Manual de identidad corporativa: Qué es y cómo desarrollar uno [Guía]

Manual de identidad corporativa: Qué es y cómo desarrollar una [Guía]

Tabla de Contenidos

Quizás ya hayas oído hablar sobre los manuales de identidad corporativa, y es posible que te estés preguntando en estos momentos acerca de su utilidad. Si bien es cierto que muchas empresas subestiman la utilidad de crear de un manual de diseño de identidad corporativa, todas aquellas que han alcanzado el éxito, sea dentro del ámbito que sea, se han servido, y se sirven de uno.

Marcas como Coca Cola, Starbucks o Zara, entre otras, han llegado hasta lo más alto gracias a esta herramienta que podemos considerarla la mejor para conseguir una marca coherente que logre alcanzar los objetivos que se haya propuesto. Pero ¿para qué sirve realmente un manual de identidad corporativa? Pues el primero de ellos es evitar cometer errores y ahorrar tiempo.

Cometer errores es fácil cuando no se tiene claro el uso de los elementos visuales de la marca. Esto puede perjudicarla y hacer que todo el tiempo que se ha invertido en ella se vaya al traste. Pero es que, además, un manual de estas características permite una mayor consistencia en las comunicaciones. Así, si hay un negocio que quiere promover una marca en particular, lo hará teniendo un manual claro para saber qué hacer en cada aspecto. Así, no se tendrán dudas y la imagen de marca no se verá perjudicada.

En este último punto conviene hacer énfasis. Independientemente de que sea una sola la persona que lleva una empresa como otra más grande, tener un manual a mano resulta fundamental. Esto es como todo. ¿Verdad que cuando tenemos una duda sobre una palabra recurrimos al diccionario? Pues con las marcas ocurre lo mismo. Por lo tanto, ya puedes ir haciéndote una idea de la importancia que tiene un manual de identidad corporativa, pero vamos a descubrir más sobre él.

Manual de identidad corporativa

Manual de identidad corporativa: ¿Qué es?

Un manual de identidad corporativa es un documento en el que se recopilan los elementos gráficos de una marca, la tuya, que sean más relevantes. Además, también hay explicaciones sobre cómo deben aplicarse tanto físicamente como en Internet. Así que en el manual aparecerán los colores de marca, las tipografías, tu propio logotipo… Todo lo visual.

De esta forma, el manual de identidad corporativa permite que con solo un vistazo queden claros cómo interaccionan los diferentes elementos gráficos para crear una imagen coherente y consistente. Para que sea todavía más ilustrativo, conviene que haya ejemplos: cómo debería verse el logotipo, los diferentes elementos gráficos (tipografías, color).

Todos estos ejemplos estarán orientados tanto al plano digital como al físico. Nos referimos a las tarjetas de presentación o a los carteles publicitarios, en el caso de este último, o a los banners de las páginas webs o imágenes que pueden aparecer en las redes sociales en el caso del plano digital. Así tu manual estará completo y garantizará que se sigan unas instrucciones claras para que la marca no se muestre incoherente y confunda a los clientes.

Cómo  crear un manual de identidad corporativa que mejore tus comunicaciones

Para crear un manual de estas características que logre mejorar las comunicaciones corporativas es fundamental tener en cuenta algunos puntos que no debes pasar por alto. A continuación, te los exponemos en el orden en el que deberían ir para que el resultado sea el mejor. Al final, tener un manual de identidad corporativa es algo fundamental, un elemento indispensable.

1. Historia de la marca, misión y visión

Lo primero que debe contener un manual es la historia de tu empresa y los valores sobre los cuales trabaja. Puede ser de utilidad responder a preguntas sobre ¿de qué va tu negocio? o ¿cuál es su filosofía? No será fácil, y esto es algo de lo que te darás cuenta cuando te pongas a ello. Eso sí, cuando consigas terminar este punto te darás cuenta de lo que hace a tu marca especial.

2. Logotipos y marcas

Este apartado es muy importante, ya que deberás poner el diseño del logotipo de tu marca en una cuadrícula y con unas dimensiones concretas. De esta forma, cuando se utilice en los diferentes medios (físicos o digitales) no se deformará. Pero, ten en cuenta lo siguiente:

  • Logotipo: incluye tu logotipo original y brinda una breve explicación sobre el mismo. Después, detalla sus proporciones y medidas para que se vea siempre con gran calidad independientemente de si su tamaño se aumenta o se reduce.
  • Colores: toda la información sobre los colores que utilices para tu logo es fundamental. Así que recurre al Pantone para especificar el código de cada color. También debes tener en cuenta las variaciones cromáticas en este punto, pues con algunos fondos el logo puede variar.
  • Usos no permitidos del logo: este apartado es muy importante, ya que hay ciertos usos que pueden echar por tierra todo el trabajo de marca. Por ejemplo, que el logo se utilice con unas proporciones o colores incorrectos.

Con todo esto, también deberías tener en cuenta los elementos que pueden estar alrededor del logo y que lo pueden contaminar, los tamaños mínimos permitidos sin que esto interfiera en la legibilidad de tu marca y las variaciones (por ejemplo, el formato vertical u horizontal). Especificar todo esto evitará dudas, malentendidos y problemas. Es tedioso, sí, pero así se construye un buen manual de identidad corporativo cuyas ventajas van a ser enormes a corto plazo.

3. Paleta de colores

Tu paleta de colores es diferente a la de la competencia y esto es algo que debe quedar claro en tu manual de identidad corporativa. Usar los códigos exactos que te brinde el Pantone es importante para evitar que cuando terceros utilicen tu imagen cometan errores. Recuerda que este manual es una herramienta fundamental, una guía para catapultar tu marca al éxito.

Pero seguro que hay algo que no sabes sobre los códigos Pantone y es que al especificarlos en tu manual de identidad corporativa te aseguras de que tanto impreso como digital el color es exactamente el mismo. Hay colores como el lima o el rojo anaranjado que pueden ser difíciles de reproducir con exactitud si no se cuenta con un manual como este. Tenlo en cuenta.

4. Tipografía (selección de fuentes)

La tipografía es igual de importante que el color y el logotipo, elementos de los que ya hemos hablado. Por lo tanto, también debe estar correctamente especificada en tu manual. Define bien las fuentes que utilizas, ya que luego hay algunas que se parecen, pero que no son iguales. Aunque parezca que no se note, puede hacer que tu marca pierda toda credibilidad.

Además de exponer las fuentes para la tipografía, también hay que especificar su tamaño. Este puede ser distinto si se usa en web, papelería u otros. Si lleva color, cursiva, sombreado o cualquier otro elemento, también es indispensable detallarlo.

5. Imágenes (fotografías e ilustraciones)

Las imágenes utilizadas en cada marca tienen una serie de características que también hay que definir. Por ejemplo, ¿qué imagen se utiliza para crear el fondo? y ¿qué conjunto de iconos logran expresar las ideas de marca? Pues estas son preguntas a las que debes responder tu manual de identidad corporativa donde deben aparecer fotografías e ilustraciones como ejemplos.

Como puedes darte cuenta, los ejemplos son fundamentales en un manual de estas características y es que es esto lo que lo caracteriza. Tiene que ser fácil de ver y entender, sin que haya demasiado texto. Pero de esto ya hablaremos más adelante, ahora vamos con la voz y el tono.

6. Voz y tono

En cualquier manual de identidad corporativa algo que no puede faltar es el uso de una voz y de un tono adecuados. Para ello, hay un primer paso muy importante que no te puedes saltar: definir a tu público objetivo. ¿A quién te vas a dirigir? es la pregunta que deberías hacerte. Si ya tienes la respuesta es el momento de que definas tu propia voz y tono. Te damos algunos consejos.

  • El mensaje debe ser igual: esto quiere decir que no debes usar una voz y un tono diferente según el formato. Ten en cuenta que tu imagen corporativa debe ser coherente y no confundir.
  • Haber definido los valores de tu marca te ayudará: anteriormente hablamos de los valores y es que ahora puedes volver a apoyarte en ellos para definir la voz y el tono de tu marca.
  • Los pronombres personales: solo existen dos pronombres personales para que tu marca se refiera a tus clientes: o «tú» o «usted». Si buscas cercanía, mejor el primero. Pero, tal vez, sea «usted» el uso más adecuado para tu identidad corporativa.

Ejemplos de manuales de identidad corporativa exitosos

Ahora sabes mucho más que antes sobre la importancia que tiene un manual de identidad corporativa, pero es importante ver ejemplos en la vida real. Algunas de las marcas que a continuación exponemos seguro que las conoces. Te darán la inspiración que necesitas para crear tu propio manual.

Zara

Zara es un ejemplo muy actual de reinvención de la identidad corporativa. Su logo se ha modernizado huyendo de la sencillez. El objetivo ha sido dotar de más personalidad a la marca, ya que la tipografía que utilizaba no la diferenciaba nada de otras. Con formas más curvas, más espirales… Para que veas que un manual de identidad corporativa se puede cambiar, modificar, probar.

Coca Cola

Si te fijas en Coca Cola, su manual de identidad corporativa es muy simple y el uso de los colores de la marca predominan por todas partes. El texto es el justo y necesario, van al grano, a lo esencial. Así que lo puedes tener en cuenta para tu propio manual, ¿a qué te apetece una Coca Cola muy fresca ahora mismo? Eso es porque está muy bien hecho.

Apple

Apple es una de las marcas que debe formar parte de los ejemplos de diseño de branding corporativo. Se trata de algo sencillo, minimalista y elegante, justo lo que caracteriza a los productos Apple. Pero hay algo también muy sonado, la capacidad de reinventarse. Recuerda cuando el logo adquirió los colores del arcoíris o cuando estuvo azul en su etapa vinculada a Eroski.

Nike

Si accedes al manual de identidad corporativa de Nike también podrás ver muy bien definidos los colores de la marca. Además, puedes comprobar cómo se encuentran los diferentes puntos que deben estar presentes en un buen manual expuestos en un orden coherente. Qué decir de incluir fotografías de personas como Rada Nadal. Como ves, todo gira en torno a la identidad corporativa.

Starbucks

Ponemos punto y final con Starbucks y su manual de identidad corporativa. De nuevo, tenemos los logos de la marca, en cada página pueden ver los cafés, el diseño, el Pantone, incluso la propia creación de la ropa de los trabajadores. Se trata de un manual muy completo que también puedes tener en cuenta para la creación del tuyo propio. Apetece un café ahora, ¿verdad?

Conclusión

Como has podido darte cuenta, a pesar de todos los puntos y requisitos que debes tener en cuenta en el momento de elaborar tu manual de identidad corporativa, lo que se busca es lo visual. El texto debe ser el justo y necesario, pues el objetivo es ir al grano. Un manual claro, que no deje lugar a dudas y que permita crear una imagen de marca coherente. ¿A qué esperas para ponerte manos a la obra? Si te parece difícil, en nuestra agencia te podemos echar una mano.

Fuentes : Karensalas.com, eclipseeventos.com, Marco Creativo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *