de nada. Sin embargo, si quieres que tu página web se posicione bien en Internet, debes trabajarla muy bien y adaptarla al SEO. Es por esto por lo que hoy queremos profundizar en el tema de la arquitectura web, que descubras por qué es importante y algunos consejos que te serán de gran utilidad para que le puedas sacar el máximo partido. ¿Quieres saber más sobre esto? Pues continúa leyendo…

¿Qué es la arquitectura web?

En pocas palabras, la arquitectura web es la puesta a punto de toda la información que tiene un sitio web de manera jerarquizada. Esto quiere decir que hay que saber dónde colocarla, por qué situarla en un determinado lugar y no es otro, cuándo condensar la información y cuándo ampliarla, o cuántos menús hacen falta… entre muchas otras cuestiones que permitirán optimizar al máximo la arquitectura web. Pero ¿por qué es tan importante?

¿Por qué la arquitectura del sitio web es importante para el SEO?

La arquitectura del sitio web es muy importante porque una buena jerarquía de la información beneficia al posicionamiento en buscadores. Ya sabes que un buen SEO te va a garantizar una excelente posición en los buscadores. Aparecer entre los primeros resultados es ahora más importante que nunca, ya que la competencia actual es atroz. Cada vez, son más las empresas y negocios que apuestan por hacerse un hueco en Internet.

Pero, como en todo, conviene que sepas cuáles son las mejores prácticas para trabajar la arquitectura web, pues no todo vale. Siempre puede haber alguien que intente engañar a Google, pero esto a la larga te va a perjudicar. Si quieres hacer las cosas bien, no dudes en apuntar en algún lugar (una libreta o un bloc de notas) todo lo que vamos a comentar a continuación. Conseguirás una arquitectura web SEO adecuada.

Mejores prácticas SEO para una correcta estructura o arquitectura web

Para que en Internet puedas lograr los objetivos que te hayas propuesto (sean estos llegar a más personas, atraer a más clientes, conseguir más ventas, etc.) debes trabajar con buenas prácticas dentro de tu estrategia SEO. Estas son importantes para que alcances tus metas y no te sientas frustrado al ver cómo todo el esfuerzo que haces no te genera ningún fruto. Por eso, a continuación, vamos a tratar punto por punto las mejores prácticas SEO para una correcta estructura o arquitectura web. ¡Síguelas en el orden correcto!

Arquitectura web tipo SILO

La arquitectura web tipo SILO funciona muy bien. Se trata de diferenciar las temáticas de la página web y evitar que se crucen entre ellas. El diseño que se realiza parte de una palabra clave que está bien presente en la Home y de ahí se van a ir enlazando las siguientes categorías. Digamos que es una arquitectura donde desde la palabra clave principal salen otras que responden a temáticas relacionadas, pero que están separadas.

De cada temática pueden salir otras para que se pueda crear contenido concreto para cada una de ellas. ¿Qué referencias puedes tener de este tipo de arquitectura web? Pues la web tipo SILO es muy socorrida en páginas de medios. Puedes revisar algunos ejemplos en Internet para tomarlos como referencia. ¿Quieres saber un último dato? Se llama SILO a este tipo de arquitectura web porque el SEO que se trabaja es en vertical. Curioso, ¿no crees?

    Descríbenos qué necesitas y te enviaremos un presupuesto en 48 horas.

    He leído y acepto a política de privacidad

    Sencillez, ante todo

    La sencillez dentro de una estructura web es fundamental. Sin sencillez, habrá caos y eso no te interesa. Seguro que tienes experiencias propias con páginas web a las que accedías y no sabías ni en dónde hacer clic. Los menús no tenían ningún sentido, las temáticas no estaban bien definidas y, al final, te sentías más perdido que otra cosa. Es por esto por lo que nunca, jamás, debes sobrecargar la arquitectura web.

    Tal vez esta sea una de las grandes claves de aprender a jerarquizar tu web y es que no siempre más es mejor. Aunque sea un frase hecha muy manida, tenerla en cuenta te va a ayudar. Cuando hablamos de SEO en una página web es mejor apostar por lo sencillo que por lo abundante. No porque esto último esté mal trabajado, sino porque quienes accedan a tu web buscan inmediatez y si hay demasiados elementos que ralenticen su navegación no tardarán en irse.

    Usa páginas de categorías

    ¿Nunca le has prestado atención a las categorías? Pues son esenciales para el SEO y para trabajar bien la arquitectura web. Así que si siempre las habías ignorado, es el momento de que dejes de hacerlo. Te animamos a que hagas páginas de categorías que te serán muy útiles. A continuación, vamos a explicarte por qué:

    • Las páginas de categorías funcionan como páginas de aterrizaje: ¿sabes que estas páginas son más importantes que las páginas y artículos que hayas podido crear de forma individual? Pues sí. Estas páginas se convertirán en páginas de aterrizaje desde las que quienes lleguen a ellas sabrán a dónde quieren ir sin pérdida.
    • Evitará que las páginas individuales compitan: no te interesa que las páginas y artículos de tu web se conviertan en competidores, por eso, las páginas de categorías permitirán mostrar todas las páginas y artículos de una misma categoría en un igual rango, sin que compitan entre ellas.
    • Cuidado con las categorías y etiquetas duplicadas: algo importante que debes tener en cuenta para la arquitectura web es evitar tener categorías y etiquetas duplicadas. Esto no beneficiará al SEO de la arquitectura de tu web, sino todo lo contrario. Por eso, revísalo muy bien para evitar penalizaciones.

    Estructura de las URLs

    Esto es algo a lo que no se el suele prestar atención y es bastante importante. La estructura de las URLs es algo que debes revisar, pues de ella también dependerá el posicionamiento de tu página. ¿Te imaginas una URL que no responda al tema que se está tratando en una página en cuestión? Esto no es coherente y, menos aún, bueno para tu SEO.

    Por eso, cerciórate de configurar bien la estructura de las URLs. Lo que te recomendamos siempre es que la URL incluya la palabra clave SEO y que sea el título del artículo o página que corresponda. En caso de que sea muy larga o que tenga palabras irrelevantes, no dudes en acortarla siempre teniendo en cuenta la keyword.

    Uso de enlaces internos

    Dentro de la arquitectura web no debes obviar ni excluir los enlaces internos. Estos son muy importantes, pero tampoco debes abusar de ellos o poner cualquier link. Siempre deben tener que ver con lo que estás tratando en el artículo o la página. Por ejemplo, si estamos hablando sobre SEO, no conviene poner un enlace interno hacia un artículo de nuestra propia página que hable sobre cómo ser mejor empresario o cómo hacer bien una receta.

    Sin embargo, sí puedes poner un enlace interno hacia el contacto o hacia la página de servicios si lo consideras conveniente. Eso sí, debe estar en el lugar correcto. De nada sirve que pongas un enlace de estas características en la palabra “marketing”. No obstante, puede venir muy bien que la pongas en “contacta con nosotros”. No siempre tiene que ser solo una palabra la que hipervincules. Pero, tampoco te vayas al otro extremo. No conviene que sea una frase muy larga la que vayas a enlazar.

    Sitemap XML vs Sitemap HTML

    ¿Qué es un sitemap? Pues es una lista de páginas de tu sitio web que son accesibles para los buscadores y los usuarios. Este sitemap puede ser de dos tipos, XML o HTML. No ignores la importancia de cada uno, pues ambos tienen características que pueden venirte mal o bien. Por eso, vamos a ver cómo es cada sitemap por separado.

    El sitemap XML está orientado principalmente para los motores de búsqueda. Por eso, incluye toda la actividad de tu sitio web, la dirección URL principal y el resto de direcciones URL que pueden ser importantes. Si deseas posicionar tu sitio web,e ste es un buen sitemap, sobre todo, si estás empezando. Ya que, aunque necesitas tiempo para que el trabajo SEO dé sus frutos, toda ayuda es poca.

    Por otra parte, el sitemap HTML está orientado para los usuarios. Si quieres que tu sitio web sea más accesible e intuitivo, esta puede ser una excelente opción. Contrariamente al sitemap anterior, en este caso, HTML solo muestra una visión general de tu sitio web y la información que necesita el usuario, la menos y más precisa posible. De hecho, es un recurso para que si un usuario no encuentra el botón de “ver tu carrito” o “servicios” lo pueda hacer accediendo al sitemap de tu web.

    Sitelinks

    Antes hemos mencionado los enlaces internos, pero ¿qué son los sitelinks? Se trata de aquellos hipervínculos que aparecen en el buscador Google de manera adicional. Es decir, que si alguien busca tu web, esta les aparecerá junto con otro tipo de enlaces que le aportarán información relevante sobre tu sitio web.

    Imagina que tienes una tienda online de ropa. Pues cuando esta aparezca entre los resultados del buscador, en la parte de abajo, puede que se muestren unos enlaces que lleven a los usuarios a al sección “mujer”, “hombre” o “niños”. Para que esto sea así, debes crear extensiones de enlaces de sitio para que aparezcan las que tú quieres.

    Ten en cuenta la experiencia de usuario y navegabilidad

    Un último aspecto de la arquitectura web, después de haber revisado todos los pasos anteriores, es tener en cuenta la experiencia de usuario y navegabilidad. Analiza si los elementos están expuestos de una manera adecuada, ordenada, y si son útiles e intuitivos. ¿Puede un usuario encontrar la página de contacto fácilmente? ¿Es posible que la sección de tus servicios esté desordenada? ¿Están las categorías bien trabajadas?

    Además de todo esto, debes tener en cuenta la navegabilidad. Debe ser fácil y, para ello, debe haber botones, un menú claro, acceso a redes sociales, posibilidad de comprar y ver el carrito sin problemas, además de espacios en blanco y poco texto para no saturar a los usuarios. Esto es muy importante para que el resultado que obtengas sea el mejor.

    Conclusiones

    Tal vez hasta el momento no te haya sonado de nada el término “arquitectura web” y, menos todavía, que con él se pudiese trabajar el SEO. Ahora que ya lo conoces a fondo, es el momento de que te pongas a trabajar con la arquitectura de tu web para que esta esté bien posicionada, los clientes lleguen y las ventas crezcan. Es cierto que esto no es fácil, que hay que analizarlo todo muy bien y conocer a tus clientes. ¿Cuáles son sus necesidades? ¿Qué problemas les da tu web? Es necesario que te hagas estas preguntas.

    En nuestra agencia podemos echarte una mano para hacer todo esto por ti y que no tengas que preocuparte por nada. Sabemos que lo más importante es que te dediques a lo que más te apasiona, tu trabajo. El SEO es más complicado de lo que en un principio pueda parecer, pero un buen trabajo te brindará unos excelentes resultados. Contacta ya con nosotros si quieres aprender a jerarquizar tu web y beneficiar tu SEO.

    Fuentes : Publisuites, Blue Frog Dynamic Marketing, Luis Villanueva, Brendan Hufford

    ¿TE GUSTA EL ARTÍCULO?
    1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
    1 Votos - Promedio: 5,00 de 5
    Cargando...