985 331 381 · 620 062 376 ···
Cómo hacer intercambio de enlaces sin que nos penalicen [Guía]

El intercambio de enlaces es una práctica poco recomendada pero muy efectiva a la hora de conseguir posicionar nuestro sitio. Nos permite potenciar no sólo la cantidad de lectores sino también llegar a espacios que de otra forma nos resultarían imposibles; lo que puede colaborar muy positivamente con el rendimiento de nuestro sitio. Pero, ¡y todo hay que decirlo! A Google no le gusta nada esta estrategia.

Esto se debe a que durante mucho tiempo fue utilizada para obtener beneficios de forma tramposa; por eso, si no la realizamos con lucidez, podría ser una decisión perjudicial para nuestro sitio. De todas formas, no te preocupes, podrías aprovecharte de este tipo de acuerdos entre webs tomando algunas precauciones y sin pasarte de listo, consiguiendo aumentar notablemente el rendimiento de tu sitio.

¿Sabías que existen maneras de intercambiar enlaces sin que Google nos penalice? Aquí te contamos algunos secretos de esta estrategia.

¿Qué es un intercambio de enlaces?

Si algo sabemos a esta altura es que las prácticas que mejor funcionan en lo que respecta al posicionamiento y la visibilidad son aquellas que nos permiten interactuar con otras personas que se dedican a lo mismo. Como reza el popular dicho: «La unión hace la fuerza». Ahora bien, existen muchas maneras de estrechar lazos con otros desarrolladores web, pero seguramente el intercambio de enlaces es una de las prácticas más interesantes; tan interesante como peligrosa. Esto se debe a que no es precisamente algo que Google valore positivamente y para que funcione y no nos penalicen debemos hacerlo con muchísima cautela y eficiencia.

Pero para que nos entendamos mejor, volveremos al principio; para comenzar definiendo qué es el intercambio de links y en qué situaciones es conveniente realizarlo y cuándo podría ser perjudicial para nuestro trabajo.

El intercambio de enlaces es un trato a realizarse entre los dueños de dos dominios en el que cada uno coloca en su sitio un enlace a la web del otro. De este modo, se puede efectuar un cruce de lectores y una divulgación del contenido de cada sitio fuera de los canales de difusión habituales.

Es importante señalar que siempre una de las partes pierde. Y seguramente tendrás tus dudas acerca de si debes realizarle la propuesta a un sitio con más tráfico y popularidad que el tuyo, pensando que no podría beneficiarse de un intercambio contigo. Sin embargo, no todo tiene que ver con números y estadísticas en este escenario, muchas veces, el beneficio puede ser invisible y siempre un intercambio de enlaces puede beneficiarnos de alguna forma. Por eso, aunque sepas que tu sitio tiene menos movimiento que aquel con el que te interesaría hacer intercambio, no dejes de intentarlo, porque igual te sorprendes. Si tienes buen contenido y trabajas duro, seguramente podrás conseguir interesantes intercambios de links.

Qué es el linkbuilding

Descríbenos qué necesitas y te enviaremos un presupuesto en 48 horas.

He leído y acepto a política de privacidad

¿Para qué sirve intercambiar links?

Si quieres mejorar el posicionamiento de tu blog apostar por el intercambio de enlaces SEO puede ser una excelente estrategia.

Entre los beneficios que percibirás se encuentran los siguientes:

Conseguir enlaces auténticos. Es una forma distinta de conseguir estar en más sitios a la vez y cumpliendo las normas legales, para evitar que Google te penalice.

Llegar a potenciales clientes. Conseguirás enlaces que no podrán tener tus competidores y que te permitirán conseguir más lectores y visibilidad.

Compartir creatividad. También el intercambio de enlaces te permitirá estrechar lazos con gente que está en el mismo barco y formar parte de una red solidaria de creadores.

¿Es mala práctica en SEO?

El intercambio de enlaces es algo antiquísimo y en el pasado era una práctica totalmente legal. Era muy común, por ejemplo, que los sitios tuvieran un apartado de “Páginas recomendadas”, en el que aparecía una larga lista de nombres de sitios o banners con sus respectivos enlaces.

Con el tiempo, Google eliminó esta práctica porque modificaba considerablemente los resultados de las búsquedas y era muy difícil de controlar por su parte; puesto que muchos sitios tenían una cantidad indiscriminada de enlaces y conseguían mejorar su posicionamiento web a fuerza de links pero no de contenido. Por eso ha decidido censurarlo.

Así que, digamos que en la actualidad esta práctica está prohibida en las normas de Google, aunque si tomamos ciertas precauciones podemos hacerlo sin que nos penalicen por ello. Y de eso se trata este artículo, de darte consejos para que puedas hacerlo correctamente.

Infografía de linkbuilding

Cómo realizar correctamente un intercambio de enlaces SIN SER PENALIZADO [GUÍA]

Para evitar que Google se de cuenta de que estás realizando intercambio de enlaces, lo que puedes hacer es insertarlos sutilmente en tu sitio, y apostar por enlaces que verdaderamente puedan serte útiles, y que no estén vinculados a webs maliciosas. Aquí te contamos cómo hacerlo.

Intenta evitar los intercambios directos

Es importante señalar que los enlaces de intercambio nunca deben hacerse desde la web principal, porque esto puede perjudicarnos y hacernos perder visibilidad. Esto significa que para conseguir enlazar a la web de la que quieres recibir beneficios, te conviene hacerlo mediante el “salto de enlaces”; que consiste en enlazar desde un segundo dominio, que tenga menos importancia para ti, y desde allí enlazar con tu web principal, para darle toda la fuerza a dicho enlace. De este modo, no pones en riesgo tu sitio.

Lo ideal sería que ambas partes involucradas en el intercambio de links realizaran este trato a través de dominios secundarios; para que, en caso de que Google consiguiera rastrear los enlaces, no tuviera razones para penalizarlos. En el caso de que ambos tengan un solo dominio, la idea sería buscar formas de evitar el cruce directo. Es decir, que los enlaces se efectuaran desde distintas páginas (que la página de tu sitio de la que parte el enlace sea distinta de la página suya en la que enlaza tu web). Así habrá menos posibilidades de que Google rastree la trampa.

Cuida la velocidad y el tiempo en el intercambio de links

Espaciar el tiempo entre enlaces es una buena forma de practicar la sutileza en el intercambio de enlaces. Si en todos tus artículos enlazas con una misma web darás de qué pensar a Google. La mejor forma de hacer un intercambio eficiente de enlaces es procurando demostrar naturalidad. Espaciar los enlaces en el tiempo puede ser una forma de pasar desapercibido. Esto significa que si hoy una web enlaza con tu portal, puedes devolverle el enlace dentro de una o dos semanas, para evitar que Google dude de la legitimidad de ambos enlaces.

Evita las granjas de enlaces o listado

Esta es otra precaución fundamental a tener en cuenta en el intercambio de enlaces. Existen webs que sirven para almacenar largas listas de direcciones y que se favorecen de estos enlaces para ganar visibilidad. Pero su beneficio podría ser perjudicial para nosotros. Por un lado porque Google podría pensar que estamos intentando hacer trampa y podría penalizarnos; por otro, porque el valor de nuestro enlace en estos directorios web será muy bajo porque nos corresponderá una mínima fracción del valor total de la página (te lo explicamos mejor en el punto de las webs spameadas). Por tanto, no sólo es una práctica peligrosa sino que, además, no es efectiva.

Apuesta siempre por enlaces contextuales

Recuerda que no se trata de conseguir miles de enlaces sino de que los que consigas sean eficientes. Para ello debes tener en cuenta que es muy importante que los enlaces sean contextuales, es decir, que se hallen vinculados con tu temática. De nada te sirve aparecer en un artículo de restaurantes (por popular que sea este nicho) si tu blog es de biología o literatura. Por esta razón es fundamental que no aceptes un intercambio en una página que no tenga nada que ver con tu tema, porque por ese camino no vas a conseguir lectores ni vas a estar vinculado a personas que estén en tu misma órbita, a la vez que tampoco para Google ese enlace será de calidad a la hora de mejorar tu posicionamiento.

Aléjate de las webs spammeadas

Evita realizar intercambio de enlaces con sitios que tienen fama de crear contenido spam, porque seguramente a Google no le gustará y descubrirá la trampa. Del mismo modo, evita que te metan en páginas granja o listados, del tipo “los mejores blogs de literatura”. Porque lo que tú recibes es un enlace sucio de su parte, mientras que ellos están sacando un enlace limpio de tu sitio.

¿Cómo puedes saber cuán valioso es el enlace? Pues es muy fácil. El valor de un enlace se calcula tomando en cuenta el valor de la página y dividiéndolo por la cantidad de enlaces que incorpora. Si una página tiene un valor de 100 y contiene 50 enlaces, cada uno de ellos tendrá un valor de 2. Esto significa que cuanto mayor sea el número de enlaces, menor será el valor de cada uno y menos interesante será ese enlace para ti. Así que intenta estar atento y evita este tipo de tratos que no te beneficiarán en nada.

Inclínate por enlaces de tu misma temática

Tómate tu tiempo para buscar intercambios útiles. No nos sirven de nada los enlaces desde sitios que no tienen que ver con nuestra temática. Por esta razón, procura buscar intercambios con gente que trabaje dentro del mismo nicho. Quizá éste sea uno de los consejos fundamentales a la hora de efectuar esta práctica; puesto que el intercambio de enlaces debe perseguir la fidelización de clientes, y para ello debes intentar llegar a aquellas personas que puedan estar interesadas en tu temática.

Infografia de estrategia linkbuilding

Cómo esquivar ser penalizado por Google en un intercambio de links

Como ya lo sabrás a esta altura, a la hora de planificar nuestro contenido y movimientos, es fundamental plantear una buena estrategia SEO y seguirla a raja tabla. A la hora de intercambiar enlaces con otros sitios, por lo tanto, es muy importante estar despiertos, investigar y pensar bien con quién podemos realizar esta práctica y cuáles son los beneficios que pueden derivar en mejor posicionamiento de nuestro sitio.

Si tienes pensado realzar el intercambio de enlaces observa lo que hacen tus competidores, la forma en la que ellos trabajan este tipo de estrategias y trata de imitarlos. Si ellos se están beneficiando con el intercambio y tú no realizas esta estrategia, tienes menos posibilidades de alcanzarlos. Pero si decides unirte a este “juego” debes hacerlo con cabeza y sin olvidarte de que Google estará muy atento a cualquier anomalía repentina y podría penalizarte si no has sido del todo cauto.

Debes saber también que si te mantienes en un porcentaje bajo de enlaces realizados a través del intercambio, no tendrás problema alguno con Google. Hasta un 15% de enlaces de este tipo no son sancionados por el inquisidor. Así que, respira profundamente, y prepara una estrategia sólida que te permita alcanzar una mayor visibilidad y convertirte en una verdadera competencia para tus adversarios haciendo un buen intercambio de enlaces.

Si bien una de las estrategias ideales para el intercambio de enlaces es lanzar una campaña de Adsense a través de las redes sociales, el intercambio de enlaces con otros blogs o sitios de la misma temática es otra alternativa que puede resultarte útil. Por eso nos parecía necesario preparar una guía detallada que pudiera servirte de faro para realizar adecuadamente esta estrategia, evitando que Google te penalice. ¿Te ha servido este artículo? ¿Has realizado ya este tipo de intercambio con buenos resultados?

Fuentes : Graphs.net, Adveischool

¿TE GUSTA EL ARTÍCULO?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1 Votos - Promedio: 5,00 de 5
Cargando...