985 331 381 · 620 062 376 ···
Acortadores URL: ¿Qué son y para que se utilizan?

En el mundo online actual se deben aprovechar todos los recursos a nuestro alcance para obtener el máximo rendimiento. Entre las herramientas a las que podemos acudir descubrimos muchas muy variadas y muy útiles, por ejemplo, los acortadores URL. ¿Sabes qué son y cómo los puedes aprovechar en tu beneficio? Pues disfruta de este contenido porque aquí vamos a explicar hasta el más mínimo detalle. ¡Comenzamos!

¿Qué es un acortador de URL? ¿Cuándo, cómo y por qué usarlo?

El uso de acortadores de URL es una técnica que consiste en reducir el tamaño de las direcciones de las páginas web para que los links puedan adjuntarse en el menor espacio posible y con un menor número de caracteres.

Esta técnica y su subsiguientes herramientas surgieron a comienzos de siglo, con la llegada de redes sociales como Twitter o Indenti.ca, que limitaban el número de caracteres que se podían usar en cada mensaje o publicación.

Los acortadores de URL son, hoy en día, herramientas extraordinariamente útiles a la hora de compartir la información a través de los social media, sobre todo en las redes de microblogging, donde la cantidad de caracteres que se pueden utilizar está muy limitada, como hemos comentado.

Aparte de favorecer la difusión de los contenidos en las redes sociales, los acortadores URL tienen más ventajas, como vamos a ir viendo a continuación. Por ejemplo, facilitan estadísticas interesantes para los bloggers o webmasters, que difunden los contenidos por medio de los enlaces. Un ejemplo del tipo de información ofrecida por los acortadores es el número de clics que se ha producido en un enlace recortado con alguna de estas herramientas.

Los acortadores de URL, acrónimo de Uniform Resource Locator, emplean una clave primaria asociada al dominio superior. De esta forma, cada una de las direcciones reducidas pertenece a un solo sitio en la red, pasando a convertirse en distintivos únicos para cada una de las páginas.

Las direcciones acortadas pueden serlo “de base 36” o “de base 62”. En el primer caso, se emplean combinaciones de 26 letras y 10 números. En el segundo caso, además de utilizar el mismo sistema, se distinguen las letras de caja alta y baja.

¿Qué es un acortador de URL personalizado?

El resultado de acortar un URL es, por lo general, de carácter aleatorio, aunque también es posible crear ordenaciones personalizadas en las que, por ejemplo, se incluyan palabras clave.

    Descríbenos qué necesitas y te enviaremos un presupuesto en 48 horas.

    He leído y acepto a política de privacidad

    La popularidad y la utilidad de los acortadores son indudables. Este es un recurso que se empleaba por necesidad hace unos años con el objetivo de reducir direcciones interminables, pero pronto se convirtió en tendencia. En la actualidad, casi todas las plataformas (WordPress, Flickr, Google…) tienen sus propios “reductores” URL relativamente personalizados. No obstante, existen herramientas, siempre de pago o freemium, que acortan links y ofrecen URL cortas para nuestro propio beneficio.

    Breve historia de los acortadores de URL

    Como el propio nombre de la herramienta que ocupa el contenido de este texto, la historia de los acortadores URL es igualmente corta. Para encontrar su origen nos tenemos que marchar hasta el año 2002.

    De pronto, muchos expertos se encontraron con la necesidad de recortar las direcciones de sus post y webs, ya que tenían que lidiar con URLs terriblemente largas y complejas. Hecho que se convertía en un problema grave para muchos de ellos.

    ¿La solución? Fue Kevin Gilbertson, conocido entre sus amigos como Gilby, el primero en acortar la URL con una herramienta llamada TinyURL.

    Resulta curioso saber que Kevin Gilbertson no tenía planes especialmente importantes para la herramienta que había creado. Sencillamente quería mejorar la experiencia de los usuarios que se veían obligados a trabajar con URLs excesivamente largas y complejas.

    Sin duda, este muchacho no tenía sospecha de lo que su herramienta para crear short links iba a generar. De hecho, en la actualidad es utilizada por millones de usuarios. Tanto que él mismo dijo en declaraciones a la revista Wired que ‘fue una buena y simple idea que es útil para un montón de gente’. Un tipo sencillo el bueno de Gilby.

    Breve historia de los acortadores de url

    ¿Qué puede hacer un acortador de URL?

    El simple hecho de acortar una URL es poca cosa si lo comparamos con lo que de verdad puede hacer un acortador de links. Así pues, veamos brevemente todas las funciones disponibles gracias a estas potentes herramientas.

    Enmascaramiento de enlaces

    Es una de las funciones principales de los acortadores URL. Enmascararlos puede ser útil por diversos motivos, por ejemplo:

    1. Por estética. Un enlace regular puede ser estéticamente desagradable o demasiado largo e incómodo de ver y leer. Recortado es más atractivo de cara al público en general.
    2. Distribución y memorización. Además, ayuda a memorizar la URL si fuera necesaria, por ejemplo, para webs de revistas y publicaciones.
    3. Ocultación de URL. También funciona como una especie de redirección, por lo que oculta la web de destino final del enlace. Esta labor puede ser preocupante en algunos casos, ya que la usan mucho los creadores de malware para confundir a los usuarios.
    4. Escondido de la URL intermedia. Es decir, redirige a un link en el que se muestra información sensible, publicitaria o que tal vez dé algún tipo de fallo de seguridad.

    Acortamiento del enlace

    El acortamiento de un enlace ayuda a ahorrar caracteres en las publicaciones. Recordemos que, mientras que redes sociales como Facebook o Instagram permiten un uso bastante extenso del texto escrito, igual que hace LinkedIn, por ejemplo, otras como Twitter muestran una limitación notable a la hora de explicar el contenido del link al que vamos a redireccionar.

    Twitter permite un máximo de 280 caracteres. Recordemos que antaño, en sus inicios, fueron solo 140. Dado que es una red social con más de 300 millones de usuarios, la mayoría de ellos muy activos, queda claro que acortar la URL es un trabajo vital para poder añadir contenido importante.

    Algunos enlaces pueden llegar a ocupar varias líneas de texto e incluso son tan extensos que podrán alargarse durante varias decenas de caracteres. De ahí que podamos ganar espacio para la publicación y para la posible explicación con un simple acortador de URL que la enmascara y que reduce su extensión de forma notable.

    Seguimiento de enlaces

    Con los acortadores de URL también podemos hacer un seguimiento del enlace. ¿Para qué sirve? Es simple. Para obtener métricas que nos ayuden a analizar la procedencia geográfica de los clics, los usuarios más activos, el volumen de tráfico que se ha generado, las mejores fuentes de tráfico, etc.

    Link Retargeting

    Se puede aprovechar también lo que se conoce como link retargeting. Una vez hemos lanzado el enlace, al obtener información sobre los clics, podemos reenviar impactos a esos usuarios que más clican en la URL o mayor interés demuestran en nuestro producto, publicación, etc.

    Gracias al cortador de URL podemos segmentar más y mejor las campañas que se lancen para obtener mayor éxito en la consecución de objetivos.

    Rotación del enlace

    Gracias a la rotación del enlace logramos que el link cobre nueva vida. Recordemos que, publicado en una red social, la URL puede tener vigencia durante apenas unos minutos de media. En Twitter, por ejemplo, apenas llega a la media hora.

    Con la rotación, se da una segunda oportunidad, una tercera y muchas más. Se va usando a lo largo del tiempo para generar más visitas, concitar mayor atención y, por ende, más tráfico y visibilidad.

    Intercambio o cambio de enlaces

    Puedes apostar también por el intercambio de enlaces acortados para alcanzar mayor éxito. Y es que los acortadores URL no solo están disponibles para tus propios links, también puedes usar los de terceros y añadirlos a tu lista para compartir, por ejemplo, en tus redes sociales.

    Cuándo usar un acortador de URL

    Recuerda la capacidad del acortador de URL para personalizar los enlaces mejorando las llamadas a la acción usando una técnica más descriptiva. Así podrás optimizar su uso y disfrutar, por ejemplo, de opciones para programar los impactos, que ya es una posibilidad que facilitan las propias herramientas para la creación de short links.

    ¿Cuándo SÍ deberías de usar un acortador de URL?

    Un shorter URL incorpora muchas ventajas gracias a su uso. Así pues, cuando lo uses en los casos en que conviene, podrás aprovechar ciertos beneficios muy claros:

    1. Uso óptimo en la red social Twitter: dado que solo permite enviar mensajes de 280 caracteres, acortar la URL ayuda a ampliar en texto que queremos redactar.
    2. Analítica: debes utilizarlo cuando necesites una analítica lo más completa posible del comportamiento del link. Ya sea en Facebook, Twitter o cualquier otra red social o foro, las herramientas para acortar la URL ofrecen datos muy interesantes.
    3. Calidad visual: cuando tienes un link demasiado largo y con un aspecto visual poco atractivo, tanto que pueda afectar negativamente a su productividad, es necesario contar con estos acortadores URL para dar un nuevo toque y una mejora sustancial.
    4. Personalización: ya hemos comentado la posibilidad de personalizar. Si tienes un proyecto con una marcada línea personal o visual, tanto que quieres una completa personalización de todo cuanto se publica, el acortador de URL será un aliado importante.
    5. Análisis de la competencia: si necesitas realizar un completo análisis de la competencia, un recortador de URL es una herramienta interesante para ver la popularidad social y los clics que tiene un enlace determinado, incluso antes de ser publicado. Así podremos comparar nuestro proyecto con otros similares con los que competimos directamente.

    ¿Cuándo NO deberías de usar un acortador de URL?

    También existen casos en los que no se recomienda el uso de acortadores de URLs. No todo es positivo con estas herramientas. Por eso queremos que sepas cuándo deberías desechar su utilización:

    1. Vida corta… o no: desde que los acortadores se pusieron de moda, muchos softwares y apps han cerrado, siendo ahora dominios que ofrecen servicios para adultos. Quiere decir que esas URLs creadas ya no funcionan. Tenlo en cuenta cuando elijas un recortador de links concreto. En breve veremos algunos de los más interesantes en activo.
    2. Desconfianza: un acortador de enlaces también puede generar desconfianza en cierto tipo de usuarios. Si tu proyecto se basa en la confianza con el cliente, no los utilices, o usa solo los más famosos, ya que sus recortes han logrado ser familiares entre un buen número de usuarios.
    3. SPAM: si usas el dominio de una herramienta que se considera spam, todos los enlaces serán spam. Ojo, si vives de tu imagen de marca en redes sociales, esto podría ser contraproducente.

    Los mejores acortadores de URL y cómo elegir el correcto

    Acortadores URL hay decenas, tal vez centenares. ¿Cuáles son los más interesantes? Veamos un breve listado con algunos de los que consideramos prioritarios:

    1. Bit.ly. Es el más extendido. Realmente interesante por sus muchas funciones.
    2. X.co. De reciente creación.
    3. Ow.ly. Relacionado con Hootsuite, una herramienta básica de marketing online.
    4. TinyURL. Es de manejo sencillo y no requiere registro.
    5. URL Shortener by Zapier. Gracias a su alto nivel de automatización es un acortador de URL realmente cómodo.
    6. Is.Gd. Una buena opción con aspectos muy positivos para acortar URLs.
    7. Encurtador Acortador. Otra herramienta para acortar la URL de forma cómoda.
    8. Yourls. Otro de los acortadores de links que ofrecen interesantes herramientas con un procedimiento bastante peculiar.
    9. Rebrandly. Muy interesante por su alta capacidad para personalizar la URL corta.
    10. T2Mio. Un servicio muy completo con una interfaz bastante instintiva.
    11. Bl.ink. es de pago, pero útil para empresas que quieren acortar una URL de forma personalizada e incorporando más funciones.

    De todos estos, y muchos más que existen, ¿cómo elegir el correcto? Todo va a depender de tus necesidades concretas, de tu presupuesto y de la finalidad que busques. El más usado es Bit.ly por ser freemium, aunque otros como Bl.ink son útiles para empresas con presupuesto holgado.

    Acortadores URLs

    Acortamiento de URL: Errores a evitar y formas de sacar el máximo provecho de sus enlaces

    Cuanto más puedas personalizar una URL acortada, más beneficios extraerás de estas herramientas. Ahora bien, cuidado con los abusos, sobre todo cuando usas herramientas que, en realidad, recortan links y a su vez añaden publicidad. Muchas redes sociales directamente los consideran spam.

    Para sacar el máximo provecho, es mejor contratar un servicio de cortador de URL de pago. Así personalizarás todas las funciones y, además, obtendrás datos realmente interesantes.

    Luego, recuerda conocer bien cada herramienta. Por ejemplo, en Bit.ly, si añades el signo + al final del link acortado, puedes obtener el número de clics recibidos en ese enlace. ¿Para qué sirve? Para analizar también la cantidad de tráfico que ha recibido una URL de la competencia, por ejemplo.

    No sabemos con exactitud si las URLs cortas transmiten algún tipo de autoridad notable al link en sí mismo. De momento no disponemos de muchos estudios al respecto y, por lo poco que se sabe, además de poder analizar el funcionamiento y los clics, no tenemos todavía grandes conocimientos, aunque algo se va descubriendo.

    Es decir, es una herramienta muy utilizada a nivel mundial. De hecho, más de 15 millones de links acortados se publican cada año y, de hecho, la cifra no deja de crecer.

    Eso sí, más allá de estudios y demás, el 70% de los links cortos publicados son enlaces dofollow, de ahí que sí que transmitan cierta autoridad al dominio, por lo que su uso sigue siendo aconsejable en este sentido.

    Conclusiones

    Los acortadores URL no son una moda pasajera. De hecho, entre todos los millones de usuarios que los utilizamos a diario hemos logrado que ganen en autoridad y en eficiencia. Por eso es recomendable aprovechar al máximo las posibilidades de los short links y los enlaces recortados.

    Fuentes : Neetwork Business School, ISECAP (Instituto Superior de Enseñanza y Capacitación Profesional), Rebrandly

    ¿TE GUSTA EL ARTÍCULO?
    1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
    0 Votos - Promedio: 0,00 de 5
    Cargando...