Google Ads (Adwords): ¿Cómo funciona? [Tutorial completo]

Tutorial completo Google Ad Words
Álvaro Peredo

Contenido escrito y verificado por:
Álvaro Peredo

Última actualización: 16/05/2024 por Álvaro Peredo
Tabla de Contenidos

_ Te asesoramos sin compromiso _

Presupuesto diseño web​ ¿Tienes un proyecto en mente? Cuéntanoslo
Los datos facilitados a través de este formulario serán tratados por GALERNA ESTUDIO S.L.U. con CIF B39706023 y domicilio en Calle San Fernando, 58, 8-D · 39010 Santander (Cantabria) de acuerdo con lo establecido en nuestra política de privacidad con la finalidad de poder enviarle información sobre nuestros productos / servicios. Los datos recabados por este formulario no se cederán a terceros salvo por obligación legal. Le recordamos que usted tiene derecho al acceso, rectificación, limitación de tratamiento, supresión, portabilidad y oposición al tratamiento de sus datos dirigiendo su petición a la dirección postal indicada o al correo electrónico [email protected] Igualmente puede dirigirse a nosotros para cualquier aclaración adicional. En caso de no aceptación sus datos no serán tratados.

¿Qué es Google Ads?

Google Ads es una herramienta creada por Google, mediante la cual podremos anunciar nuestra página, productos o servicios en Google.

Estos anuncios se publican, previa elección nuestra de unas keywords o palabras clave que han de estar en consonancia con lo que vendemos.

Los anuncios le aparecerán al usuario que introduzca en su navegador éstas u otras palabras semánticamente similares, dentro de las primeras posiciones en la página, como anuncio patrocinado.

Te vamos a mostrar cuáles son las ventajas de utilizar Google Ads, la alta tasa de conversión que podemos conseguir con ella, además de comprender cómo podremos sacarle el mayor partido posible y obtener un aumento considerable de beneficios.

¿Cómo funciona Google Ads?

El mecanismo se fundamenta en resaltar los anuncios de nuestra tienda en línea en los resultados de búsqueda.

Cuando las palabras clave utilizadas por el usuario al buscar coinciden con las que hemos seleccionado para describir nuestros productos, ya sea de manera literal o semántica, nuestra página aparecerá entre las opciones principales como un anuncio patrocinado por Google.

Además, nuestra inversión monetaria se basa en el modelo de pago por clic (PPC). Esto significa que solo pagamos por cada clic que un usuario realiza en nuestro anuncio.

Por lo tanto, si nuestros anuncios no generan los resultados deseados por cualquier motivo, no incurrimos en ningún costo.

Ventajas de invertir en Google Ads

Veamos qué beneficios puede aportarnos el hecho de servirnos de Google Ads para anunciarnos, y en definitiva, por qué deberíamos utilizarlo para dar un empujón a nuestra tienda online.

Solo pagas por resultados

Como ya habíamos mencionado anteriormente, solo pagaremos si nuestros potenciales clientes hacen clic en el anuncio, por lo que en principio.

Y si hacemos bien las cosas, no tendremos pérdidas invirtiendo en Google Ads, sino todo lo contrario, conseguiremos aumentar las posibilidades de ventas al aparecer en los primeros puestos en el navegador.

Podemos considerarla una de las formas de hacer publicidad más efecivas, ya que vamos a pagar únicamente por nuestro público objetivo.

Esto quiere decir que pagaremos por una publicidad que irá dirigida directamente hacia nuestro target, algo que no sucede cuando publicitamos nuestros productos a través de medios como la televisión o la radio.

El cliente está más receptivo, la iniciativa es suya

Como cabe suponer, y dado lo que hemos expuesto anteriormente, es nuestro target quien realiza la búsqueda de nuestros productos.

Él es quien de antemano los quiere, o como mínimo, muestra un interés abierto en ellos, y nosotros quienes estamos en primera línea ahí para ayudarles a adquirir lo que quieren.

Y no menos importante, lo buscarán y encontrarán cuando ellos quieran. Esta predisposición por parte del usuario es una ventaja enorme, sobre todo frente al tipo de publicidad tradicional.

Tienes el control de casi todo

La primera versión de Google Ads fue lanzada hace casi dos décadas, lo que demuestra su constante evolución y mejora.

Con el tiempo, ha adquirido nuevas funciones y ha perfeccionado las existentes. En la actualidad, las opciones de personalización de nuestros anuncios son muy grandes, lo que puede parecer abrumador al principio.

Sin embargo, aprenderemos rápidamente a sacarles el máximo provecho y a adaptarlas a las necesidades específicas de nuestro comercio electrónico.

Para ilustrar la amplitud de las posibilidades, podemos ajustar las ofertas en Google Ads mediante la segmentación por horas, ubicación, género, edad, días e incluso nivel de ingresos.

Esto nos ofrece un abanico de opciones prácticamente ilimitado para optimizar nuestras estrategias de publicidad en línea.

Cómo crear tu primera campaña de Google Ads sin desperdiciar tu presupuesto

Como mencionamos brevemente antes y detallaremos más adelante, la clave para maximizar nuestro presupuesto radica en una segmentación precisa.

Por un lado, debemos dirigir nuestros anuncios únicamente a aquellos que probablemente estén interesados en nuestros productos.

Por otro lado, debemos elegir cuidadosamente qué aspectos resaltar en el anuncio para destacarnos de la competencia.

¿Quién verá mi anuncio?

El anuncio será mostrado a usuarios que escriban palabras similares o idénticas a las palabras clave que hayamos seleccionado.

Estas keywords activarán y harán que nuestro anuncio aparezca en los resultados de búsqueda de Google del usuario. Por lo tanto, es esencial elegir las palabras clave adecuadas.

Igualmente importante es decidir qué palabras clave evitar, conocidas como keywords negativas, para evitar gastos innecesarios con usuarios que solo están curioseando y probablemente no realizarán una compra en nuestra tienda.

Además, tendremos la opción de seleccionar el grado de similitud que deseamos entre las palabras utilizadas por el usuario y nuestras palabras clave, determinando así cuándo se activará o no el anuncio.

¿Qué criterio usa Google Ads para decidir la posición de mi anuncio?

Podríamos pensar a priori que, si Google Ads se basa en un sistema de pujas y subastas, quien pague más será quien obtenga mejores resultados, pero lo cierto es que no es completamente así.

Para que nuestro anuncio se posicione adecuadamente, Google considerará no solo la cantidad que estemos dispuestos a pagar, sino también el Quality Score, una evaluación cualitativa de nuestro anuncio.

Este puntaje depende de tres factores principales:

  1. La probabilidad de que los usuarios hagan clic en el anuncio.
  2. La relevancia del anuncio para los usuarios.
  3. La experiencia de usuario en la página de destino, conocida como landing page.

No basta, en definitiva, con hacer una puja alta. Lo que realmente importa es tener una página web que ofrezca valor, inspire confianza y proporcione una experiencia amigable para el usuario.

Al final del día, esto es lo que determinará el éxito de nuestra estrategia publicitaria en Google.

Lecciones rápidas de Google Ads antes de lanzarte con tu primera campaña

A continuación vamos a esbozar las partes que podríamos decir que son más básicas, a fin de irnos introduciendo en el funcionamiento de esta herramienta.

Jerarquía de una campaña

Veamos cuál es la estructura jerárquica que nos vamos a encontrar en Google Ads, antes de dar forma a nuestras campañas y anuncios:

  1. Cuenta.
    Es el nivel máximo de jerarquía, en el que se abarcarán todas las campañas y anuncios pertenecientes a la misma.
    Aquí es donde informaremos a Google Ads de cuál es nuestro sector, le proporcionaremos todos nuestros datos de facturación, nuestros horarios, (este parámetro a veces puede darnos problemas).
  2. Campañas.
    En este nivel es donde tendremos que configurar los elementos más generales de cada campaña, como la duración de cada una, las pujas y el presupuesto diario que dedicaremos a cada una, la ubicación o el dispositivo.
  3. Grupos de anuncios.
    Aquí es donde elegiremos las keywords para cada uno de los distintos grupos de anuncios.
    A cada uno de ellos le asignaremos su grupo de palabras clave, a fin de determinar cuál va a ser el público objetivo, y cuyas palabras harán que estos anuncios en concreto se activen, y no otros.
  4. Anuncios.
    Se encuentran en el último nivel categórico, no por ello menos importantes, y se «localizan» dentro de un grupo de anuncios en concreto.
    Podríamos decir que se hayan de forma paralela respecto a las palabras clave que componen el grupo de anuncios.

Pujas

Entender el funcionamiento del sistema de pujas es importante  de cara a comprender de qué formas podremos realizar nuestra inversión en las distintas campañas.

Es importante destacar que la puja máxima en Google Ads no sigue el clásico principio de «quien ofrece más, gana».

En lugar de eso, determina el costo máximo promedio que estamos dispuestos a pagar por cada clic (CPC), aunque rara vez será ese el precio exacto.

Google Ads ofrece la opción de establecer automáticamente la puja por nosotros, pero esta función requiere datos y estadísticas de los anuncios para funcionar de manera eficaz.

Por lo tanto, no se recomienda utilizarla cuando estamos empezando en Google Ads.

Es necesario tener un control previo sobre los datos y estadísticas de los anuncios para que el sistema pueda establecer patrones y ajustar las pujas de manera óptima.

Conversiones

Este apartado es básico para poder conocer qué campañas están funcionando y cuáles no, y poder así modificar y mejorar aspectos de las mismas que estén fallando, que no nos estén generando las conversiones esperadas.

Más adelante veremos con detalle cómo sortear las pequeñas dificultades que nos encontraremos en Google Ads a este respecto, a fin de conseguir optimizar su análisis.

Pasos para crear tu primera campaña

Llegados a este punto, nos toca ir esbozando la creación de nuestra primera campaña publicitaria.

Crear la cuenta

Para crear nuestra cuenta en Google Ads necesitaremos, como es lógico, una cuenta de Gmail y el enlace de nuestro ecommerce. Y ahora, vayamos paso a paso con su creación.

  1. Iniciar sesión en Google Ads.
    Accede a tu cuenta de Google Ads utilizando tu cuenta de Google. Si no tienes una cuenta de Google Ads, puedes registrarte de forma gratuita.
  2. Configurar la campaña.
    Haz clic en «Crear campaña» y elige el objetivo de tu campaña.
    Google Ads ofrece una variedad de objetivos, como aumentar las visitas al sitio web, generar clientes potenciales, promocionar ventas de productos, etc. Selecciona el objetivo que mejor se adapte a tus necesidades comerciales.
  3. Elegir el tipo de campaña.
    Selecciona el tipo de campaña que deseas crear. Puedes optar por una campaña de búsqueda, de display, de shopping, de vídeo o de aplicaciones.
  4. Configurar la segmentación.
    Define la ubicación geográfica donde deseas que se muestren tus anuncios, el idioma de tu público objetivo y otros parámetros de segmentación, como la edad, el género, los intereses, etc.
  5. Establecer el presupuesto y la puja.
    Decide cuánto estás dispuesto a gastar en tu campaña diariamente y establece una puja para tus palabras clave.
    La puja determina cuánto estás dispuesto a pagar por cada clic en tus anuncios.
  6. Crear grupos de anuncios.
    Divide tu campaña en grupos de anuncios más pequeños y específicos. Cada grupo de anuncios debe estar centrado en un tema o producto similar y contener un conjunto de palabras clave relacionadas.
  7. Crear anuncios.
    Diseña tus anuncios, incluyendo títulos llamativos, descripciones persuasivas y enlaces de destino relevantes.
    Asegúrate de que tus anuncios cumplan con las políticas de Google Ads.
  8. Configurar conversiones y seguimiento.
    Configura el seguimiento de conversiones para realizar un seguimiento del rendimiento de tus anuncios y medir el éxito de tu campaña.
    Puedes hacer esto agregando el código de seguimiento de conversiones de Google Ads a tu sitio web.
  9. Revisar y activar la campaña.
    Antes de activar tu campaña, revisa todos los detalles para asegurarte de que estén configurados correctamente.
    Una vez que estés satisfecho con todo, activa tu campaña y comienza a mostrar tus anuncios a tu público objetivo.
  10. Monitorizar y optimizar.
    Una vez que tu campaña esté activa, realiza un seguimiento del rendimiento de tus anuncios y realiza ajustes según sea necesario.
    Prueba diferentes palabras clave, ajusta tus pujas, prueba diferentes tipos de anuncios y realiza otras optimizaciones para mejorar el rendimiento de tu campaña.

Obtener y activar cupones

Para poder aprovechar la oferta de este cupón de descuento tendremos un tiempo limitado, en el sentido de que se van actualizando las ofertas.

Ésta concretamente estará disponible hasta el 31 de diciembre de 2020.

Antes de proceder a adquirir el cupón, tendremos que asegurarnos  de que hemos configurado a nuestro gusto el método de pago, ya que si lo cambiamos mientras esté activo, perderemos el cupón.

Tampoco es conveniente que gastemos parte del presupuesto antes de activarlo, ya que una vez solicitado, para que se nos deposite en la cuenta, tendremos que haber consumido un mínimo de 45€ en clics.

Es decir, dinero consumido, no únicamente ingresado, ya que solo se contabiliza la cantidad invertida tras la activación del código.

Deberemos haber consumido ese mínimo de 45€ en un máximo de 30 días, y haber ingresado el código promocional en un período de 14 días desde la creación de la cuenta.

Conseguir cupones Google Ad Words

Ahora veamos cómo activar el cupón.

Entraremos en este enlace, introduciremos el correo electrónico con el que nos hemos registrado en Google Ads, y clicaremos en «Obtén el cupón».

Después iniciaremos sesión en Google Ads, clicaremos en el icono  ghHokfUMreWJ7NrM9GTSuJ7ki7fwur m7ms2nksLLL0EbzKuFZm8hJDviDJH3cb8CLp =w18 h18 (en herramientas), e iremos a «Configuración de facturación».

Haremos clic en «Códigos promocionales», posteriormente en «Gestionar códigos promocionales», introduciremos el código, y haremos clic en «guardar».

Una vez realizado el proceso de obtención del cupón, y facturado el gasto mínimo requerido, en un período de aproximadamente unos cinco días nos será ingresado en la cuenta.

Elección de las keywords y estructura de la campaña

Para definir la campaña, su organización, anuncios, y decidir qué palabras clave vamos a utilizar, tendremos que considerar cuál va a ser nuestro público objetivo, quiénes nos van a comprar nuestros productos o servicios.

Así pues, en función de qué vendamos, tendremos que realizar una segmentación, para después elegir las keywords adecuadas, que es la forma de segmentar tanto en Google Ads, como en cualquier otro ecommerce realmente.

Tenemos, pues, que asegurarnos de que quienes verán nuestro anuncio son las personas adecuadas, y no quienes no van a comprar nuestros productos.

Una vez seleccionadas las palabras clave, deberemos decidir cuáles serán sus concordancias y estructurarlas en diferentes grupos, para que posteriormente nos sea mucho más fácil la creación de campañas.

¿Qué palabras clave elegimos?

Las keywords que seleccionemos deben, grosso modo, cumplir con estas características:

  • Tienen que ser relevantes.
    Que sean palabras que el usuario vaya a utilizar cuando busque algo relacionado con el servicio que le vamos a ofrecer.
    Pero que a la vez tengan connotaciones que tengan que ver con la intención explícita de realizar una compra, para excluir a los curiosos, ya que lo único que éstos querrán es obtener información.
  • Tienen que tener un porcentaje considerable de búsquedas en la red
  • Tienen que poder diferenciarnos de la competencia, eligiendo alguna palabra que que haga alusión a por qué somos mejores que ellos.
    Que resalte ese aspecto por el que deben elegirnos a nosotros y no a otros.

Cómo hacer tu propio estudio de palabras clave

Hemos visto que las keywords juegan un papel fundamental a la hora de segmentar y otorgar calidad y efectividad a la campaña y a su grupo de anuncios.

La pregunta que nos estaremos haciendo ahora mismo es, ¿y cómo vamos a elegir esas palabras clave que van a llevar a nuestra campaña al éxito?

Y es que, priori, no sabemos qué palabras utilizará un usuario que pretenda obtener nuestros productos.

No obstante, veremos cómo seleccionar de forma exhaustiva un listado de palabras clave lo más completo y relevante posible:

1. Crear una lista de palabras clave semilla

Las palabras clave semilla serán la base para un posterior desglose en forma de lista del resto de keywords. Y para hacerlo nos vamos a servir de una asociación de ideas básica.

Pensaremos en qué escribiríamos en el navegador si fuéramos un usuario dispuesto a comprar lo que nosotros vendemos, todas las palabras posibles que podríamos utilizar, y haremos un listado de todas ellas.

2. Ampliar la lista con el Keyword Planner y revisar el impacto de la campaña

¿Qué es exactamente Keyword Planner? Se trata de una herramienta seo disponible en Google Ads para realizar un estudio de palabras clave.

Nos vamos a servir de esta herramienta para, una vez ideada dicha lista de palabras clave, recoger un completo listado de keywords a fin de determinar cuáles utilizar en cada campaña y grupo de anuncios, además de datos básicos sobre cada una de ellas.

¿Y cómo funciona Keyword Planner?

Pues de primeras nos mostrará una media de búsqueda de palabras por mes.

Y cuando ya hayamos invertido, (es decir, cuando obtengamos clics), entonces, al volver a realizar otro estudio de palabras sí que nos mostrará el número de búsquedas exactas.

Veamos cómo podemos acceder a Keyword Planner. Iremos al icono de herramientas, haremos clic en «Planificación», introduciremos un máximo de tres palabras a examinar, y daremos a «empezar».

Nos aparecerá un listado de palabras en orden de relevancia. En esta misma pantalla, deberemos seleccionar la ubicación.

Si vamos a vender en toda España, la seleccionamos, (aunque en este aspecto es muy recomendable realizar una campaña por cada ciudad), si lo vamos a hacer en Madrid, seleccionamos únicamente Madrid.

También podremos obtener nuevas keywords introduciendo las URLs de nuestra competencia.

Entonces es cuando seleccionaremos las palabras clave con las que nos vayamos a quedar finalmente, clicaremos en «Concordancia de frase», para delimitar la aparición de los anuncios en función de las búsquedas realizadas,  y después pulsaremos el botón “Añadir al plan».

Ahora haremos clic en el menú desplegable de la izquierda, en la pestaña de «palabras clave». 

Y antes de descargar un archivo tipo excel con toda la información relativa a las keywords, echaremos un vistazo a esta pestaña.

Ahora sí que podremos ver con mayor precisión, en base al coste por clic máximo que hayamos establecido previamente, la visibilidad aproximada que podríamos obtener con cada palabra clave.

Si creemos que tenemos ante nosotros la lista definitiva de keywords, haremos clic en «Descargar el plan».

Cuando abramos el archivo nos encontraremos una tabla con muchos datos, unos relevantes y otros no tanto, por lo que nos vamos a quedar con las siguientes columnas:

  •  «Keywords»
  • «Estimated clicks»
  • «Estimated Impressions»
  • «Estimated Cost»
  • «Estimate Average PCP».

Una vez recogidos todos estos datos, nos toca organizar la estructura de nuestra campaña.

Y para hacerlo debemos tener en cuenta, como ya hemos mencionado anteriormente, tanto el grupo de keywords más relevantes como las que conlleven una intención más explícita de realizar una compra por parte del usuario.

Pues aunque haya en ellas un porcentaje de búsqueda menor, tendrán uno mayor de conversión.

Es recomendable, de cara a alcanzar una mayor relevancia para nuestro anuncio, que agrupemos palabras similares y relacionadas entre sí, y en pequeña cantidad, para asignarlas a cada grupo de anuncios.

Decisión sobre el presupuesto

Esta decisión ha de tomarse teniendo en cuenta tanto la relevancia del anuncio, lo que reducirá o aumentará el CPC, como el presupuesto del que dispongamos y la puja más alta que realicemos.

Salvo en casos en los que nuestro coste por clic sea muy bajo, lo más usual es invertir alrededor de unos 300€ mensuales, aunque se puede invertir menos, incluso mucho más.

Esta cifra puede parecer desorbitada para un pequeño diseño ecommerce.

Pero para poder obtener un número de clics considerables y realizar análisis posteriores del funcionamiento de las distintas campañas, con el fin de saber qué debemos mejorar, qué está funcionando y qué no, es necesario realizar una inversión mínima.

Esta inversión no quiere decir que vayamos a «consumir» todo ese dinero invertido.

Tampoco significa esto que haya que dividirlo en partes iguales en función del número de campañas que creemos.

Podemos destinar más recursos a las campañas que consideremos que van a tener más búsquedas diarias y mayor posibilidad de convertirse en compra, y menos a otras que consideremos que van a tener búsquedas más residuales, y con menor tasa de conversión por clic.

Y gracias a que Google Ads dispone de la herramienta para crear un presupuesto compartido a nivel de cuenta, podremos optimizar nuestras inversiones en función de los requisitos de cada campaña

  1. Iremos al panel de abajo a la izquierda
  2. Haremos clic en «Biblioteca compartida».
  3. Entramos en «Presupuestos».
  4. Ahora procederemos a crear el presupuesto compartido, le pondremos un nombre y le asignaremos la cantidad diaria total que queramos invertir en nuestras campañas de Google Ads.
  5. Por último, vamos a añadir todas las campañas que queramos que estén contenidas aquí.

Para no malgastar el dinero invertido en clics que no nos generen beneficio, es necesario que haya entre las palabras clave una significativa voluntad de compra.

Aunque nos pueda aumentar el coste por clic, no desperdiciaremos nuestro presupuesto.

Cómo configurar la campaña en Google Ads , esta vez en serio

Ya tenemos presente cómo crear la cuenta en Google Ads, además de qué elementos debemos tener en consideración de cara a la creación de nuestro listado de palabras clave.

Ahora vamos a ver cómo, una vez realizado dicho listado, procederemos a crear nuestra campaña, paso a paso y de forma minuciosa:

Para empezar, dentro de Google Ads iremos a la pestaña de «Campañas», clicaremos en el botón azul del icono «+», y en «nueva campaña».

Después tendremos que elegir el tipo de campaña y objetivo de la misma.

  1. Seleccionaremos «Campaña de búsqueda», «Crear una campaña sin un objetivo», (más adelante podremos añadirle un objetivo a la campaña)
  2. «Visitas al sitio web», (aquí vemos que si por ejemplo queremos que en una campaña creada para dispositivos móviles el usuario nos llame por teléfono directamente, podemos configurarlo como tal)
  3. Una vez marcado todo, pulsaremos en «continuar».

1. Redes

Aquí, si nuestra pretensión es realizar una campaña de búsqueda lo que haremos será desmarcar «Red de Display».

La opción «Red de búsqueda» no influye prácticamente nada en el resultado cuando el presupuesto para la campaña es bajo.

2. Ubicaciones

Podemos elegir desde países enteros, hasta zonas delimitadas dentro de una misma ciudad, ya sean barrios o kilómetros a la redonda respecto a un punto en concreto, como podría ser nuestro negocio por ejemplo.

Aunque a la larga es recomendable, en caso de que quisiéramos vender nuestros productos por todo el territorio nacional, crearemos una campaña por cada ciudad a fin de dar cuenta de las particularidades que en cada lugar pudieramos encontrar.

Particularidades que pudieran afectar en definitiva a nuestro comercio, teniendo así el control de todas las variables, además de poder invertir más donde a causa de un número mayor de población por ejemplo, vayamos a obtener más clics mensuales.

Puede parecer que es complicarse el tener que crear una campaña por cada ubicación, pero a la larga hacerlo así nos va a asegurar que nuestros anuncios se van a mostrar a usuarios que tengan una clara intención de compra en el lugar indicado.

3. Idiomas

En función de los idiomas que seleccionemos, de la ubicación, y de el idioma que cada usuario tenga configurado en su navegador, se activarán o no nuestros anuncios.

Pongamos que vendemos productos a toda España: podría bastar entonces con que eligiéramos como idiomas el español, euskera, catalán e inglés.

4. Presupuesto

En este apartado tendremos que configurar por un lado el importe medio diario que queremos invertir, y por otro, donde dice «Forma de publicación», decidir si queremos que sea «Estándar» o «Acelerada».

Que elijamos la forma estándar cuando estamos empezando, implicará que Google Ads va a estimar la distribución de la aparición de nuestros anuncios de un modo más arbitrario.

Esto es así, ya que al no tener datos precedentes lo va a hacer a ciegas, puesto que aún no dispondrá de datos estadísticos suficientes, además de tratar de distribuirlos a lo largo del día, con lo que es probable que omita la aparición del anuncio en momentos clave.

Por este motivo la opción que hemos de escoger es «Acelerada».

5. Pujas

Aquí vamos a configurar el sistema de pujas. Podemos elegir entre realizar una puja manual o que Google Ads nos lo administre de manera automática.

Cuando estamos empezando, establecer la puja de forma automática no nos va a servir de mucho, ya que la herramienta no dispondrá de los parámetros previos para establecerla de la forma lo más óptima y menos costosa que sea posible.

En esta pestaña por tanto, haremos clic en “Seleccionar una estrategia de puja directamente”, para poder definir la cuantía de la puja máxima que queremos establecer, y desmarcar la opción de «CPC mejorado».

6. Fechas

En este apartado seleccionaremos la fecha del lanzamiento de la campaña, y si ésta fuera de tiempo determinado (si fuera por ejemplo una oferta de tiempo limitado, o un curso), la de finalización.

Si la campaña no versa sobre un producto o servicio de oferta limitada en el tiempo, marcaremos «Sin definir» en la fecha de finalización.

7. Rotación de anuncios

Ahora, dentro de la misma ventana todavía, haremos clic en «Configuración adicional»,  y en el apartado donde dice «Rotación de anuncios» desmarcaremos la opción de «No optimizar».

La elección de esta opción se debe, una vez más, a que Google aún no posee los datos estadísticos acerca del funcionamiento óptimo de nuestra campaña.

Tendremos que configurar la rotación de anuncios nosotros mismos, y veremos más adelante cómo vamos a hacerlo.

8. Programación de anuncios

Aquí es donde decidiremos qué días de la semana y a qué horas queremos que se muestre el anuncio, determinando cuándo no queremos que se muestre.

Lo más usual es dejar este apartado tal y como está, salvo en las campañas que puedan estar enfocadas a una llamada telefónica directa por parte del usuario.

En este caso, salvo que, si por ejemplo diéramos un servicio 24 horas, quizás no deseemos recibir una llamada en un horario en el que no estemos operativos.

9. Opciones de ubicación

Encontraremos que tenemos dos opciones de configuración aquí, “Personas que se encuentran en tus ubicaciones de segmentación o que muestran interés por ellas (opción recomendada)”, y “Personas en tus ubicaciones de segmentación”.

El tipo de negocio que tengamos, y cómo ofrezcamos nuestros servicios, determinarán cuál es la mejor opción para nosotros.

Si nuestro servicio es vía online, ofrece servicios relacionados con el turismo o para gente que se tiene que mover por motivos laborales, entonces la opción recomendada por Google Ads sí puede ser adecuada para nosotros.

Si por el contrario, nuestro servicio es presencial o está restringido a un núcleo de población determinado, seleccionaremos «Personas en tus ubicaciones de segmentación».

Esto es así, ya que no tiene sentido que Google pueda mostrarle nuestro anuncio a personas que por ejemplo han visitado o buscado información de nuestra ciudad en algún momento, ya que serían clics potenciales perdidos.

Una vez todo seleccionado, haremos clic en «Guardar y continuar».

Creación del primer grupo de anuncios e introducción de las primeras keywords

Una vez seleccionada la configuración de nuestra campaña, nos dispondremos a crear nuestro grupo de anuncios.

Empezaremos por darle un nombre al grupo de anuncios, y después decidiremos el CPC máximo del grupo de anuncios. y ahora la duda es, ¿cuál es el coste por clic máximo que deberíamos elegir?

Veamos cómo podemos determinarlo, sin que sea demasiada baja o elevada la puja, para que invirtamos lo justo y podamos tener éxito.

Para ello, abriremos nuestro estudio de palabras clave.

Nos fijaremos en la columna donde dice “Estimated average CPC”, y nos quedaremos con el valor más alto de las keywords del grupo de anuncios que estamos creando, para redondear esa cifra al alza y ponerla como coste máximo por clic.

Lo más normal es que el precio más alto sea el de las keywords con mayor concordancia con la intención de compra por parte del usuario.

También podremos realizar la puja de cada palabra de forma individual, y lo recomendable es que hagamos una puja mayor para las palabras clave con concordancia exacta. Veamos qué queremos decir exactamente con ésto:

Nos encontraremos con que tenemos tres tipos de concordancia de frase a configurar, concordancia amplia, concordancia de frase, y concordancia exacta.

Pero, ¿cómo configuraríamos cada una de ellas?

Sigamos con el ejemplo de la clínica veterinaria. Supongamos que para uno de nuestros anuncios hemos escogido las palabra clave, «clínica veterinaria».

Para establecer cada tipo de concordancia tendríamos que escribirlo así:

  • Concordancia amplia: +clínica +veterinaria
  • Concordancia de frase: “clínica veterinaria”
  • Concordancia exacta: [clínica veterinaria]

Como vemos, este sería un grupo de anuncios menos específico que, por ejemplo, otro que se enfocara en el hecho de ser un hospital veterinario 24 horas, y en cada grupo de anuncios hay que buscar la exactitud con las palabras introducidas por el usuario.

Es muy aconsejable también crear dos grupos de anuncios por cada producto o servicio, enfocado a ser visualizado desde un dispositivo móvil:

  • Un grupo enfocado al clic hacia la página web, y otro que tenga como objetivo la realización de una llamada.

Creación de los anuncios

Ahora llegamos a la parte más imaginativa y creativa, la creación de los anuncios.

Esta parte juega un papel fundamental, ya que va a determinar que el usuario elija clicar en nuestro anuncio, y es por eso que es necesario que contenga un aliciente para él, que sea interesante y tenga una buena llamada a la acción.

Veamos de forma más específica qué tres requisitos tiene que cumplir todo anuncio para poder tener alguna posibilidad de éxito:

  1. Tiene que ser relevante para el usuario. Esto implica a priori que el texto de nuestro anuncio tiene que corresponderse con lo que está buscando el usuario.
  2. Tiene que ofrecer una apuesta de valor, diciéndole en pocas palabras a nuestro cliente potencial qué beneficios, productos y servicios le ofrecemos.
  3. Tiene hacer una llamada a la acción y que se consiga que el usuario termine entrando en nuestra landing page.

Lo que vamos a ver ahora es cómo conseguir destacar de nuestra competencia y obtener el ansiado clic, además de cómo proceder a crear el anuncio, viendo qué podemos insertar en cada uno de los siguientes apartados:

Título

Veremos que tenemos tres apartados en los que dice «Título 1», «Título 2», y «Título 3», pudiendo introducir un máximo de 30 caracteres cada uno.

En el primer título introduciremos las palabras clave con la mayor exactitud posible, además de añadir cualquier elemento fundamental que nos diferencie de la competencia.

Volviendo al ejemplo de la clínica veterinaria, pondríamos en este título algo así:

  1. ‘Clínica Veterinaria (Nombre de la misma) en Madrid’
  2. ‘Hospital abierto 24 horas’
  3. Y en el título 3 por ejemplo ‘la atención que tu mascota necesita’, o una referencia al tiempo que llevamos dando el servicio si lo hacemos desde hace tiempo, por poner algún ejemplo.

La idea aquí es dar la sensación de:

  1. En el primer título de que el usuario va a encontrar lo que está buscando en nuestro anuncio, que se adecúa a lo que quiere.
  2. En el segundo mostrarle cuál va a ser el beneficio que va obtener si nos elige a nosotros.
    Aquí es importante que señalemos en pocas palabras aquello que nos diferencia del resto de nuestros competidores
  3. Por último, algo que haga referencia a un valor añadido de nuestro negocio.

Como consejo adicional, de cara a llamar un poco más la atención a nivel visual, podemos escribir números en el título, siempre y cuando tengan sentido, y de igual modo, capitalizar los títulos; escribir la primera letra de cada palabra en mayúscula.

Pero como señalábamos, si esto va a mermar la calidad de nuestro anuncio, ya sea porque no procede la adicción de números, o queda demasiado mal la introducción de mayúsculas en las palabras, es mejor no hacerlo.

La URL

La URL visible que se va a mostrar en el anuncio no tiene que coincidir necesariamente con la URL real de nuestra página principal.

Lo ideal es que en ella introduzcamos los elementos básicos que figuren en los títulos uno y dos, es decir, nuestras keywords principales y las que señalen más específicamente el nombre de nuestra empresa.

Descripción

Aquí es donde hablaremos más extensamente (tampoco mucho más, ya que no se visualizaría todo lo que queremos reflejar entonces), de los beneficios que, a diferencia de la competencia ofrecemos y/o mejoramos.

En este apartado es donde tendremos la oportunidad de resaltar nuestra ventaja competitiva, además de jugar un poco con la necesidad de seguridad que todo usuario tiene a la hora de decantarse por una u otra opción.

Les dejaremos claro que nosotros les vamos a dar la garantía de que el trabajo, producto o servicio que le estemos ofreciendo va a estar bien hecho.

Un error de principiante es, y al que todos tenemos tendencia cuando nos iniciamos en el mundo de la publicidad, el hecho de que apabullamos al usuario con una retahíla de características informativas.

Todo ello en vez de resaltar el cómo vamos a solucionar sus problemas, y es que, aunque pueda parecer contrario al sentido común, el cliente busca soluciones, y si se le puede dar todo hecho, mejor.

Test A/B

Una vez hecho ésto, clicaremos en «guardar», y crearemos al menos otro anuncio en el grupo de anuncios.

Todo con el fin de determinar qué está funcionando y qué no, desechar el anuncio que no está generando muchos clics, y poniendo a prueba constantemente al que sí lo está haciendo, a fin de ir mejorando la campaña desde sus bases.

Para ello podemos utilizar cualquier herramienta gratuíta que realice estos test, y aunque pueda parecer superflua su utilización, por mucho que nos pueda parecer que un anuncio es el mejor, debemos hacerle pasar por la prueba del algodón.

Una vez creados y guardados los anuncios, haremos clic en «guardar y continuar».

Nos aparecerán las opciones seleccionadas para la campaña que acabamos de maquetar, y la posibilidad de modificar cualquier elemento antes de terminar con el proceso de creación de nuestra primera campaña.

Una vez finalizado, dado que aún no hemos terminado de configurar completamente nuestra campaña, tendremos que ponerla en pausa.

Para ello, iremos a la pestaña de «Campaña», y a la izquierda de la misma encontraremos un círculo verde, haremos clic en él y seleccionaremos «Pausa».

Introducción de keywords negativas

Las keywords negativas son, como podemos imaginar, las antagonistas de las palabras clave.

Son las que conseguirán que, pese a que un usuario intruduzca nuestras palabras clave con total exactitud, por el hecho de añadir esa keyword que desecharemos al saco de las negativas, conseguiremos que nuestro anuncio no se active.

Entre las keywords negativas más representativas podríamos encontrar palabras tales como ‘gratis’, ‘cómo hacer’, ‘qué es’, o ‘trabajo’, por poner algunos ejemplos.

Son en definitiva las palabras a excluir para que no se active nuestro anuncio para un usuario que no esté interesado en adquirir directamente nuestros productos o servicios, sino más bien en informarse u obtener algo gratis.

Para ingresar las keywords negativas iremos a la pestaña lateral de “Palabras clave”, haremos clic en “palabras clave negativas” y en el símbolo de “+”.

Podemos agregar dos tipos de estas: las keywords negativas genéricas, que hemos de aplicar a nivel de campaña, y las keywords negativas cruzadas, que utilizaremos para impedir que nuestros anuncios compitan entre sí por una palabra clave.

Creación de las extensiones de anuncios

Las extensiones son pequeños bloques informativos que consiguen destacar aún más nuestro anuncio. Para crearlas, iremos a la pestaña de «Anuncios y extensiones», clicaremos en «extensiones», y al final de la página en «Crear extensión de anuncio». Veamos algunas de las más importantes.

Extensiones de ubicación

Esta opción de extensión es fundamental si tenemos un negocio presencial. Necesitaremos habernos dado de alta previamente en Google My Business, proceso que tarda una semana aproximadamente.

Si hemos añadido una dirección verificada en Google My Business, iremos a «extensión de ubicación», seleccionaremos nuestra cuenta de Google My Business, y seleccionaremos nuestra ubicación.

Extensiones de llamada

Esta extensión muestra al usuario nuestro teléfono, y si tenemos oportunidad de captar clientes por este medio, es conveniente tenerla activada, fundamentalmente para campañas dirigidas a dispositivos móviles, ya que clicando en ella el usuario podrá realizar directamente la llamada.

Para crearla iremos de nuevo a «Crear extensión de anuncio», y seleccionaremos «Crear extensión de llamada». Elegiremos nuestro país y pondremos nuestro número de teléfono.

Algo importante a tener en cuenta es que Google Ads registrará estas llamadas como conversiones.

Extensiones de enlaces de sitio

En principio, esta extensión sirve para añadir enlaces a distintas páginas de nuestra web, pero se puede utilizar con el fin de llevar al usuario directamente a nuestra landing page o a los distintos bloques de la misma.

A priori lo ideal es que el usuario nos conozca primero a través de nuestra landing page, no obstante, según cómo esté diseñada nuestra web, nos puede interesar crear una extensión particular para cada campaña. Si por ejemplo vendemos camisetas, y hacemos una campaña por cada marca, podríamos crear una extensión que lleve al usuario directamente hasta esa sección.

Para crearlos iremos a «Extensiones de enlaces de sitio», escribiremos los títulos y una pequeña descripción, e insertaremos el enlace.

Extensiones de textos destacados

Aquí podemos tanto resaltar de nuevo las ventajas y beneficios de nuestros servicios, como añadir otras que no hayamos introducido previamente en el anuncio principal.

Para crearla, iremos a «Extensiones de textos destacados», introduciremos el texto con el beneficio a destacar, que ha de tener un máximo de 25 caracteres, y clicaremos en «guardar».

Extensiones de estractos de sitio

Estas extensiones sirven para señalar aspectos adicionales de los beneficios que podemos ofrecer a nuestros clientes, como podrían ser zonas en las que se pudiera dar un servicio a domicilio, servicios adicionales incluidos en el precio, etc.

Para crearla, clicaríamos en «Extensiones de estractos de sitio», y añadiríamos todos los valores adicionales que consideremos. Después haremos clic en «guardar».

Las grandes olvidadas: las conversiones de Google Ads

Con relación a las conversiones, para rentabilizar el coste de estos clics es necesario que el proceso termine con la adquisición de nuestros productos o servicios.

Para saber cuántos anuncios han terminado en conversión podemos utilizar otra herramienta que Google pone a nuestra disposición: Google Analytics.

Una vez vinculado con Google Ads, nos avisará no solo de qué anuncio y palabra clave han generado la conversión.

También nos dirá el género o la edad del cliente, además de monitorizar la trayectoria que el usuario lleve por nuestra web.

Analytics medirá las conversiones de nuestros anuncios, de entre muchos otros modos, mediante formularios que serán rellenados por el usuario, ya sean de contacto, de adquisición de algún producto, etc.

Para vincularlo con Google Ads necesitaremos:

  • Tener implementado Analytics en nuestra web
  • Tener una página de agradecimiento, (será ésta a fin de cuentas la que va a decirle a Google que el proceso de conversión ha finalizado con éxito)
  • Y un formulario en nuestra landing page.

1. Crea un objetivo nuevo en Analytics

Para crear un objetivo en Analytics haremos clic en el icono de administración, abajo a la izquierda, donde hay una la tuerca, y clicaremos en «Objetivos», columna de la derecha.

Después haremos clic en «+ Nuevo objetivo», en «Personalizar», y clicaremos en «Continuar».

Ahora elegiremos un nombre para el objetivo, y lo insertaremos en descripción del objetivo. Luego haremos clic en «Destino» y «Continuar».

Ahora tenemos que incluir la URL a monitorizar: para ello marcaremos la opción «Empieza por», y después de la barra (/) colocaremos nuestra URL de agradecimiento, que es la que nos va a decir si hemos conseguido el objetivo o venta.

Por último haremos clic en «guardar».

2. Vincula Analytics y Google Ads

Para vincular Google Analytics y Google Ads lo haremos desde el propio Google Ads.

Antes de proceder a explicar cómo hacerlo, nos viene bien recordar, pese a que pueda parecernos una obviedad, que si hemos utilizado el mismo email para registrarnos en ambos, el proceso nos resultará mucho más sencillo.

Una vez en Google Ads iremos al icono de herramientas que está arriba, y haremos clic en «Cuentas vinculadas».

En la ventana que nos ha aparecido ahora clicaremos en «más información», así nos aparecerá otra ventana, en la que clicaremos donde dice «Habilitar para esta cuenta», y después haremos clic en «Vincular».

Ahora, en la nueva ventana que nos ha aparecido, habilitaremos las opciones «Vincular» e «Importar métricas del sitio», y haremos clic en «guardar».

3. Crea una nueva conversión importando el objetivo de Analytics

LLega el momento de por fin poder terminar de crear la conversión, y lo vamos a hacer importando el objetivo desde Analytics a Google Ads, para que este último registre las conversiones que Analytics considere cumplidas.

Para hacerlo iremos de nuevo al icono de herramientas, y haremos clic donde dice «Conversiones».

Dentro de la nueva ventana clicaremos en la pestaña «Importar», seleccionaremos la opción de «Google Analytics», y haremos clic en «Continuar».

Últimas comprobaciones antes de lanzar la campaña

Antes de proceder con el lanzamiento de nuestra campaña es muy conveniente que revisemos que todo está bien.

Al menos debemos echar un vistazo con detenimiento, con el fin de que no se nos haya colado u olvidado nada, a los siguientes apartados:

  1. A la landing page de los anuncios.
    Es importante verificar que cada enlace sea el correcto, y que nuestra página está bien preparada para recibir al usuario, (este punto lo vamos a tratar más adelante).
  2. A las palabras clave.
    Debemos mirar con detenimiento si ha quedado alguna palabra con concordancia amplia, no especificada, o que no se corresponde con el grupo en el que tiene que estar.
  3. A las pujas de las keywords.
    Aquí revisaremos el CPC que hemos establecido, por si se nos hubiera colado algún número de más o de menos, por ejemplo.
  4. A las conversiones.
    Para revisar que estén configuradas e importadas correctamente.

Una vez chequeado todo, para activar definitivamente nuestra campaña, iremos a la pestaña de campañas, y donde anteriormente dimos al icono de pausa, ahora la habilitaremos.

El partido definitivo se juega fuera de Google Ads: la landing page

Hemos estado viendo cómo conseguir que los usuarios vean nuestros anuncios y hagan clic en ellos.

Pero nuestro trabajo no termina aquí, si conseguimos ese primer objetivo, pero nuestro target se marcha, no habremos conseguido nuestra ansiada conversión.

Veamos qué necesitaremos sí o sí para que nuestra página de aterrizaje no nos haga perder a nuestros potenciales clientes:

1. Que responda a las preguntas de tu público objetivo

Es el momento de replantearnos las dudas que los usuarios pueden tener respecto a los servicios que nosotros le vamos a ofrecer.

Aquí daremos cuenta de las dudas y preguntas que nuestros clientes suelen hacernos con mayor frecuencia, críticas y alabanzas de todo tipo, ponerlas sobre la mesa y tratar de dar una respuesta a todas ellas.

Vamos a tratar de responder también a estas cuatro preguntas básicas, que consciente o inconscientemente todo usuario se hará antes de lanzarse a contratar o comprar nuestros productos o servicios:

El primero de todos es qué beneficios voy a obtener si me decanto por tal empresa para solventar mis necesidades.

Tenemos que dejar clara nuestra propuesta de valor, hacerle saber al usuario las ventajas que obtendrá de contar con nosotros, y sobre todo, que entendemos sus requerimientos y posibles problemas, además de advertirle de qué podría pasar si no pone remedio.

Una vez convencido de su necesidad, el usuario querrá saber cómo vamos a proceder para solventar sus problemas.

El conocimiento del cómo será algo tranquilizador para el cliente, y conseguiremos que sienta que somos transparentes con él a transmitirle nuestros métodos a la hora de operar, y que tenemos todo bajo control.

Por último, tendremos que facilitar al cliente el proceso de adquisición y contacto, para que en todo momento sepa cómo puede contactar y contratar nuestros servicios a través del formulario.

2. Que tenga una llamada a la acción atractiva

La CTA, (Call to Action, por sus siglas en inglés) va a ser la herramienta mediante la cual vamos a conseguir las conversiones.

Como ya sabemos, se trata de un enlace o botón que habremos colocado de forma estratégica a lo largo de nuestra landing page, con el fin de que el usuario termine rellenando el formulario, ya sea para que solicite más información, para que se registre para recibir algún servicio, o para realizar una compra.

Puede incluir en el botón del enlace, por ejemplo, el incentivo de que el usuario pueda beneficiarse de un servicio adicional si se registra, un descuento, o que apele a la solución de sus necesidades o problemas.

3. Que tenga un formulario de contacto apropiado

Con formulario de contacto apropiado queremos decir, que los datos de contacto que el usuario nos va a proporcionar sean los mínimos posibles.

Ya más adelante podremos pedirle otros si fuera necesario, y dejar claro en todo momento por qué se los estamos solicitando, y qué es lo que ocurrirá una vez los haya rellenado y enviado.

4. Que tenga una buena experiencia de usuario para Google Ads

A la hora de darte Google un ranking de anuncio tendrá muy en cuenta cómo es tu página de aterrizaje, en base a ello también aumentará o disminuirá el CPC para nosotros.

Respecto a este punto, el propio Google Ads nos da una serie de pautas y recomendaciones.

De seguirlas, obtendremos en general un mejor posicionamiento de nuestro anuncio, pues el propio Google nos verá con buenos ojos y considerará que cumplimos con unos estándares de calidad.

Veamos qué requisitos básicos tenemos que cumplir para obtener un buen ranking de nuestra landing page:

Debe ser relevante para el usuario, y estar dirigida exclusivamente a él y al que fuera el objeto de su búsqueda. Si está buscando algo en concreto, no le podemos llevar a la página de inicio, por ejemplo.

Tendremos que organizar además el contenido de nuestra página de cara al SEO.

Esto no solo es útil de cara a posicionar nuestros anuncios y disminuir el coste por clic, ya que para un buen rendimiento de nuestra tienda a largo plazo es muy necesario tener optimizado nuestro posicionamiento web.

Esti también hará que nuestra página sea amigable para el usuario, que no le cueste entenderla o moverse por ella.

Algo elemental será tener muy en cuenta que tenemos que ganarnos la confianza de Google y del usuario.

A este respecto debemos ser muy transparentes, explicar muy bien qué hacemos, quiénes somos, qué ofrecemos, cómo lo hacemos, y que le resulte fácil al usuario la toma de contacto con nosotros.

Que la página sea responsive es un requisito sin el cual podemos prácticamente desaparecer de los resultados de búsqueda, y en lo que a CPC respecta viene a traducirse como costo mucho mayor. Por fortuna hoy día la mayoría de plantillas, creadores web, etc., tienen en cuenta este requerimiento.

Otro elemento muy a tener en cuenta y que puede ahuyentar al usuario es la velocidad de carga de la página.

Hay que tener mucho cuidado con elementos como animaciones o imágenes pesadas, que pueden ralentizar en exceso la carga de la web, y esto es penalizado por Google en general, así que por ende también por Google Ads.

La buena noticia es que es el propio Google quien nos dará varios consejos para optimizar la velocidad de carga de nuestra landing page.

5. Que tenga un diseño intuitivo y orientado a la conversión

Anteriormente, hemos mencionado el concepto de amigable, y no en vano, porque es un elemento muy importante de cara a que el usuario pueda encontrar lo que busca rápidamente.

A nivel de diseño, podemos mejorar la experiencia de usuario de la siguiente manera:

Utilizar los títulos y fuentes de escritura de forma organizada para que entienda de un golpe de vista la categorización del contenido, y así dividir de forma clara cada apartado informativo, sin utilizar párrafos demasiado extensos.

Podemos servirnos tanto de fotografías que refuercen la propuesta de valor y calidad al principio de nuestra landing page, de iconos, infografías u otras imágenes para resaltar beneficios y ventajas de nuestros productos o servicios.

Utilizar además colores y formas llamativas para los botones de nuestras llamadas a la acción.

Esto no termina aquí: optimizando la campaña

Pareciera que una vez lanzada la campaña y optimizada nuestra landing page todo está ya hecho, pero la realidad es que no es así. Aún no sabemos qué ha funcionado y qué no, y nuestros anuncios estarán en fase de revisión continua.

Para la consecución de nuestros objetivos finales, las conversiones, veamos qué pasos o camino seguirá nuestra campaña:

Paso 1 – Que la campaña tenga visibilidad

Es esencial que cada vez que la gente busque nuestros productos o servicios, nuestro anuncio les aparezca listado en el buscador, y para que esto ocurra debemos ir revisando varias cosas, veamos cuáles son.

Que todos nuestros anuncios y extensiones hayan sido aceptadas por Google Ads. De no ser así, podemos cambiarlo siguiendo los consejos de Google para que sean validados.

Tomar constancia de que nuestros anuncios están generando impresiones.

Si no generan las suficientes impresiones, es posible que se deba a que la puja máxima establecida para las keywords o por el grupo de anuncios sea demasiado baja. En ese caso lo que haremos será subir el CPC hasta que veamos que sí las genera.

También podría pasarnos lo contrario respecto al presupuesto, que sea demasiado elevado y genere pocas impresiones, pero porque la inversión diaria establecida se agota demasiado rápido y, veremos que aparecemos siempre en el primer puesto, hasta que el dinero diario se acaba.

Si nos sucede, lo que tendremos que hacer es bajar la puja máxima para el grupo de anuncios que nos esté fulminando el presupuesto.

Pero para averiguar si es esta la razón por la que se nos agota el presupuesto demasiado rápido, tendremos que ir a la columna del grupo de anuncios, y hacer clic en el icono que tiene tres barritas verticales, y nos aparecerán las columnas informativas que están activas y las que podemos activar.

Las columnas que vamos a actiar para cerciorarnos de que el costo elevado del CPC es la causa de nuestras pérdidas, activaremos:

En la pestaña de rendimiento, la de «posición media».

En la pestaña de valores de la competencia «% de impresiones perdidas de búsqueda (presupuesto)», aquí se nos avisa de las pérdidas por falta de presupuesto, e «% de impresiones perdidas de búsqueda (clasificación)».

En la pestaña de conversiones activaremos «conversiones», «coste/conv.» y «tasa de conversión».

Después haremos clic en «Guardar y aplicar».

Paso 2 – Que la campaña sea relevante

EL segundo tramo que transitará nuestra campaña es el de la relevancia. Para saber si estamos alcanzando un buen porcentaje de clics respecto a las impresiones (CTR), tendremos que saber si este es alto o bajo.

Es complejo saber cuál es la cifra óptima de CTR, pero podemos hacernos una idea de si nuestros anuncios están funcionando o no si tenemos en consideración cuántos anuncios están compitiendo contra los nuestros:

  • Si hay poca competencia en el sector, un 10%-15% de CTR podría ser una buena cifra.
  • Si, en cambio, hay un nivel de  competencia considerable, un 3% de CTR implicaría que estamos despertando interés en los usuarios.

Es muy aconsejable:

  • Tener dos anuncios compitiendo entre sí.
  • Revisar cada cierto tiempo cuál está funcionando mejor en cada grupo
  • No dejar de crear y mejorar, teniendo como referencia al que mejor CTR tenga.

También debemos vigilar de vez en cuando el informe de los «Términos de búsqueda», que se encuentra en la pestaña de palabras clave, a la izquierda de la pantalla.

De esta forma podremos conocer qué búsquedas han sido las que han activado nuestros anuncios.

Aquí podemos ir añadiendo palabras clave en función de los términos que veamos que el usuario ha introducido y que nos veamos que generan un buen CTR, o desechar, bien del todo, o al saco de las keywords negativas, las que veamos que no nos convienen.

Otra forma de conseguir nuevas keywords es «reutilizando» Keyword Planner; partiendo de las palabras clave que ya tenemos, y de un estudio de la competencia.

Paso 3 – Que la campaña genere conversiones

He aquí el «destino final» de la campaña, las conversiones. Para saber si estamos generando conversiones debemos vigilar el CTR más la tasa de conversión.

Debemos dejar que pase algo más de tiempo para observar cuáles están funcionando.

Hay que tener en cuenta que a veces hay keywords o anuncios que tienen un CTR menor, pero una mayor tasa de conversión.

En este caso, lo que tendremos que observar es si nuestro gasto está siendo desmesurado, o el esperado.

También podemos saber para qué segmentos están funcionando nuestros anuncios y para quién no, a fin de poder decirle a Google Ads a qué personas mostrarle los anuncios (y subir la puja para ellas), y a cuáles no hacerlo, en qué días, dispositivos, ubicaciones, etc., mostrarlos.

Y cuando hayamos acumulado unas 20-30 conversiones en menos de un mes podremos activar la estrategia de puja de CPC mejorado, (desde configuración), para que Google Ads, con las estadísticas ya por delante, puje automáticamente en los momentos en los que crea que tenemos más posibilidades de conversión.

Claves para sacarle el máximo partido a tu presupuesto

A modo de resumen, después de tan amplio tutorial, veamos por última vez qué debemos tener en cuenta para no perder ni un solo céntimo de nuestro presupuesto:

  • Que nuestra landing page esté optimizada y absolutamente preparada para la recepción de nuestros potenciales clientes.
  • Que hemos de ser escrupulosos y cautos con la configuración de nuestras campañas.
  • Que debemos utilizar keywords que denoten voluntad de compra.
  • Que no tenemos que usar concordancias amplias de frase.
  • Que cuantas más keywords negativas (siendo consecuentes), menos probabilidades de que entren a nuestro sitio únicamente a husmear.
  • Mantener nuestras campañas en revisión y mejora continua.

Con todos estos consejos seguro que consigues que las ventas de nuestro negocio crezcan considerablemente gracias a Google Ads, y es que, como hemos podido ver, sus posibilidades son inmensas.

Trucos y consejos Google Ads (Adwords)
Trucos y consejos para Google Ads (Adwords)

FUENTES

  • Adveischool
  • Disruptive
  • Word Stream
  • Bee Botche
  • Simply Business
  • SMB Clix

_ Te asesoramos sin compromiso _

Presupuesto diseño web​ ¿Tienes un proyecto en mente? Cuéntanoslo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *